27/05/2018

Dolce & Gabbana:“decimos no a las adopciones gays”

13 marzo, 2015
4
Léetelo en 3 minutos

Los creadores de la firma Dolce & Gabbana nos han sorprendido con estas declaraciones: “¿La familia tradicional? Una moda que no pasa”. Así lo expresan, mostrando su apoyo una vez más a la familia tradicional y dando la espalda a las adopciones gays, algo que resulta cuando menos curioso viniendo de ellos, homosexuales reconocidos.

“Nosotros, pareja gay, decimos no a las adopciones gay. Basta de hijos de la química y de los úteros en alquiler. Los hijos deben tener un padre y una madre”, era su sentencia. Duras declaraciones que van en contra de los derechos de los homosexuales, que no son las primeras de tinte homófobo que les podemos atribuir.

A Domenico Dolce (Palermo, 1958) y Stefano Gabbana (Milán, 1962) los conocemos todos por sus colecciones de moda, en su mayoría destinadas al público gay. Lo que quizá muchos desconocen es su mentalidad respecto a la homosexualidad, mucho más retrograda de lo que se podría suponer. Una empresa que no predica con el ejemplo, como sí hacen otras mucho más concienciadas con los derechos de los gays.

La pareja de estilistas concedía una entrevista al semanario Panorama en la que señalaban que gran parte de su éxito se lo deben a su familia, una familia tradicional, como ellos creen que debe ser.

A los siete años, Dolce cosía pantalones en la sastrería de su padre en un pueblo perdido de la provincia de Palermo, Polizzi Generosa. Mientras que Gabbana limpiaba suelos y baños en Milán ayudando a su madre, que era portera.

“La familia no es una moda pasajera. En ella hay un sentido de pertenencia sobrenatural”, explica Stefano Gabbana.

“No hemos inventado nosotros la familia. La ha convertido en un icono la Sagrada familia. Y no es cuestión de religión o estado social, no hay vuelta de hoja: tú naces y hay un padre y una madre. O al menos debería ser así. Por eso no me convencen los que yo llamo hijos de la química, niños sintéticos. Úteros en alquiler, semen elegido de un catálogo. Y luego vete a explicar a estos niños quién es la madre. Procrear debe ser un acto de amor. Hoy ni siquiera los psiquiatras están listos para afrontar los efectos de estas experimentaciones”, concluía Domenico Dolce.


Stefano Gabbana (izda.) y Domenico Dolce

Frente a quienes defienden diversos modelos de familia, Gabbana se permite hacer una observación basada en su vida cotidiana como estilista, comparando a las modelos de pasarela con las madres tradicionales: “Es como en Il Gattopardo, la novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, todo debe cambiar para que todo siga igual. Las familias de entonces y las de hoy son las mismas, las jóvenes modelos son con sus hijos exactamente como lo fueron sus madres, con los mismos miedos y las mismas angustias”.

Pero curiosamente, a la pregunta de si hubieran deseado ser padres, Gabbana respondía “sí, lo haría de inmediato”. Sinceramente, después de estas declaraciones, nos preguntamos cómo. Por su parte, Dolce subrayaba dónde están los límites: “Soy gay, no puedo tener hijos. Creo que no se puede tener todo en la vida. Es también bello privarse de algo. La vida tiene un recorrido natural, hay cosas que no se deben modificar. Una de ellas es la familia”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.