17/07/2018

Palomo Spain en el Teatro Real: el lado oculto del desfile que nadie quiso perderse

29 enero, 2018
85
Léetelo en 5 minutos

Es el niño mimado del la moda española. A sus 25 años, este cordobés llamado Alejandro Gómez Palomo ha atrapado en sus redes a personajes tan dispares como Lindsay Lohan, Pedro Almodóvar, Rossy de Palma o Beyoncé. Nadie quiere perderse sus desfiles, y el que dio ayer, domingo 28 de enero en el Teatro Real de Madrid no fue una excepción.

La cita era a las nueve y media de la noche, pero desde media tarde, la entrada del templo de la ópera, en la madrileña Plaza de Oriente, era un hervidero de bloggers, intagramers o estudiantes de moda que ‘mendigaban’ una entrada para poder pasar al desfile estrella de esta última edición de Mercedez Benz Fashion Week Madrid. A esa hora, Palomo estaba en los salones del Real ultimando los detalles de la puesta escena, mano a mano con los modelos que iban a lucir su colección (inspirada en la corte de Felipe IV, en la caza y en Velázquez), que ya había presentado unas semanas antes en París. Con él estaba el creador de su escenografía, el arquitecto madrileño Rafael Manher, set designer, habitual colaborador suyo. Shangay estaba allí, en esos momentos previos, para contarte lo que nadie vio; para enseñarte el lado oculto del desfile que nadie quiso perderse.

Cuatro salones y dos rotondas de la segunda planta del teatro de la ópera (la planta, por decirlo de alguna manera, noble) estaban preparados para ser el escenario del desfile. Pedro, relaciones públicas de Palomo, enfundado en un traje de la casa y con sus correspondientes tacones, estuvo horas controlando el sitting en las distintas salas: desde Almodóvar a Carmen Lomana hasta las directoras de todas las revistas de moda, pasando por Pelayo Díaz, Raquel Sánchez SilvaEduardo Casanova, Brays Efe, Alfonso Bassave, Samantha Vallejo-Najera, Lorenzo Caprile, Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, o la madre y la familia del diseñador cordobés. El overbooking era tan salvaje que parte de su familia no tenía sitio, y tuvo que ver de pie el desfile.


La Veneno y Beyoncé, unidas por Palomo Spain

¿Qué tiene Palomo Spain que seduce al mundo?

Palomo Spain: ambigüedad, placer y mucha moda


Era la segunda vez que mostraba su colección ‘The Hunting’ Otoño/Invierno 2018 , que ya presentó en la Semana de la Moda de París y, como ya ocurrió en la ciudad del Sena, fue todo un éxito.


Raquel Sánchez Silva va a ser la presentadora del programa de TVE Maestros de la costura en el que Palomo Spain formará parte del jurado.

Si quieres seguir viendo los secretos del desfile de Palomo, y a su novio vestido de novia, sigue leyendo

Horas antes del desfile, en los salones aún vacíos ya sonaban los pajaritos que iban a ambientar musicalmente este barroco show inspirado en la caza. En medio de esos cuatro salones está el restaurante del Real, que había sido completamente desmontado para la ocasión. En el centro, Palomo está subido a un gran escenario, lleno de árboles y césped, el lugar destinado para su gran fin de fiesta, con orquesta en directo tocando piezas clásicas de repertorio. Quedan dos horas para ese fin de fiesta y el diseñador coloca a cada uno de sus modelos en el sitio perfecto para la que será la gran foto final, una especie de ‘bodegón barroco’, muy velazqueño, en el que Palomo terminará su gran noche dándole un beso a su novio, que precisamente cerró el desfile con un espectacular traje de novia.


Palomo se sube a la tarima cubierta de césped para decirle a sus modelos cómo tienen que colocarse al cerrar el desfile. Abajo, con el arquitecto Rafael Manher, set designer del desfile, comprueba cómo queda el decorado que ocupa casi todo el restaurante del Teatro Real.


El diseñador da instrucciones a un modelo antes del desfile.

Horas más tarde, este el es fin de fiesta en el mismo lugar.

Antes de este espectacular cierre, Madrid pudo ver esta colección ya presentada en la semana de la moda de París en la que los brocados más sofisticados recreaban la vida de la corte del monarca de la Casa de Austria. El lugar no podía ser más adecuado, pues justo enfrente, donde hoy está el Palacio Real, estaba el desaparecido Alcázar en el que vivió Felipe IV. Eso sí, lo que se vio en los salones del Teatro Real fueron maravillosas plumas de faisán, pato, marabú… y un espectacular traje de novia que llevó el novio del Palomo, Pol, al que besó sobre este escenario de césped y árboles para cerrar el desfile.

En la corte de Palomo no existen los prejuicios que había en la de Felipe IV. Por algo Palomo Spain es el nuevo rey de la moda.

Si quieres ver más fotos de la colección ‘The Hunting’ Otoño/invierno 2018, pasa página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.