18/09/2019

Mariano Di Vaio, increíblemente sexy en cualquier situación

17 enero, 2017
Léetelo en 2 minutos

Un hombre de semejante porte no necesita presentación. Pero para los que no lo conozcáis, su nombre es Mariano Di Vaio. Es un modelo de 27 años natural de Assisi (Italia).

Hemos rastreado sus redes sociales y su nombre en Internet, y tras horas de búsqueda, podemos afirmar que es absolutamente perfecto. Es más, podemos afirmar que, en cualquier situación, es ante todo sexy.

Os traemos seis situaciones en las que el modelo italiano no pierde ni un ápice de erotismo.

1. Un día relajado en la sauna

No nos engañemos, cualquiera estaría sofocado, con el pelo pegado, la cara roja y expresión de asfixia. Él, sin embargo, no. Su peinado se mantiene intacto y el sudor le da un aire más sexy aún si cabe. Además, esa toalla medio caída hace que se te dispare la imaginación.

Para ver más situaciones cotidianas sexys, pasa página

2. De vacaciones

Mientras algunos estaríamos tumbados en medio centímetro cuadrado de una playa llena de gente, Mariano di Vaio luce un bronceado espectacular y un físico envidiable en un yate. Entendemos que no vaya a playas convencionales; con ese cuerpazo, llevar solo un bañador delataría nuestra euforia demasiado rápido.

Para ver más situaciones cotidianas sexys, pasa página

3. Saliendo a abrir la puerta de su casa

Nada de ropa cutre de estar por casa o pijamas llenos de pelotillas, nuestro modelo se pasea en cueros por casa. Demasiado nos parece que tenga la decencia de cogerse una toalla para taparse sus partes íntimas. Si llamarais a la puerta de una casa y os abriera un hombre así, ¿qué cara se os quedaría?

Para ver más situaciones cotidianas sexys, pasa página

4. Echándose la siesta

Impensable sería verlo en el sofá de su casa con una manta de franela, hecho una bola y con la boca abierta. Mariano di Vaio prefiere tumbarse en un tejado llevando solo un slip y marcando abdominales. ¡Y que así siga!

Para ver más situaciones cotidianas sexys, pasa página

5. Desayunando

¿Bajar a desayunar al bar de debajo de tu casa con el pijama debajo del abrigo? Ni de broma. ¿Para qué? Si puedes tomarte un brunch estupendo en un mirador de lujo y sin camiseta…

 

Para ver más situaciones cotidianas sexys, pasa página

6. Ejerciendo de papi ejemplar

Los anteriores ejemplos puede que fueran algo egocéntricos, ¿pero qué nos decís de este? Sigue estando adorable y sin perder ni gota de sensualidad. Imaginaos tener un amigo con ese padre… ¡Cualquier excusa sería buena para ir a dormir a su casa!

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.