26/09/2020

‘Amarás al prójimo’, o el martirio de un cura gay

10 octubre, 2014

Malgoska Szumowska.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo esperas que se reciba tu película en España?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ Va a ser interesante ver cómo reacciona una sociedad que sigue tan conectada con la Iglesia católica. Creo que así el debate y las emociones que pueda generar son más intensos. Lo que no siento en absoluto es miedo ante las posibles reacciones.

SHANGAY ⇒ ¿Era uno de tus objetivo generar un debate en torno a cómo se gestiona la homosexualidad de algunos miembros de la Iglesia católica?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ Lo que más me interesaba era contar una historia de amor, y reflejar los sentimientos del sacerdote que la vive. También reflejar la naturaleza que le envuelve, la sexualidad que le motiva… Lo que nunca quise fue juzgar al personaje, ni generalizar. En Polonia se quiso manipular el mensaje de mi película, sugiriendo que como no juzgo al sacerdote en cierto modo era como si no condenara la pedofilia. Creo que mi película es mucho más delicada que todo eso.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué entonces incluiste una secuencia final en la que sí te posicionas respecto a lo que ha contado la película?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ Sentí que tenía que reflejar una realidad, no podía darle la espalda. Es algo que decidí un año después del rodaje, me di cuenta de que la película resultaba demasiado neutral. La homosexualidad en la Iglesia católica y las prácticas pedófilas por parte de algunos de sus miembros es algo que está ahí, y decidí mostrar lo que opino al respecto.


“LO QUE MÁS ME INTERESABA ERA REFLEJAR LOS SENTIMIENTOS DE UN SACERDOTE QUE VIVE UNA HISTORIA DE AMOR”


SHANGAY ⇒ ¿Te inspiraste en casos reales para construir el personaje del padre Adam?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ Sí. Hice un enorme trabajo previo de investigación, el protagonista surge de dos historias reales que decidí combinar.

SHANGAY ⇒ Desde la primera secuencia muestras a los jóvenes a cargo del sacerdote de un modo muy sexy. ¿Por qué?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ Quería que el espectador sintiera esa sensualidad y vitalidad propia de los jóvenes que turban al sacerdote. Así es más fácil entenderle. Tuve largas charlas con ese maravilloso actor que es Andrzej Chyra sobre las cuestiones que tratamos en la película. Curiosamente, aun siendo polaco, él no proviene de una familia católica (yo sí, aunque hace años que no practico), así que tuve que explicarle, por ejemplo, cómo se ve el sexo en la Iglesia católica… A los dos nos sorprendió encontrar foros de sacerdotes gays que hablaban con una honestidad y una apertura de mente que no es la habitual.

¿Por qué decidió finalmente incluir una secuencia de sexo gay, si en principio no estaba en guion? Pasa página

SHANGAY ⇒ Solo hay una secuencia de sexo gay en toda la cinta, de nuevo vista a través de los ojos del sacerdote. ¿Por qué has optado por no ser excesivamente explícita?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ En un principio pensé que no era necesario mostrar sexo, que sugerir resulta más potente. De nuevo, aposté por incluir esta escena bastante después de haber terminado el rodaje.

SHANGAY ⇒ ¿Cuál ha sido la reacción de los sectores más conservadores en Polonia?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ He recibido insultos y descalificaciones, pero solo en medios de ultraderecha, con lo cual no me afectan. Han dicho que mi película es vulgar, que busca el escándalo fácil, que nada de lo que cuenta es cierto, que no existen curas homosexuales…, cosas así que no podía tomarme en serio.

SHANGAY ⇒ ¿Pretende ser esta película un instrumento para denunciar la represión sexual en la Iglesia católica?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ Sí, aunque creo que son los periodistas los que deben denunciar las injusticias, el trabajo de los artistas es otro. Está claro que mi opinión sobre el trabajo que realiza la Iglesia católica no es precisamente positiva. Es evidente que debe evolucionar, y deberían hacerlo a un ritmo más veloz, porque están al borde del colapso.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo está siendo recibida en el mundo gay?

MALGOSKA SZUMOWSKA ⇒ A raíz de ganar el Teddy [que reconoce la mejor película LGTB] en la Berlinale el año pasado ha sido programada en numerosos festivales de cine gay. Pero no me gustaría que se viera como una película gay, me parece una calificación muy artificial, sino como una cinta que habla de sexualidad reprimida, de deseo, de amor y de experiencias sexuales iniciáticas.

Más cine con contenido gay:

> El ex carmelita gay que ha visto Amarás al prójimo

> A escondidas

> El cine gay que está por venir

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.