19/07/2018

Peter Greenaway: “Putin ha creado esta homofobia”

29 diciembre, 2015
8
Léetelo en 7 minutos

La historia oficial se ha encargado de que el cineasta soviético Sergei Eisenstein haya llegado hasta nuestros días como un pionero del montaje cinematográfico y uno de los padres del séptimo arte tal y como lo conocemos, pero no como un artista públicamente homosexual. Suerte que un inconformista como el inglés Peter Greenaway (El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante) se ha encargado de rescatar este dato del olvido en su última película.

Eisenstein en Guanajuato, que pudo verse en la última edición del Festival Lesgaicinemad de Madrid, sigue los pasos del director en México, adonde llegó tras el éxito de El acorazado Potemkin con la intención de rodar una nueva película bajo el amparo de su benefactor estadounidense Upton Sinclair. A su llegada, Eisenstein, que aquí es interpretado por el actor finlandés Elmer Bäck, fue recibido por personalidades como Frida Kahlo y Diego Rivera, pero en lugar de dedicarse al ejercicio artístico de su nueva película, prefirió explorar su sexualidad con el joven y atractivo Palomino Cañedo (Luis Alberti), su guía en la exótica localidad de Guanajuato.

Para descubrirnos aquella relación, el director inglés retrata explícitamente y sin ningún tipo de reparos para el desnudo sus escenas sexuales. Además, Eisenstein en Guanajuato, que pretende ser la primera de una trilogía sobre el cineasta soviético, sirve para que Greenaway reproche a Rusia sus leyes homófobas. “Putin ha creado esta homofobia”, nos explicaba el director en una reciente visita a Madrid. “Tengo muchos amigos en San Petersburgo y Moscú y no comparten las ideas de esas leyes en absoluto”.

SHANGAY ⇒ ¿De dónde viene tu fascinación por Sergei Eisenstein?
PETER GREENAWAY
 ⇒ Lo descubrí a finales de los cincuenta, con 17 años, cuando vi La huelga mientras estudiaba en la Escuela de Arte de Londres. Cuando haces un descubrimiento personal como este, que te sorprende tanto, sientes que te pertenece. Yo por aquel entonces quería ser pintor y no tenía ni idea de que terminaría siendo director de cine. Siempre me decepcionó que los cuadros no pudieran incorporar bandas sonoras… [risas]. Y creo que eso es lo que hago ahora, cuadros con bandas sonoras. En la escuela, cuando les preguntaba a mis compañeros por Eisenstein, ellos me decían: ¿seguro que no quieres decir Einstein? No hacía mucho que había fallecido, pero no era una figura especialmente conocida.

SHANGAY ⇒ ¿Qué descubriste con La huelga?
PETER GREENAWAY 
⇒ La huelga me pareció increíble. Por supuesto, era propaganda soviética, pero la Capilla Sixtina de Miguel Ángel también es propaganda, así que no debemos enfadarnos mucho por eso. Toda gran obra de arte es propaganda y toda gran propaganda es una gran forma de vida. La dirigió con tan solo 26 años y yo creo que es la primera obra maestra cinematográfica porque aúna todo el lenguaje cinematográfico conocido hasta el momento: fotografía, narrativa, montaje… Más tarde llegó El acorazado Potemkin que, si eres estudiante de cine, te habrán hecho ver una y mil veces, y su viaje a Hollywood. Stanlin le mandó a Estados Unidos para aprender cine, pero no aprendió gran cosa… Solo llegó a firmar seis películas completas, pero dejó inacabadas un montón, también obras de teatro, porque Stanlin cambió de opinión al final y mandó destruir casi todo su material. Entre esas películas estaba este proyecto mexicano, que nunca llegó a montar.


“TODA GRAN OBRA DE ARTE ES PROPAGANDA Y TODA GRAN PROPAGANDA ES UNA GRAN FORMA DE VIDA”


SHANGAY ⇒ No solemos referirnos a Eisenstein como un artista gay, no en la manera en la que se habla de otros como Oscar Wilde, Pasolini… ¿Por qué la historia ha tratado de borrar cualquier referencia a su homosexualidad?
PETER GREENAWAY
 ⇒ Porque hay tres palabras peligrosas en todo el mundo: aborto, eutanasia y homosexualidad. Esta última, ya sea en Tokio o en Toronto, aún sigue siendo un problema. Afortunadamente, en los últimos tres o cuatro años hemos vivido una gran apertura al respecto, sobre todo con el matrimonio gay. Pero por supuesto, siguen existiendo límites. Si eres gay no vayas a Bagdag, porque vas a sufrir.

SHANGAY ⇒ Ni a Rusia…
PETER GREENAWAY
 ⇒ Sí, porque supuestamente es un país homófobo. Aunque yo tengo un montón de amigos en Moscú y San Petersburgo que no piensan de esa manera, que saben que la demonización del colectivo gay ha sido creada por Putin directamente desde la política. La película trata temas relacionados con el colectivo gay, pero no creo que sea una película gay. Está más relacionada con una criatura asexuada y con figuras como Eros y Tánatos. O lo que es lo mismo: la gente folla y todos vamos a morir.


“MIS AMIGOS EN MOSCÚ Y SAN PETERSBURGO SABEN QUE LA DEMONIZACIÓN DEL COLECTIVO GAY HA SIDO CREADA POR PUTIN DIRECTAMENTE DESDE LA POLÍTICA”


SHANGAY ⇒ ¿Qué comentarios has recibido desde Rusia referentes a la película?
PETER GREENAWAY
 ⇒ Es irónico, porque me pasé casi seis meses recibiendo correos electrónicos cargados de odio diciéndome que no debía hablar de ese tema, que era totalmente falso lo que cuento. Está todo perfectamente documentado en las cartas que se intercambiaron Eisenstein y Vera Atasheva, la mujer con la que finalmente se casó, en teoría para defenderse de las acusaciones de homosexualidad en Rusia y con la que nunca llegó a consumar el matrimonio. Entre ellos existía una libertad total para hablar de estos temas en detalle, y él le llegó a decir que acostarse juntos era como si se acostara con su hermana. Encuentro todas estas contradicciones muy irónicas cuando el propio director del Moscow International Film Festival, que es un hombre muy cercano a Putin, nos invitó a presentar la película en el festival. Y ahora hay un montón de gente, especialmente del colectivo gay, en Kiev, Odesa y otros lugares de la órbita rusa pidiéndonos la película. También hay unos oligarcas rusos que me han pedido hacer otra película en el país que no sé si llegaré a hacer… Tengo una relación de amor/odio con Rusia, la cual es buena para el debate, los temas sexuales y, quiero creer, también para el cine.

¿Por qué apuesta por el sexo explícito? Pasa página

SHANGAY ⇒ Para esas autoridades rusas resulta incómodo reconocer que uno de sus héroes nacionales era homosexual…
PETER GREENAWAY
 ⇒ Bueno, pero ya saben que uno de sus mejores compositores, Tchaikovsky, era gay y que su situación de infelicidad le llevó al suicidio. Y también eran homosexuales Sergei Diáguilev, el fundador de los Ballets Rusos, y Nijinski… ¿Dónde está el problema?

SHANGAY ⇒ La película es muy explícita en cuanto a desnudos y el sexo. ¿Es una reacción al puritanismo de Hollywood?
PETER GREENAWAY 
⇒ ¿No es gracioso? Dos tíos que no paran de hablar y hablar cuando se supone que deberían estar follando. Juego con todas esas convenciones que podrían aparecer en cualquier película de James Bond, pero voy un paso más allá. Porque si realmente quieres filmar escenas de sexo, así es como debe hacerse.


“LOS RUSOS SABEN QUE UNO DE SUS MEJORES COMPOSITORES, TCHAIKOVSKY, ERA GAY. Y TAMBIÉN DIÁGUILEV Y NIJINSKI… ¿DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA?”


SHANGAY ⇒ ¿Crees que Eisenstein vivió torturado por su homosexualidad?
PETER GREENAWAY
 ⇒ Siempre estuvo preocupado por ello pero, al mismo tiempo, se sentía fascinado por otros hombres gays famosos como Leonardo da Vinci o Miguel Ángel. Y debido a la ignorancia que había en Rusia sobre el tema, nunca pudo encontrar ningún libro ni personalidad relevante con la que hablar sobre ello. Fueron cosas que terminaría descubriendo más tarde en Berlín, París o Hollywood, ciudades en las que empezó a coleccionar material pornográfico.

SHANGAY ⇒ Los historiadores coinciden en lo homoerótico de su trabajo, en la obsesión por retratar la belleza corporal de sus marineros…
PETER GREENAWAY
 ⇒ Y todas esas armas disparándose como si eyacularan, esos cuerpos semidesnudos… Se podía ver en sus películas, estaba muy interesado en profundizar en su homosexualidad con su trabajo. Rojo, judío y homosexual, no podía tener más desventajas.

SHANGAY ⇒ ¿Qué descubriste de su personalidad haciendo Eisenstein en Guanajuato?
PETER GREENAWAY
 ⇒ Que era un bromista nato. Los rusos tienden a pensar que era un hombre muy serio, un megaintelectual con ideas extraordinarias, pero contaba chistes todo el rato y era muy popular por eso. Incluso contaba chistes en otros idiomas, cosa que no es nada fácil. Le gustaba ser el centro de atención y, cuando ejercía de profesor, los alumnos lo adoraban. 

Fotos Peter Greenaway: miguelangelfernandez.net

LA PELÍCULA EISENSTEIN EN GUANAJUATO SE ESTRENA EL 8 DE ENERO.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.