Mariachis, sudor y lágrimas en la final de QQCCMH

Saben lo que hacen. Nos mantuvieron pegados a la pequeña pantalla hasta el final, cuando se destapó la gran incógnita de QQCCMH. Una vez conocida la traición gay entre Rá y Vicente a espaldas del tróspido Sandro, solo quedaba por resolver si este último iba a ser capaz de perdonar, olvidar y empezar de cero. […]

12 marzo, 2015
Se lee en 3 minutos

Temas:

Mariachis, sudor y lágrimas en la final de QQCCMH

Saben lo que hacen. Nos mantuvieron pegados a la pequeña pantalla hasta el final, cuando se destapó la gran incógnita de QQCCMH. Una vez conocida la traición gay entre y Vicente a espaldas del tróspido Sandro, solo quedaba por resolver si este último iba a ser capaz de perdonar, olvidar y empezar de cero. Costó sangre, sudor y lágrimas a ritmo de mariachis. La telenovela era completa.

Mariachis, sudor y lágrimas en la final de QQCCMH

Pero antes, Vicente tenía que desahogarse. Allá que fue, con balbuceo un poco más clarividente, hasta Rosa, para confesar su adulterio. La madre de Sandro estaba herida: “Me sentó como tres patás en el mismísimo”, incapaz de adivinar el futuro de la pareja desde ese momento. Vicente agacha la cabeza, ella se restriega y todo son nubarrones. El amor se tuerce.

Mariachis, sudor y lágrimas en la final de QQCCMH

Nos acercamos al momento clave y Sandro nesita’ saber, venga, Luján, no lo alargues más… Nesito verle, que me lo diga y ver lo que siente”, comienza a complicarse la conjugación de los verbos. Recordad que tiene “un sentimiento muy fuerte ahora mismo”, aunque más daño parece estar haciéndose en los labios al morderse. Cojan los cuchillos para cortar la tensión.

Pasa página para seguir leyendo qué pasó en la gran final.

Mariachis, sudor y lágrimas en la final de QQCCMH

María Jiménez, digo Rosa, vuelve a escena. Ya sabéis que ella “la mentira, cari”, no la soporta, así que tras confesar todo lo que Vicente le ha contado, traslada a su hijo la patata caliente.  “Bueno, gordo, lo que yo me sospechaba…”. “¿De verdad?”, Sandro no quiere creérselo. Mientras a una solo le molesta que haya esperado hasta última hora, él se pone cabezón. Vicente, puedes pasar.

Mariachis, sudor y lágrimas en la final de QQCCMH

Toda la carne en el asador. El adúltero acude a la llamada y lo hace acompañado por mariachis. Ellos cantan “perdón” entre muecas de los protagonistas, aunque es necesario no perder de vista los rostros de los compadres durante todo el fragmento. Turno para confesiones y muestras de querer olvidar, en un diálogo que ya queda registrado en los anales de la televisión:

– Cometí un error con Rá, lo siento muchísimo.
– ¿Fue solo al principio?
– Fue solo al principio.
Nesito saber si lo vivido es real.
– Lo es, fue un error, y si por esto te pierdo no me lo perdonaré nunca.
– ¿De verdad, Vicente? Yo tengo muy claro lo que siento por ti.
– Sabes que te amo pese a todo.
– ¿Me quieres?
– Te amo.

La música haría el resto. Ambos se funden en un beso mágico que nadie se atreve a interrumpir. Bueno, miento. Rá desde casa, a través de Twitter y como buena despechada, saca a pasear intimidades pasadas mientras come chocolate. La pareja en cambio, tiene perdices para cenar. ¿Hasta cuándo? Eso ya es otro cantar.

Mariachis, sudor y lágrimas en la final de QQCCMH

Toda la televisión gay, AQUÍ

Shangay Nº 564
Portada de la revista Anuario 2023
  • Junio 2024
Shangay Voyager Nº 39
Portada de la revista Shangay Voyager 39
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023