27/10/2020

Najwajean: “La nuestra es una amistad extraña”

26 enero, 2016

Casi dos décadas después de su debut, Najwa Nimri y Carlos Jean han recuperado su esencia electrónica en Bonzo, su primer disco en siete años. Esta atípica pareja artística va a su ritmo, y ahora puede aprovechar la popularidad obtenida con aventuras paralelas para su proyecto más mimado.

La intensidad que desprende su música poco tiene que ver con el humor y la ironía que destilan cuando se sientan juntos a hablar de su música y de la vida. Najwa Nimri y Carlos Jean comenzaron a hacer música juntos hace dieciocho años ya, y solo se han reencontrado en momentos puntuales a lo largo de todo este tiempo: siempre que les ha apetecido grabar o tocar juntos.

A estas alturas, Carlos Jean es un superproductor de sobra conocido, y Najwa Nimri disfruta de un momento de enorme popularidad gracias a la serie Vis a vis. En el momento en que más complicado lo tienen para encontrar tiempo para promocionar Najwajean, es justo cuando se han lanzado a la aventura de dar a conocer Bonzo, que es solamente su tercer álbum –sin contar recopilatorios y bandas sonoras–. Aliados contradictorios que no siempre se ponen de acuerdo, ni falta que les hace, forman una pareja artística que a día de hoy sigue explorando su potencial, y cuyos miembros se siguen descubriendo día a día, entrevista a entrevista.

SHANGAY  ⇒ ¿Cuándo surgieron las ganas de grabar este nuevo disco?
NAJWA NIMRI
⇒ Cuando nos subimos al escenario en el [25] aniversario de Subterfuge [en junio de 2014]. Nos vimos allí, vimos al público y fue emocionante. Allí estábamos los dos, no podíamos llevar menos cosas y nos dijimos: “¿Podemos hacer esto solos? Pues vamos a ponernos a hacer música”. Sin más.

SHANGAY ⇒ Es evidente que se genera algo especial entre vosotros cuando trabajáis juntos que no tiene que ver con la música que hacéis por separado. Sois conscientes, ¿no?
NAJWA
 ⇒ Sí, claro, a mi pesar [risas]. Soy muy independiente, siempre pienso que es mucho mejor ir por libre, me gusta el ‘yo me lo guiso, yo me lo como’. Pero qué va, no puede ser así. Y este es un proyecto conjunto, de banda. Aunque la banda seamos solo Carlos y yo, entre nosotros hay una química especial. Y esto o te pasa con alguien o no te pasa. Y si te pasa, tiene que ser a los 19. A los 45 no te va a pasar, al menos en el pop. El clic se da cuando eres más chico, y ya te pasas la vida ‘reversionando’ la manera y la forma en que trabajas. Bueno, eso si estás al día; si no, continúas quedándote anclado en el pasado.

SHANGAY ⇒ ¿Está uno más al día que el otro en lo musical?
CARLOS JEAN 
⇒ Los dos estamos en la misma onda. Yo es que creo que la música ya no se actualiza nada; quizá algunos ruidos, algunos sonidos, los soportes, pero poco más. Hay tanta información en este momento tan complejo que vivimos que es complicado hablar de tendencias. Lo que sí es cierto es que Najwa tiene un punto más vanguardista, y yo, uno más comercial. Ese deje me sale de forma automática.
NAJWA ⇒ Esa comercialidad indica que tú piensas en el oyente potencial, y es vital que alguien lo haga. Si no lo haces, no te comes un colín. A mí a veces me ha pasado que he dicho ‘me encanta lo que hago, pero como solo lo escuche yo me muero del asco’. Quien piense lo contrario y no le importe no tener oyentes, qué suerte tiene.


“SIEMPRE PIENSO QUE ES MUCHO MEJOR IR POR LIBRE, ME GUSTA EL ‘YO ME LO GUISO, YO ME LO COMO’. PERO QUÉ VA, NO PUEDE SER ASÍ” (NAJWA NIMRI)


SHANGAY ⇒ Bonzo está muy conectado con vuestro primer disco. ¿Cómo es que casi veinte años después recuperáis esa sensibilidad electrónica de vuestro debut?
CARLOS 
⇒ Tiene que ver con ese concierto en el que nos reencontramos, donde estábamos solo ella, yo y la máquina. Y decidimos hacer un disco de electrónica pura en el que no hubiera nada más que esos tres elementos. Es la primera vez que en un álbum nuestro no hay ni una guitarra, que en el primero sí había. Nos apetecía ir a la desnudez, pero sin perder nuestro contenido. Es importante que lo haya,  porque a veces escuchas producciones increíbles y piensas “qué pena que la letra diga que tengo los mofletes coloraos”…
NAJWA ⇒ Bueno, “you don’t have to move your ass” no es que sea un mensaje muy profundo..
CARLOS ⇒ ¿Cómo que no? Cuando todo el mundo te dice “tienes que mover el culo para gustarme”, nosotros decimos lo contrario.
NAJWA ⇒ Aunque en realidad, esa frase lo que viene a decir es un poco “a las barricadas”.
CARLOS ⇒ ¿Ves? Mola que haya mucho que descubrir en nuestras letras. Aunque en algunas simplemente usamos onomatopeyas, a las que hay quien quiere buscarles mayor significado del que tienen.

SHANGAY ⇒ ¿Seguís las carreras paralelas del otro en solitario?
CARLOS 
⇒ Sí, se cotillea.
NAJWA ⇒ Carlos hace los deberes con la música nacional, sobre todo con lo mainstream.
CARLOS ⇒ Porque es mi trabajo… La nuestra es una amistad extraña, porque hacemos cosas que quienes se consideran mejores amigos no hacen, y no hacemos cosas que los peores amigos harían. Somos como hermanos, nos vincula algo que es muy difícil de romper. No estamos en contacto en el día a día, ni hemos quedado nunca a cenar. Y si lo hemos hecho, ha sido por curro.
NAJWA ⇒ Yo me relaciono mogollón a través del curro. No todos mis amigos son músicos o actores, pero si quedo con alguien necesito que podamos charlar de cosas creativas. No necesariamente quiero hablar de mi curro, pero sí de algo que me interese. Y lo que me interesa es lo que me interesa. Luego ya para abstraerme veo GH VIP o Un príncipe para tres princesas, que me encantan. Llego de estar todo el día en la cárcel [el decorado de la serie Vis a vis] y nos juntamos todos en casa para verlos. Solo pongo la televisión cuando sé que voy a ver algo con lo que me voy a tronchar de risa.

¿Cuándo tienen peleas monumentales? ¿Por qué se resistían al principio a apostar por hacerse famosos? Pasa página

SHANGAY ⇒ ¿Os planteasteis, una vez decidisteis recuperar este proyecto, que podría ser complicado compaginar horarios?
NAJWA
 ⇒ Nosotros siempre vamos adelante con todo, como si no hubiera un mañana. Luego nos encontramos con las peleas, tenemos algunas monumentales, porque las agendas son complicadas de cuadrar. Cuando llega tarde él, se la lío yo, y al revés. Así que lío tenemos siempre.

SHANGAY ⇒ El vuestro es un matrimonio artístico peculiar, pero que os funciona…
CARLOS
 ⇒ Hay otras bandas que lo maquillan todo demasiado; nosotros, nada. No tenemos una estrategia a la hora de mostrarnos, solo la tenemos a nivel musical.
NAJWA ⇒ Cuando salimos en los medios, los dos hacemos y decimos lo que nos da la gana, y luego los medios dicen lo que quieren. Cuando empezábamos, a mí me decían ya que era una artista de culto. ¿De culto? De culto es David Bowie, que se ha muerto. Tú no puedes ser icónica con 19, como tenía yo. Aquí te ponen ese sambenito y es como si te hubieras muerto; es un rol que no te deja ser hortera o cualquier otra cosa que te dé la gana.
CARLOS ⇒ Igual que a mí al principio me tachaban de misterioso… Yo lo que sé es que cuando tenía quince años, le decía a mi abuela que algún día produciría a Miguel Bosé. Y cuando Miguel me llamó para que le produjese noté una decepción brutal dentro de la escena en la que hasta entonces se adoraba lo que hacía. No entendía por qué, yo lo veía como un ascenso, como algo maravilloso.


“EN ESPAÑA, LA MÚSICA MAINSTREAM NO EVOLUCIONA PORQUE NO HAY RELACIÓN ENTRE ESE MUNDO Y EL INDEPENDIENTE” (CARLOS JEAN)


NAJWA ⇒ Yo era la primera que no lo entendía cuando le llamaba alguien superfamoso para trabajar con él. Lo entiendo ahora que han pasado veinte años y sé lo que cuesta labrarte una carrera y mantenerte. Carlos sí era consciente cuando empezábamos del valor que tiene ganarse un sitio, y lo admiro por eso. Yo no miraba más allá, me parecía que lo que hacíamos nosotros era lo único que existía, no podía plantearme que hubiera opción de llegar a muchísima gente a través de lo que hacíamos.
CARLOS ⇒ No me parece que sea bueno quedarte en tu microcosmos. Es verdad que los motores de la evolución musical están en el mundo indie y experimental, y te atrapan. Pero si hay una separación tan grande entre ese mundo y el mainstream es imposible que la música evolucione. Y España es de los países en donde menos evoluciona la música mainstream precisamente por eso, porque no hay relación alguna entre ese mundo y el independiente. Si yo no hubiera tenido personalidad, no habría dicho que sí a grupos como OBK. ¡Con lo que me he reído yo con ellos! ¡Y lo que disfruté sacándolos de esa parte más casposa y dándoles un sonido más potente! O con Fangoria. Con ellos lo tenía clarísimo. Les dije: “Vais a acabar siendo número 1 de Los 40, ¿lo sabéis, ¿no?”. Ellos decían que estaba loco, y a los tres discos eran número 1 de Los 40.
NAJWA ⇒ Y yo no lo entendía. ¡Alaska, tío! ¡A quién le importa! Eso pensaba entonces. Ahora me importan todo. Y con nosotros me pasaba lo mismo. Al principio no hacíamos directos, no teníamos claro qué papel debíamos jugar delante del público… Si hubiéramos tenido a un mánager como Dios manda, uno con la edad que tenemos nosotros ahora, habría sido todo muy distinto. Pero éramos jóvenes y teníamos muy mala hostia los dos. Nos poníamos delante del ordenador y todo funcionaba, nos entendíamos a la perfección, pero nos poníamos uno delante del otro y no podíamos hablar de casi nada.

¿Son capaces de mojarse y elegir el trabajo que más les gusta del otro en solitario? Pasa página para descubrirlo

SHANGAY ⇒ ¿Con qué os quedáis de lo que ha hecho el otro en su carrera en solitario?
NAJWA ⇒ Sin duda, me quedo con el último disco que ha hecho con Bebe [Cambio de piel]. Me parece un trabajo muy complicado, que exigía una dedicación loca. Sé cómo es ella, además, la conozco. Es una artista importante, y por tanto, imposible. Carlos la ha sabido llevar, la ha acompañado y musicalmente ha hecho un caramelo, un bomboncito.

CARLOS ⇒ De Najwa te diré dos cosas. Por un lado, hay una canción que me gusta mucho, Donde rugen los volcanes. Por otro, su Zulema de Vis a vis. Conseguir que tu personaje despunte en una serie así no es fácil. Y que Najwa, a la que estamos acostumbrados a ver en proyectos más alternativos, de repente se convierta en ídolo de adolescentes con ese papel, está muy bien.


EL ÁLBUM BONZO ESTÁ EDITADO POR MUWOM. NAJWAJEAN ACTÚAN EL 20 DE FEBRERO EN EL RON BARCELÓ DESALIA 2016 EN PUNTA CANA, Y EL 14 DE ABRIL EN MADRID, EN OCHOYMEDIO CLUB (SALA BUT).

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.