22/09/2019

Cuba clama libertad con sus bodas gays simbólicas

11 mayo, 2015
Léetelo en 2 minutos

Dicho y hecho. Hace unos días, Mariela Castro, hija del presidente cubano Raúl Castro, anunciaba que con motivo de las Jornadas Nacionales contra la Homofobia celebradas en la isla organizaría bodas gays simbólicas oficiadas por líderes religiosos. Dicho y hecho.

Las “celebraciones de amor”, tal y como las denominó Mariela, fueron el desenlace de una marcha pacífica que contó con más de mil participantes que defendían los derechos LGTB de los cubanos. “Tenemos la alianza con varios líderes religiosos desde que empezamos a organizar esta jornada y ellos van a organizar un espacio para involucrar en el amor universal entre personas”, explicaba la activista, involucrada en la lucha contra la discriminación desde su posición de directora del Centro Nacional de Educación Sexual.

Como nuestra protagonista cogió esta idea del Orgullo Gay de Toronto, el arzobispo de la Iglesia Católica Eucarística en Canadá, Roger LaRade, viajó hasta La Habana para apoyar la iniciativa y oficiar varios enlaces. “A medida que pase el tiempo y estas manifestaciones ocurran en Cuba, espero que nuestra Iglesia pueda ser parte de ello”, relataba el arzobispo esperanzado.

Manuel y Luis fueron una de las parejas en darse este especial ‘sí quiero’. Ambos contaban a la Agencia EFE que se trataba de “un paso más de consolidación y fortalecimiento” porque “la fe cristiana, la fe religiosa está reconociendo nuestro amor, el amor de dos personas que se aman libre de cualquier discriminación por identidad de género u orientación sexual”. Así sea.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.