22/09/2020

El amigo gay de Adolf Hitler

3 junio, 2015
Léetelo en 3 minutos

Ernst Röhm fue un militar alemán, cofundador y comandante de las SA y ministro del gabinete de Adolf Hitler. Uno de los altos cargos y estrechas amistades que tuvo Hitler a su lado, y uno de los pocos que se atrevía a tutearle.

Röhm era un miembro veterano de la Primera Guerra Mundial y se convirtió en el líder de los camisas pardas, un grupo paramilitar que estaba formado en su mayoría por homosexuales.

El líder mostro públicamente su homosexualidad, una rareza en la Alemania nazi, que no era muy permisiva en estos aspectos. El poder que Röhm comenzó a ejercer como jefe de los camisas pardas pronto condujo a rivalidades políticas dentro del Partido Nazi. Lo que le llevó a enfrentamientos con otros líderes y a un funesto final en 1934, cuando Hitler decidió eliminarle por considerar sus actos como un desafío a su autoridad.

Al igual que muchos de los primeros miembros del Partido Nazi, Ernst Röhm era un veterano de la Primera Guerra Mundial. En 1919 ingresó en el Partido de los Trabajadores Alemanes, que más tarde se convirtió en el Partido Socialista de los Trabajadores Alemanes Nacional (NSDAP), donde conoció a Adolf Hitler. Los dos se hicieron aliados políticos e inseparables amigos.

Junto con Hitler, Röhm fue declarado culpable de alta traición, pero su condena fue suspendida. Fue uno de los visitantes más asiduos que tuvo Hitler mientras estaba en la cárcel, y uno de los que más duramente trabajaron para liberar a Hitler de la prisión.

En septiembre de 1930, después de que Hitler asumiera el mando supremo de la Sturmabteilung (SA)  y los camisas pardas, Röhm fue nombrado jefe del Estado Mayor de la organización. Bajo su mando, el brazo paramilitar del partido nazi se expandió en número de miembros, pues supo ganarse la simpatía de muchos trabajadores desempleados haciendo uso del fervor nacionalista.

Los camisas pardas estaban divididos en subdivisiones regionales, que respondían únicamente ante Röhm o Hitler. El grupo fue originalmente una escolta de los líderes del partido, pero después las SS asumieron este papel. Un grupo que se encargó principalmente de luchar contra los sublevados y de reprimir a los judíos.

Röhm jamas oculto su homosexualidad, que expresaba de manera viril, lo que sería un argumento más a su favor, cuando Hitler decidió asesinarlo en la llamada Noche de los cuchillos largos.

Hitler siempre argumentó que él no sabía nada de la homosexualidad de Röhm, algo claramente incierto y que además no era ningún secreto en la época. De hecho, un chiste hacía mofa sobre este asunto. En el chiste se cuenta cómo Hitler se mostró escandalizado al enterarse de la homosexualidad de Röhm. Y ante tal reacción, la gente se preguntaba “¿Cómo se escandalizará cuando se entere de que Göring es gordo o de que Goebbels cojea”

Lo cierto es que después del asesinato de Röhm, aumentó selectiva y drásticamente la persecución de los homosexuales en Alemania, un colectivo más sentenciado por el fanatismo nazi.

Más artículos sobre Historia gay: ¿Homófobos de la historia contemporánea?, En Roma ser activo o pasivo marcó la diferencia, Personajes históricos gays que deberías conocer, Carta de Freud a una madre sobre la homosexualidad.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.