22/10/2020

Suspendido por echar a dos gays de su coche

12 mayo, 2015

“Aquí no hay gays, ni hay besos”. Con esta rotundidad, un conductor de la plataforma Uber expulsaba a Neil y su amigo de su coche. El único pecado que habían cometido había sido estar disfrutando de una agradable noche por el Soho de Londres. Era el momento de volver a casa y la aplicación móvil de transporte parecía la mejor opción. Parecía.

“Mi amigo y yo íbamos cogidos de la mano y me incliné para besarlo. El conductor dijo ‘aquí no hay gays, ni hay besos’, detuvo el coche y nos pidió que saliéramos. Nos quedamos boquiabiertos, pero bajamos del coche”, cuenta su protagonista. El joven puso en conocimiento de la empresa lo sucedido, y como ya ocurriera hace unos meses con un compañero en el mismo barrio de la capital británica, decidió suspenderlo de inmediato. “Mi amigo y yo estábamos muy molestos por esto. No creo que sea justo ni que haya derecho a que nuestra seguridad y derechos se vean comprometidos así”, señalaba el joven.

Afortunadamente, la rápida actuación de Uber en estos casos pone de manifiesto su compromiso contra la discriminación. De inmediato se devolvía el importe de la carrera a las víctimas y se pronunciaban en un comunicado “Este incidente es enormemente decepcionante en tanto que Uber celebra la diversidad, pues como empresa no toleramos ninguna forma de discriminación de ningún tipo, y nosotros inculcamos estos valores a nuestros conductores asociados”. Muchos deberían aprender de este comportamiento.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.