16/07/2018

Laura Ponte saca su lado masculino (y guerrero) para Shangay

27 diciembre, 2016
27
Léetelo en 23 minutos

Ya lo ha demostrado todo en el mundo de la moda. Laura Ponte es una de las modelos que más fronteras y moldes han roto en nuestro país. Por eso, en Shangay consideramos que era la persona perfecta para ser la primera mujer que posara para nuestra portada de Shangay Style. En otoño de 2008 nacía el primer Shangay Style, el hijo más premium y de alta gama de la ‘familia Shangay’. Y no nos equivocamos al escoger en invierno de 2016/17, nueve años más tarde, a nuestra primera “chico/chica” de portada, tal y como ella misma se define, afirmando que está “más allá de los estereotipos de género masculino/femenino”.

En la sesión de fotos que hicimos en el recién reformado  Hotel NH Collection Suecia, un espectacular hotel de la cadena NH Collection –mítico lugar en el que se hospedaba Hemingway en sus estancias en Madrid– nuestro chicazo de portada habla claro para nosotros de todo: de moda, de gastronomía, de viajes, de su vida en los hoteles, de la para ella aún necesaria reinvindicación de los derechos LGTB y de cómo ha evolucionado la sociedad para que personas como su hijo, de 11 años, ya vean todas las opciones sexuales como algo normalizado. Laura estaba recién llegada de Miami –venía sin dormir–, donde había estado en una feria de arte y siguiendo con su pareja una ruta Hemingway. La casualidad quiso que las fotos se hicieren entre las mismas paredes en las que el escritor daba rienda suelta a su rebeldía. Laura tampoco se caraceteriza por ser pacata, como podrás comprobar en esta entrevista. Parece que el Suecia vuelve con fuerza a la vida canalla

Traje Adolfo Domínguez Blusa Wom&Now Sandalias Stuart Weitzman Máscara Volume Effet Faux Cils 01 Yves Saint Laurent Beauté

SHANGAY ⇒ ¿Cómo te tomaste el reto de posar con looks masculinos para una revista gay?
LAURA PONTE
⇒ [Estalla en una gran carcajada] ¿Un reto? Vamos, no sé cómo decirlo. No se llama reto, se llama agradecimiento. Llevo luchando tanto tiempo para poder hacer algo así, que es vestirme como suelo hacerlo yo, es decir, con ropa de hombre, pero que tampoco es ropa de hombre… yo lo de las identidades, lo tengo un poco olvidado… Y sobre lo de revista gay, pues tampoco lo considero así. Vosotros decís revista gay, pero para mí el tema de los géneros, como que no va conmigo… estoy un poco más allá de los géneros, y al final me parece una revista pues… abierta, no sé [piensa un poco], masculina y bien hecha. Entonces me parece de lo más normal. Seguro que me parece más normal de lo que la gente pueda pensar: vestida de hombre, revista gay… ¡Pero si yo voy vestida de hombre todos los días, la mayoría, o no sé, como el 70 por ciento de mis amigos son gays! Quizás en ese sentido mi vida no tiene tanta proyección pública…

SHANGAY ⇒ ¿Pensaste que estábamos locos?
LAURA PONTE ⇒ Al contrario, me parecía que es lo más inteligente [nueva carcajada], o lo más acorde de los trabajos que he hecho con mi modo de vida. Para mí es un honor porque si vosotros, que sabéis lo que les gusta a vuestros lectores, consideráis que soy personaje de portada… ¡Qué más decir!

SHANGAY ⇒ ¿Conocías Shangay? ¿Qué piensas de la revista?
LAURA PONTE  Sí, claro: es la revista por excelencia. Hay más, pero extranjeras. No conozco muchas revistas, pero a vosotros sí. ¿Cuántos años lleváis?

SHANGAY ⇒ Casi 24…
LAURA PONTE  Como pa’ no conoceros [nueva y larga carcajada]. Son más o menos los que llevo yo en la profesión…

SHANGAY ⇒ Eres una de las mejores modelos de fotografía que hemos tenido en España. ¿Qué es lo más complicado que has tenido que hacer en estos años de carrera?
LAURA PONTE  Bueno, una de las mejores no creo… Hay muchísimas, lo que ocurre es que mucha gente no tiene la suerte de que se conozca su trabajo. ¿Lo más complicado? Pues no tanto el que me haya costado hacer una foto, sino si encajas o no en los equipos… Yo suelo encajar bien, aunque son relaciones que son muy rápidas para una sesión. Pero he tenido mucha suerte en ese sentido: En lo que respecta a dificultades, pues solo que a veces la climatología no es tu mejor amigo y pasas frío… pero no hay queja. Ninguna. A veces es un trabajo imprevisible y te dicen, “un miércoles”, y resulta que ese día tenías tu mejor plan. Pero bueno, hay que ser agradecidos y conocer el ritmo. Pero complicado, complicado, no.

SHANGAY ⇒ Siempre has llevado una carrera atípica y nunca has sido una modelo al uso…
LAURA PONTE ⇒ Bueno, al final es un trabajo. Lo de atípico no sé muy bien qué es… Dentro de que pueda parecer atípico a los demás, es un trabajo normal. Siempre lo normalizo muchísimo, cuando la gente fantasea mucho con esto, yo les digo que es como ir a la oficina, lo que ocurre es que tu oficina cambia de personaje todos los días [vuelve a reír].

Chaqueta Ángel Schlesser   Reloj Rolex Palette Couture Tuxedo Yves Saint Laurent Beauté

SHANGAY ⇒ ¿Cómo es la profesión por dentro?
LAURA PONTE  Yo la veo muy normal. Creo que la gente mitifica –o destruye– mucho esta profesión por ignorancia, porque se vende mucha fantasía y, quizás, a veces no se quiera ver la verdad de las cosas. Hay veces que es mejor mantener esa fantasía y no quieren ver que es como ir a una oficina. Y sí, hay gente que maquilla, que peina, que viste… pero esa gente es muy normal. Lo bueno de este trabajo es que no tiene reglas, es mucho más libre, y cada uno puede ser como quiera. No hay unas reglas aparentes del comportamiento, del vestir, convives con gente de todas las edades, de todos los sitios, la orientación sexual da exactamente igual, no es una profesión en la que tengas que esconder nada, al contrario, y eso es, quizás, lo más curioso… Es mucho más libre que cualquier otro trabajo en ese sentido. Pero, aparte, es un trabajo en el que hay un negocio, que es el de la moda. Es un mundo que genera dinero, hay que producirlo y la gente trabaja para ello. Igual que en los otros trabajos. Lo único es esa parte de fantasía que la gente no quiere ver, no quiere normalizar, porque quiere dejar la fantasía donde está.


“El tema de los géneros, como que no va conmigo… estoy un poco más allá. Vestir de chico me parece de lo más normal. Seguro que me parece más normal de lo que la gente pueda pensar: vestida de hombre, revista gay… ¡Pero si yo voy vestida de hombre todos los días, la mayoría, o no sé, como el 70 por ciento de mis amigos son gays!”


SHANGAY ⇒ Has sido en numerosas ocasiones la imagen de importantes casas de lujo, debes de tener un buen fondo de armario, imagino.
LAURA PONTE 
 Pues sí, y todo puesto ahora en perchas porque quiero deshacerme de él. Tengo un buen fondo de armario, un poco por la vida que he llevado. Primero porque tienes suerte y, si te gusta la moda te puedes divertir, primero por esa libertad que digo que hay en poder ir como quieras. También, como te gusta, pues al principio también consumes más. Al viajar también tienes oportunidades de comprar piezas distintas. Y la vida que llevas, que vas a muchos  eventos… Pero ahora, vamos, he simplificado muchísimo: siempre visto igual, de azul marino y negro, y como ya no tengo nada que demostrar a nadie, ni a mí misma, ni estoy en esa búsqueda del personaje. Voy a vender todo mi armario, porque a mi hija tampoco le vale mi ropa porque le queda ya bien, y tiene diez años, pues imagina…

SHANGAY ⇒ ¿La vas a vender por Internet?
LAURA PONTE 
 Estoy pensando cómo hacerlo. Por ahora lo estoy poniendo todo en burros, porque no sé ni lo que hay, y me agobiaba ver los armarios con tanta cosa, y luego al final con dos pantalones vaqueros y tres jerséys…. Y para los eventos voy exactamente con la misma ropa todo el rato: algo muy práctico, y muy criticable también. No sé como hacerlo. Tengo tanto, y no me lo pongo, tengo ropa sin estrenar: es un poco absurdo todo esto. Y tengo piezas muy interesantes.

SHANGAY ⇒ ¿Con qué década de la moda te quedas?
LAURA PONTE ⇒ No lo sé. En todas reconozco que hay cosas interesantes y todos los estilos son combinables. He pasado por todas: principios de siglo, años 20, 30, 40… años 70, 80… pufff. Tengo de todo en el armario. Y de cada una hay cosas que me gustan más o menos. Cómo trabajaban los tejidos, cómo armaban las chaquetas, en las siluetas… Pero, al final, todas funcionan bien entre ellas. No sé si tengo alguna favorita, hay parte de los 70, los 20. De los 40 me gustan las caderas estrechas y los hombros armados… Depende un poco de tu fisonomía, de cómo es tu cuerpo y de cómo te mueves. Hay modas que funcionan mejor según tu manera de moverte; también según el carácter que tienes.

SHANGAY ⇒ Esto es una opinón muy personal, creo que el catálogo de Pertegaz que hiciste para la exposición del Reina Sofía es de las cosas más espectaculares que se han hecho en España…
LAURA PONTE ⇒ No sé si tanto como lo más espectacular, pero a mí es de los trabajos que he hecho que más me gustan. Estuvo muy bien, fue muy bonito.

SHANGAY ⇒ ¿Se ha perdido la magia de la costura?
LAURA PONTE 
⇒ Bueno, ahora lo que pasa es que hay un consumo muy rápido que nos lleva pues a eso: rápido y barato. Y digamos que la costura es para pocos. No es que se haya perdido la magia, lo que pasa es que el mercado nos ha llevado a hacer otro tipo de moda.

SHANGAY ⇒ ¿Quién consideras que puede ser hoy el heredero de un Balenciaga, Pertegaz o Elio?
LAURA PONTE 
 Creo que hay mucha gente que lo haría bien. Hay muchos que, aparentemente, en sus desfiles son mucho más transgresores y lo que están deseando es levantar una marca muy clásica. No sé. Hay mucha gente en España que se mueve a ese nivel. Roberto Diz, por ejemplo, cose muy bien. Alvarno está haciendo Azzaro. Me gusta mucho Moisés [Nieto]… Hay gente muy buena, pero hay que contar con el mercado que hay, y hay gente que no puede arriesgar mucho en su campo, porque saben que se comen el producto, y la gente, pues tiene que tirar p’alante y, al final, acaban haciendo una moda, digamos, más asequible, visual y económicamente hablando. Amaya [Arzuaga] ha cosido muy bien siempre y hace bastante costura. Miguel Becer está haciendo cosas muy interesantes… Ahora mismo, la verdad es que estoy un poco perdida en ese tema y solo hablo de gente que conozco. Hay gente muy buena, luego te gusta más o menos su estilo y te lo pondrías más o menos. Pero hay gente que cose muy bien y con muy buenas ideas.

SHANGAY ⇒ Has hecho tus pinitos en el diseño de joyas. ¿Cómo recuerdas la experiencia?
LAURA PONTE 
 Muy buena. Era empezar por algo, y la joyería me gustaba. No pensaba hacer joyería, siempre pensé hacer ropa. Pero, al final consumía joyas y haces un 3/60 porque a mí me gusta diseñar de todo, y la joyería fue mi incursión en la materialización de algo como el diseño. Me daba igual que fuesen joyas, zapatos o sombreros. Pero la joyería fue una experiencia, profesional y personal, muy buena: la parte del desarrollo del producto y de desarrollo de negocio que, en  teoría no la llevaba yo, y mal: me asocié con un negao [empieza con una sonrisa y termina con carcajada]. Pero siempre me gusta: cuando diseñas algo, estoy pensando desde el principio en la movilidad de la pieza, en cómo venderla, el marketing… En todo. Es lo que me gusta hacer, y creo que tienes que saber hacerlo todo. Luego, otra cosa, es que busques a alguien que sepa materializarlo mejor que tú. Alguien se sepa hacer este vídeo o esta campaña. Pero tenerlo claro.

SHANGAY ⇒ Ahora que has bajado el ritmo y haces menos cosas, ¿echas de menos esa frenética actividad?
LAURA PONTE ⇒ No. Echo de menos la actividad frenética en el tema, por ejemplo, de las joyas. Trabajar, diseñar y hacer cosas, que es lo que me gusta. Lo otro, en la moda, está bien tantear un poco cómo va el ritmo, qué están haciendo, qué espíritu hay… Pero lo que echo más de menos es eso, diseñar.

Chaleco y pantalón Alba Conde Jersey Ángel Schlesser Botines Robert Clergerie “Couture Kajal” Yves Saint Laurent Beauté

SHANGAY ⇒ Esta pregunta es muy típica: siempre se habla de que es una profesión tan vertiginosa y rápida que no es fácil hacer amigos dentro de ella, ¿es verdad?
LAURA PONTE  No [contesta sin pensar]. Bueno, es verdad que es difícil porque es difícil verse, cuando viajas mucho y no coincides en la oficina. Pero todo lo contrario: al final estableces relaciones mucho más honestas, incluso en cuatro horas que te pasas con un equipo que igual no vuelves a ver en tu vida. Y eso es la amistad para mí. Evidentemente, hay amistades que duran a través de los años, que es un tema de confianza y de respeto a través del tiempo. Pero encuentras gente maravillosa que son tus amigos en ese momento y te dan ese punto de casa que necesitas. Hay gente a la que ves durante veinteaños y no te da ese punto en la vida… Es muy curioso, pero pasa. Hay mucha verdad. Y a veces ahí haces buenos amigos, y los amigos igual son de diez minutos.

SHANGAY ⇒ Por otro lado, es un trabajo en el que se viaja mucho e, imagino, hay momentos en los que parece que vivas en un hotel. ¿Te gusta esa sensación?
LAURA PONTE 
 Soy bastante nómada, tengo que decir… Me gusta dormir en sitios ajenos, y la casa no la considero por mis cosas, sino estar en un sitio en el que estoy a gusto.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo te gustan, clásicos, modernos?
LAURA PONTE 
 Me da exactamente igual. Si tengo un sofá para dormir… ¡Yo soy muy de sofás! Me gusta la aventura.

SHANGAY ⇒ A lo tonto te has pasado media vida en un hotel…
LAURA PONTE ⇒ Sí, a lo tonto. Pero siempre me ha gustado. La ilusión de mi vida era tener un hotel. Es una experiencia que me gusta. Lo que más me gusta es recibir gente, y tener un hotel pequeñito… Que no se convierta tanto en un negocio, sino que simplemente te permita conocer gente. Como te digo, lo que más me gusta es recibir.

SHANGAY ⇒ También, de alguna manera, la moda está vinculada a la gastronomía, y vivimos en unos años en los que lo gastro es casi como una religión…
LAURA PONTE 
 Bueno, es que al final la moda es todo. Las modas. En tema de gastronomía, me alegro un montón. Bueno, viniendo del norte, y teniendo buena afición a la comida, porque en mi casa y a mí nos gusta comer: hay gente que come para sobrevivir y otros, como yo, que se hacen un festival. Me gusta que ahora haya menos miedo, más alimentación, la comida es más global. La gente está más abierta a probar cosas nuevas y eso siempre es interesante.


Sobre el postureo que hay en el mundo de la moda y el gastronómico: “Pues… casi estamos ahí, ahí… Pero es más impuesto a veces, por ese punto de la fantasía, de lo inalcanzable, el poner las cosas en un pedestal para que la gente siga soñando…”


SHANGAY ⇒  Eres medio asturiana, medio gallega… dos sitios en los que se come especialmente bien. ¿Eres más de mesa y mantel o de platos de diseño?
LAURA PONTE ⇒ Hay buena materia prima, no es un sitio donde la comida esté muy elaborada, pero hay muy buena materia prima. También me gusta la comida muy elaborada. Me cansa más, porque hay tal explosión de sabores, y tienes que ser tan consciente de todo, que llega un momento que necesitas una tortilla francesa… En España hay muy buena huerta, y pesca,  y carne. Soy un poco de todo, de mesa y mantel y de plato de diseño. Soy de buen comer. Hasta la comida del avión, que me ponen la bandeja y me dicen “¿Pollo o pasta?” [ríe] y digo, “ ¿A ver? ¡Pues lo que sea!”. No es que no sea exigente, sé lo que es una buena carne, un buen pescado. Me gusta la comida bien hecha, pero puedo vivir de un perrito caliente toda la semana en la calle.

SHANGAY ⇒ ¿Has viajado alguna vez solo para comer en un sitio concreto?
LAURA PONTE 
 He hecho viajes gastronómicos, en los que la excusa era comer bien, que no quiere decir pagar mucho. Pero sí, la mesa y el vino…

SHANGAY ⇒ Dime un plato sin el que no puedas vivir…
LAURA PONTE ⇒ ¿Un plato? Pues mira, es algo muy simple: soy muy panera. Con pan todo sabe mejor. Como comida, pues no lo sé…, al final, podemos prescindir de todo. Me pasa con todo, como cuando me preguntan cuál es mi canción favorita: no lo sé. En comida, todo menos la casquería: de los callos lo único que me gusta es la salsa. El resto me gusta todo.

SHANGAY ⇒ ¿Eres de cocinas exóticas?
LAURA PONTE ⇒ Sí, de toda la vida. Mi madre siempre ha hecho curris, porque le encantaba la comida picante. De hecho, uno de los platos que mejor me salen es un curri verde. Antes hacía más curris indios, y ahora estoy más tailandesa.

SHANGAY ⇒ Pregunta directa: ¿Dónde hay más postureo, en la gastronomía o en la moda?
LAURA PONTE ⇒ [se lo piensa un buen rato y duda] Pues… casi estamos ahí, ahí [ríe]. Pero es un postureo más impuesto a veces, por ese punto que te digo de la fantasía, de lo inalcanzable, el poner las cosas en un pedestal para que la gente siga soñando… ¡Porque si no vendemos sueños, todo este negocio se acabó! [ríe]. Porque luego, la gente es muy normal. Y al final llegas ahí porque eres trabajador. Lo que pasa es que luego hay todo un ‘territorio medio’ que es el que marca la distancia y hace que la gente parezca algo que no es. Hay de todo, ¿eh?

SHANGAY ⇒ ¿Irías a un MasterChef?
LAURA PONTE 
⇒ Bueno… No sé si con tanto público. Pero sí que me divierte el tema de aprender a cocinar, de los retos. Me gustan los retos, pero ¡no sé si haría un MasterChef!

SHANGAY ⇒ ¿Eres cocinillas?
LAURA PONTE ⇒ Soy cocinillas para masas, es decir, para mí no cocino: abro la nevera y cojo cualquier cosa. Si ya somos más de siete, pues entonces puedo cocinar para treinta, cuarenta, ahí sí que no tengo miedo…

SHANGAY ⇒ El tema vino, ¿cómo lo llevas?
LAURA PONTE 
⇒ Me gusta. Ahora que no están los niños en casa [sus hijos están estudiando en Inglaterra], pues sí, porque con los niños no me tomo una copa para cenar. Pero sí, sí, me gusta mucho el vino.

Polo Original Penguin   Pantalón Emporio Armani Touche Éclatt Yves Saint Laurent Beauté

SHANGAY ⇒ Imagino que estás hasta el moño de que te pregunten por la Familia real, pero también imagino que entenderás la curiosidad que esa familia despierte en los ciudadanos de a pie. ¿Sigues teniendo relación con los reyes?
LAURA PONTE ⇒ ¿Con los reyes, reyes?

SHANGAY ⇒  Sí, con los actuales…
LAURA PONTE 
 No, hombre no, ¡cómo voy a tenerla! Yo antes les veía con Beltrán [su ex marido, Beltrán Gómez-Acebo, con quien se casó en 2004 en La Granja de San Ildefonso, es hijo de infanta Pilar y, por ello, primo del rey Felipe VI]. La familia es la de Beltrán, es su madre, sus hermanos… y con ellos sí que tengo relación.

SHANGAY ⇒ ¿Alguna vez notaste en alguno de esos ambientes que te miraban mal o con cierta distancia por ser modelo?
LAURA PONTE 
 Nunca. No, es que ya te digo, es un trabajo como otro y lo han respetado como tal. Yo no he faltado al respeto a nadie. Es que en este trabajo no se falta al respeto a nadie, ni se es raro. No, al contrario: siempre mucho apoyo.

Blusa & Other Stories Mono Escorpión Bufanda Louis Vuitton Reloj Tudor Touche Éclat Le Teint Yves Saint Laurent Beauté

SHANGAY ⇒ El año que viene, Madrid es sede del mayor evento mundial en el mundo gay, el World Pride…
LAURA PONTE  Pues ya va a ser imposible entonces caminar por aquí  [carcajada]. El Orgullo siempre me pilla fuera porque coincide con el cumple de mi hijo y nos vamos a Asturias, y el aeropuerto parece… Nunca he visto tíos más grandes, más fuertes, mejor hechos… ¡Es muy fuerte el aeropuerto! Es de no creer.

SHANGAY ⇒ ¿Alguna vez has vivido un Orgullo desde dentro?
LAURA PONTE 
⇒ No, si siempre estoy fuera. A ver si un día estoy aquí y paso de ir a carroza de los reyes magos con los niños a la vuestra. Si estoy aquí, claro que voy. El 1 de julio es el cumple de mis hijos [tanto Luis como Laura nacieron el mismo día, en el año 2005 y 2006 respectivamente].

SHANGAY ⇒ ¿Crees que la normalización total ya está conseguida o consideras que aún hay que seguir luchando?
LAURA PONTE  Bueno… Este es un tema que hablo mucho con amigos. Algunos opinan que reivindicar tanto las cosas a veces es lo que te excluye. Pero, bueno… la historia es que pasa que todavía hay niños, en España, ¿eh?, a los que echan de sus casas, que sufren en el colegio… ¡Es que es así! ¿Vas a dejar de pedir los mismos derechos para todo el mundo? Que son simplemente derechos universales. Por eso a esa gente que dicen que lo único que hacen es excluirse ellos mismos les digo: pues no, es que si no salimos a la calle a protestar por el maltrato, por cualquier injusticia… Y si no se llega a haber hecho ese trabajo, supongo, y me da igual la imagen que se haya dado, al final es poner en la calle algo que hay que trabajar todavía por tener un mundo respetuoso y normal. Porque, sobre todo, hay que normalizar, que somos todos distintos, ¿no? Pero bueno, mira lo que está pasando, que están construyendo muros para que no vengan unos de no sé dónde… Me parece fenomenal todo lo que haga la gente. Sobre todo porque lo haces desde el respeto. Empezando por eso, el respeto a ti mismo. Pero hay mucho trabajo que hacer todavía. Muuuucho trabajo [insiste]. Pero bueno, yo creo que por ejemplo, la generación de mis hijos… Es curioso, porque veo que incluso generaciones jóvenes el tema de la sexualidad es mucho más libre, no hay tanto estándar de hombre o mujer, sino que la gente ama a una persona o a otra, pero no es una cuestión de género, y yo lo veo en mis hijos.


Sobre el Orgullo: “Algunos opinan que reivindicar tanto las cosas a veces es lo que te excluye. Lo que pasa que todavía hay niños –en España, ¿eh?– a los que echan de sus casas, que sufren en el colegio…”


SHANGAY ⇒ Y eso que se han movido en dos mundos muy distintos, el que tuyo y el de su padre. ¿Ven ese tema normalizado?
LAURA PONTE ⇒ ¡Cómo no van a verlo! El otro día Luis [de 11 años] preguntaba, “mamá, ¿qué diferencia hay entre un gay, una lesbiana o un transexual? Es que oigo que hay muchos términos”. Es muy curioso. Es un tío muy libre. Un niño superlibre en su comportamiento, en cómo viste, cómo quiere, cómo toca a hombres y mujeres… No tiene ningún miedo. Porque el miedo lo generamos los mayores, el miedo a la exclusión: “Niño, tienes que hacer esto; niña, tú no puedes hacer eso… Porque si no, no te van a aceptar”. Somos los padres los que generamos las barreras. Pero gracias a Dios nuestra generación ha cambiado, y ojalá ellos puedan vivir en libertad y puedan amar a quien quiera independientemente de la forma que tengan.

SHANGAY ⇒ Y tanto que está cambiando, no sé si has visto la entrevista que el Padre Ángel dio a Shangay hace unas semanas…
LAURA PONTE ⇒ Pero es que… es lo normal. Es algo que dices, es lo normal. ¿Cómo es el ser humano?

SHANGAY ⇒ ¿Crees que el mundo de las chicas tiene aún la asignatura pendiente de normalizarse más?
LAURA PONTE 
 No sé. Entre las mujeres era más fácil tocarse más, mostrarse más así en público. En los hombres era más complicado. El hombre era la fiera, mostrar sus sentimientos… De ahí creo que viene toda esta movida, poder ser normal, que es ser una persona que siente libremente, que puede demostrar afecto. En los hombres, en muchos casos, era un síntoma de debilidad…  Mira cómo estaban en Egipto, y cómo estaban los romanos.

SHANGAY ⇒ Pero hay mucha más visibilidad en el mundo gay masculino que en el femenino…

LAURA PONTE  Bueno, quizás es eso: el hombre como hombre, que ejerce de estandarte, no sé, de la frialdad o de qué, igual ha tenido que luchar más por normalizar algo que entre las mujeres es más normal. Las mujeres se abrazan, van de la mano. Yo lo hago con mis amigas y las beso, las achucho. Lo mismo que achucho a mi hijo. Y los niños te achuchan a ti. Hay un punto que en los hombres eso no se hace, independientemente de que te lo quieras tirar o no. A los hombres les cuesta mucho decir que un tío es guapo, ¿cómo voy a decir yo eso? Y en las mujeres, ese tránsito a la aceptación, o como quieras llamarlo, es más amable, es algo que la gente está acostumbrada a ver, mujeres besarse por la calle. O yo eso lo veo más normal… Con más normal quiero decir que es algo que ves, y los tíos tienen más miedo.


“¿Vas a dejar de pedir los mismos derechos para todo el mundo? Si no salimos a la calle a protestar, si no se llega a haber hecho ese trabajo, y me da igual la imagen que se haya dado… Porque, sobre todo, hay que normalizar, que somos todos distintos ¿no? Hay mucho trabajo que hacer todavía”


SHANGAY ⇒ Para terminar, una pregunta muy frívola, ¿Qué es lo más marica que has hecho nunca?
LAURA PONTE 
 ¿Qué es marica?

SHANGAY ⇒ Decide tú.
LAURA PONTE 
 Es que no sé, hay cosas que aún no entiendo. ¿Qué es marica? ¿Femenino? Pero, ¿qué es ser marica? Es que todavía no lo sé… [se dirige al resto del equipo mientras se maquilla] ¿Alguién sabe qué es marica? [silencio en la sala] ¿Lo ves? ¡Nadie lo sabe! ¿No era una palabra de antes? Como… Pero, ¿qué es ser marica? ¿Lo contrario sería marimacho? No sé…¿Los hombres son maricas y las mujeres marimachos? Entonces yo… no sé…

SHANGAY ⇒ ¡Touché, Laura, touché!

Mono Pinko Blusa & Other Stories Blazer Wom&Now Zapatos Úrsula Mascaró Pulsera y anillo Gucci Top Secrets Instant Moisture Glow Yves Saint Laurent Beauté

Traje Max Mara Camisa Emidio Tucci Botines Robert Clergerie Black Opium Huile Sèche Yves Saint Laurent Beauté

Camisa Emidio Tucci Mon Paris Yves Saint Laurent Beauté  

FOTOS Danniel Rojas
ESTILISMO Arturo Argüelles
MAQUILLAJE Fran Suárez (National make up artist Yves Saint Laurent Beauté)
PELUQUERÍA Kley Kafe
EDICIÓN DIGITAL Miguel Barrera
AYTE. FOTÓGRAFO Fran Nortes
Localización: Hotel NH Collection Suecia de Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.