05/06/2020

Menuda dominatrix está hecha Carmen Hierbabuena

14 enero, 2015

“Llora como una mujer lo que como hombre no supiste defender”. La madre de Boabdil no tuvo piedad con su hijo cuando este entregó las llaves de Granada a los Reyes Católicos, y Carmen Hierbabuena recupera la mítica frase para humillar a un antiguo amante en su nuevo single, Llora.

Para su nuevo vídeo, Carmen Hierbabuena ha apostado por un radical cambio de look y actitud. Ha contado con un aliado de lujo, Eduardo Casanova, mucho más centrado en su faceta como director desde que dejó de encarnar al popular personaje gay Fidel en la serie Aída. “Carmen me pidió que le dirigiera el vídeo hace año y medio”, nos ha contado Eduardo, “pero entonces no tenía tiempo. Cuando me liberé de otros trabajos por fin pudimos grabarlo”.

Casanova tiene un espíritu creativo atrevido y siempre sorprende con sus proyectos. Llora no es ninguna excepción, lo último que hubiese querido es ponerse al servicio de Carmen Hierbabuena sin más, sino que le planteó una visión clara para contar la historia de la canción en imágenes. “Habla de una mujer que le hace la vida imposible a un hombre, así que siempre imaginé ese personaje com alguien cruel”

De manera que esta Carmen poco tiene que ver con la petarda y comprometida diva gay que hemos visto en vídeos como Vente al Orgullo, y ella estuvo encantada de ponerse en manos de Eduardo y darle una vuelta a su personaje. Eduardo confiesa que ha disfrutado enormemente la experiencia. “Se atrevió a cambiar y a hacer algo arriesgado y menos homonormativo. Se dejó hacer, en el mejor sentido, y aceptó casi todo lo que le propuse”.

¿Qué cara pondría Carmen Hierbabuena cuando Eduardo le explicó sus intenciones? Seguro que sonrió pícara, algo que no hace en ningún momento de Llora, donde se muestra implacable, fría y altiva. Imposible no que no te recuerde en algún momento a la Mónica Naranjo de antaño –el tema también tiene un punto a algunos clásicos de la diva, y su ‘momento calva’, también–. 

Eduardo Casanova ha querido rendir tributo explícito a la estética de la inolvidable serie de David Lynch Twin Peaks, pero no ha sido su única fuente de inspiración, según confiesa. “También hay referencias claras a las sociedades secretas y al satanismo”. ¿Y de dónde nace esa asociación mental entre una folclórica posmoderna y esos referentes tan oscuros? “El satanismo me resulta bonito estéticamente”, afirma Eduardo. “Y buscaba que el vídeo propusiese cosas que no resultasen necesariamente fáciles. Quería utilizar elementos que contrastasen con su imagen, mostrar cosas que fueran muy distintas a lo que ella representa”. Este es el inquietante resultado.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.