29/05/2020

10 puntos clave de la nueva ‘Cenicienta’ de Disney

24 marzo, 2015
Léetelo en 8 minutos

1. La película original

Del corpus clásico de Disney, La cenicienta fue la encargada de cerrar una década dorada que se había iniciado en 1937 con Blancanieves y los siete enanitos y continuó durante los años 40 con títulos como Pinocho, Dumbo o Bambi, entre otros. Estrenada en 1950, la película contó con 3 millones de dólares de presupuesto, una cantidad que puso en riesgo la continuidad del estudio de animación, pero que, de salir bien, situaría a Disney en un referente de la industria.

La historia de esta maltratada heroína resultó mejor de lo esperado, pues La cenicienta recaudó 34 millones de dólares en su momento y actualmente figura entre las 10 mejores películas animadas de la historia para el American Film Institute.

Entonces, ¿por qué este remake en acción real? Pues porque Disney llevaba tiempo queriendo devolver a la gran pantalla esta historia de amor clásica con una versión renovada para su público más joven. Al fin y al cabo, el cuento –tanto la variante de Perrault como la de los hermanos Grimm– ha conocido más de cien adaptaciones al cine y la televisión. 

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

2. El director

De dilatada trayectoria teatral, Kenneth Branagh es conocido por ser un director de modales exquisitos, y no solo porque su carrera haya pivotado en torno a la figura de William Shakespeare cual discípulo aventajado de Laurence Olivier, al que interpretó en Mi semana con Marilyn y por la que consiguió su quinta nominación al Oscar. Como miembro de la élite cultural inglesa, el director de la gayfriendly Los amigos de Peter aporta su dosis de prestigio a esta adaptación. Así, de la misma manera que ha acercado al público mainstream las obras del bardo inglés o ha conseguido sofisticar una rígida franquicia de superhéroes como Thor –tradicionalmente poco proclive a toques de autor–, Branagh dirige con pulso académico, factura de lujo y toques de comedia clásica un cuento de hadas moderno que se ajusta a su sello como un guante.

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

3. Frozen Fever

Además del nombre con el que se podría bautizar al mayor fenómeno animado de la última década, Frozen Fever es el cortometraje que precede a Cenicienta y que recupera a las gélidas princesas de Frozen para la gran pantalla. La historia no es por sencilla menos divertida: un resfriado de Elsa convierte el cumpleaños de Anna en un caos con díscolos muñecos de nieve por todas partes. Canciones pegadizas aseguradas, incluido un nuevo himno cumpleañero.

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

4. La madrastra

“Demasiado vieja para ser Cenicienta y no lo suficientemente divertida para ser el hada madrina”. No lo decimos nosotros, son palabras de la propia Cate Blanchett, a la que le basta con levantar una ceja o entregarse a muecas y aspavientos en la mejor tradición de villanas Disney para destapar la comicidad que se oculta tras la familia postiza de Cenicienta. Esperamos no herir los sentimientos de la protagonista al decir que ella es la estrella indiscutible de la película.

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

5. La protagonista

Lily James es Ella, al que sus hermanastras no tardarán en bautizar como Cenicienta y hacerle la vida imposible cuando su padre fallece. James, a la que pudimos ver en Downton Abbey, no es la clásica princesa por sorpresa. Aunque pase de la miseria a la riqueza por arte de magia, su fuerza de voluntad está por encima de su imagen inocente.

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

6. El hada madrina

Es la narradora del cuento. Se deja caer como una anciana mendiga necesitada de la ayuda de Cenicienta y, a golpe de varita, al instante se convierte en un hada madrina bondadosa decidida a hacer de su protegida la joven más hermosa del baile real al que, por cierto, llegará con retraso y haciendo una entrada triunfal. Ver la transformación de la calabaza en carruaje, los ratones en caballos, el ganso en cochero y la lagartija en paje es de lo mejor de la historia. Y viceversa cuando el reloj marca las 12. Lejos de ser un personaje blando y edulcorado, Helena Bonham Carter –que ya trabajó con Branagh en Frankenstein de Mary Shelley– interpreta a un hada histriónica, frenética y algo despistada por las prisas. Tanto, que casi se olvida de los míticos zapatos.

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

7. El zapato original

Es el objeto de deseo de cualquier espectador –especialmente del fan gay–, además de todo un icono cinematográfico. Para la confección de este modelo, la diseñadora Sandy Powell contó con la colaboración de la firma Swarovski, que aportó la friolera de 1,7 millones de cristales para distribuirlos también entre vestidos, pelucas, tocados, joyas y accesorios. Un equipo de ocho personas creó seis versiones diferentes antes de dar con la definitiva, un deslumbrante zapato de cristal con 221 caras y un tacón de 15cms adornado con una brillante mariposa.

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

8. El príncipe

No es la primera vez que Richard Madden interpreta a un miembro de la realeza. Afortunadamente, aquí corre mejor suerte que el Robb Stark de Juego de tronos, aunque en Cenicienta no se ajuste al tópico del príncipe azul que aparece a última hora para rescatar a la damisela. Al contrario, Cenicienta le toma por un aprendiz de palacio en un primer encuentro y él aprovecha la confusión, dejando claro que no tiene nada que ver con el personaje plano y accesorio de la versión animada.

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

9. Las hermanastras

Drisella y Anastasia, a las que interpretan Sophie McShera y Holliday Grainger, parecen salidas de un desfile de Agatha Ruiz de la Prada, pero en su esperpéntico estilo está la gracia. Cazafortunas con poco éxito, son un dúo más cómico que malvado, justo lo que un cuento de hadas moderno como este necesita.

Más detalles sobre la nueva Cenicienta en la página siguiente

10. El vestuario

La reciente exposición que pudo verse en Madrid con parte del vestuario original de la película y doce reinterpretaciones de diseñadores españoles del icónico zapato de Cenicienta congregó a más de siete mil visitantes, prueba de que los diseños de la tres veces ganadora del Oscar Sandy Powell son uno de los puntos fuertes de la película. También ayuda tener un director artístico como Dante Ferreri –con otros tantos eunucos dorados– y al director de fotografía Haris Zambarloukos, habitual de Brannagh.


LA PELÍCULA CENICIENTA SE ESTRENA EL 27 DE MARZO 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.