22/07/2018

Tom & Collins: “Qué lujo remezclar a Madonna”

9 septiembre, 2015
23

Hay quien piensa que son pareja en la vida real, no solo en lo profesional. A ellos no les importa en absoluto, incluso les hace gracia. Juan Pablo Escudero cree saber el porqué de esa suposición: “Como yo soy gay, la gente imagina que los dos lo somos”. Jorge Corral deja claro que a él, que es hetero, no le importa. Y Juan Pablo agradece que su compañero de proyecto siempre haya respetado su opción y no le dé mayor importancia. “Es algo que le ha dado igual en todo momento, es muy abierto. Y además, siempre está en su mundo…”.

De repente, el número de seguidores gays de Tom & Collins crece descontroladamente. El ‘efecto Madonna’ no falla. Y eso que su remix de Bitch I’m Madonna todavía no ha tenido un lanzamiento oficial. “Nos llegan comentarios de todas partes del mundo”, cuenta Juan Pablo. “Y tener algo así en tu currículum está muy bien. Nunca imaginamos que pasaría”.

Como comparten multinacional con la diva, Universal les sugirió que crearan una remezcla de su último single que optase a formar parte del pack oficial de remixes aprobados por Madonna y su equipo. “Tuvimos solo dos días para hacerlo, y el nuestro les llegó cuando ya se habían publicado los primeros. Le dieron el OK y ahora saldrá oficialmente”, explican. “Es un lujo haberle podido dar nuestro toque deep house a una canción de Madonna; sigue sonando a ella pero también a lo que hacemos nosotros. Nos encanta que nos digan que es el remix más diferente al resto de los que se han publicado de ese tema”.

La pregunta del millón: ¿Les gusta Madonna? No dudan y responden al unísono. “Sí, claro”. Jorge añade: “¿A quién no?”. Bueno, no serían los primeros a los que no les interesan sus últimos lanzamientos. Del controvertido Rebel Heart da la casualidad de que han remezclado el tema que más les gusta. “A Diplo le seguimos, y la combinación de ambos nos pareció interesante. Que ella intente buscar nuevos caminos es de alabar”.


“NOS ENCANTA QUE NOS DIGAN QUE NUESTRO REMIX DE BITCH I’M MADONNA ES EL MÁS DISTINTO A TODOS LOS QUE SE HAN PUBLICADO”



Juan Pablo Escudero [izda.] es abiertamente gay, y Jorge Corral, abiertamente hetero

No es la única diva pop a la que han remezclado. En el último año han firmado remixes –no oficiales– para Azealia Banks, Iggy Azalea o, más recientemente, Ariana Grande, cuyo One Last Time convirtieron en un tema típicamente Tom & Collins. “Le tratamos la voz hasta el punto de que parece un hombre el que canta”, afirma Juan Pablo entre risas. “No tenemos claro que esté tan contenta como Madonna con nuestro bootleg si lo ha escuchado…”. Acaban de editar un remix para el cover de Felix Jaehn de Ain’t Nobody de Chaka Khan, han terminado recientemente otro para una conocida artista pop mexicana cuyo nombre no pueden dar todavía, y lanzarán en breve tanto un tema propio, Obsessed, como una versión de Missing de Everything But The Girl, que servirán de avance a un EP que esperan que vea la luz pronto.

¿Qué artistas les encantan? ¿A qué se dedicaban antes de pinchar? ¿Por qué se hicieron amigos íntimos? ¿Y por qué viven juntos si no son pareja? Pasa página


Jorge y Juan Pablo, el pasado 4 de septiembre en Madrid

Jorge y Juan Pablo, o lo que es lo mismo, Tom & Collins, encontraron su camino de inmediato. En apenas tres años y medio, los que han pasado desde que crearon este proyecto –a raíz de su pasión compartida por el deep house–, todo ha ido muy rápido. La escuela neoyorquina house clásica y la británica actual (se declaran fans de Disclosure, Gorgon City o Jess Glynne) son sus dos principales referencias, que combinan a la hora de crear sus producciones. Y como los dos son fanáticos del cóctel Tom Collins –“aunque después de un año bebiéndolo sin parar empezamos a aborrecerlo”–, no se lo pensaron mucho a la hora de elegir nombre artístico.

Comprobar que sus cócteles musicales están siendo muy celebrados fuera de México les anima a seguir currándoselo, conscientes de lo complicado que ha sido hasta ahora que se preste atención desde fuera a la escena electrónica mexicana. “Están saliendo muchos DJs y productores mexicanos muy buenos, que buscan un sonido no tan anclado en nuestras raíces como antes. Quizá por eso se nos empieza a prestar más atención fuera”.

Amigos y residentes en México DF desde hace mucho tiempo, hace cinco años coincidieron en un viaje de mochileros en París y empezaron a coger más confianza. Juan Pablo estudiaba marketing y Jorge, derecho. El primero pinchaba por hobby ocasionalmente, el segundo, ni sabía pinchar. Les surgió la oportunidad de hacerlo juntos en la inauguración de una discoteca, practicaron lo mínimo… y arrasaron. “Después de tres meses pinchando sin parar decidimos ponernos un nombre artístico y profesionalizarnos”, recuerda Juan Pablo. “Hemos ido aprendiendo en función de lo que hemos ido necesitando, porque nada ha sido planeado hasta ahora. Nos metimos a estudiar producción cuando vimos la necesidad, y ahora ya hemos renunciado a nuestros otros trabajos y nos dedicamos exclusivamente a la música”.


“ESTÁN SALIENDO DJS Y PRODUCTORES MEXICANOS MUY BUENOS, QUIZÁ POR ESO SE NOS EMPIEZA A PRESTAR MÁS ATENCIÓN”


Si uno se dedicaba al marketing y el otro a la abogacía en empresas ajenas, ahora vuelcan los conocimientos en su proyecto. Juan Pablo dedica mucho tiempo a su imagen y promoción, y Jorge, a los contratos, registros, etc. “Nos compenetramos muy bien, es evidente”. Hasta el punto de que, una vez que las cosas les empezaron a ir muy bien, Jorge le propuso a Juan Pablo que se mudara con él a un piso, para poder aprovechar más el tiempo. “Lo curioso es que, a pesar del muchísimo tiempo que pasamos juntos, apenas nos hemos peleado una vez en todo este tiempo”. Una pareja bien avenida, no cabe duda.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.