03/04/2020

Carlos Sadness: “Me cuesta llegar al público heterosexual clásico”

22 mayo, 2018
Léetelo en 9 minutos

Carlos Sadness afirma estar viviendo uno de los mejores momentos de su carrera. Su nuevo álbum, Diferentes tipos de luz, está funcionando a la perfección entre su público –gran parte de él pertenece al colectivo LGTB–, sumando varios sold outs en sus conciertos de Barcelona, Sevilla o Madrid. Su paso por Latinoamérica ha supuesto un escalón más en su carrera, un sueño que nunca habría imaginado y que le ha descubierto nuevos paisajes emocionales –de ahí nacen muchas de las canciones de este último trabajo–. Entre promos y conciertos también ha sacado tiempo –y fuerzas– para grabar un road trip musical en Marruecos junto a un amigo, “la gente me veía y pensaba que era un travesti con barba”. Una experiencia motivada por su búsqueda continua de nuevas canciones, con la que el músico catalán ha probado nuevos sonidos y ha dejado atrás ciertos miedos e inseguridades. Bienvenidos al universo de Carlos Sadness.

SHANGAY ⇒ Hace poco que has estrenado el videoclip de Te quiero un poco, en el que buscas a tu propia Miranda… ¿Makaroff (una de las instagramers más conocidas de nuestro país)?
CARLOS SADNESS ⇒ Todo el mundo me pregunta si Makaroff es la protagonista de la canción, incluso ella misma, y no es así, aunque sí hay cierto guiño gracioso. De ahí surgió la idea del vídeo. A Lyona (la directora) se le ocurrió representar un casting para buscar a la Miranda de la canción, y quizá se nos fue un poco de las manos, pero está hecho con mucho respeto, siempre buscando lo icónico.

SHANGAY ⇒ Todos tus vídeos mantienen una misma línea estética, tanto que se podrían reconocer incluso sin escuchar la canción… ¿Te gusta dejar tu sello?
CARLOS SADNESS ⇒ De alguna manera hay autoría, es la consecuencia de estar bastante encima. Tengo la suerte de haber encontrado a Lyona, con quien trabajo mucho, y puedo delegar en ella sabiendo que va a conservar mi identidad y mi carácter. Aunque va a acabar odiándome porque a veces elijo hasta la manera en que la actriz se pinta las pestañas.

SHANGAY ⇒ Tus canciones calan tan bien entre el público que a las pocas horas de lanzar un single la mayoría se lo ha aprendido de memoria… ¿Cuál es tu truco?
CARLOS SADNESS ⇒ Trabajo siempre con una lucha constante entre el querer hacer una canción de amor, pero que no sea cursi. Busco la palabra que emociona pero no empalaga. Mis canciones siempre tienen una pelea entre ser felices y ser tristes, me encanta el contraste entre la felicidad y la nostalgia.

“Me gusta mucho no gustarle a según qué gente”

SHANGAY ⇒ Por lo que dices, nunca habrías compuesto Tu canción [el tema de Amaia y Alfred para Eurovisión 2018, que él mismo se atrevió a versionar en su concierto de San Isidro en Madrid].
CARLOS SADNESS ⇒ Pues cuando la escuché me pareció una canción bonita para ellos, quizá un poco conservadora para Eurovisión, y más siendo ambos muy cañeros. Me parece correcta, es una canción guay, el problema ha sido que Europa no ha vivido su historia.

carlos sadness shangay

SHANGAY ⇒ En tus nuevas canciones tiene gran importancia la luz, de ahí el título del disco, Diferentes tipos de luz. ¿De dónde viene esa inspiración?
CARLOS SADNESS ⇒ Viene de muchos viajes… Han sido dos años de no parar, de descubrir ciudades que desconocía, de ver amanecer en lugares en los que nunca imaginé estar. Los pintores expresionistas buscaban captar la luz y el color de un momento, sin importar la forma concreta en sí. La composición de este álbum tiene ese punto, estaba viviendo ese momento, con esa luz, y tenía que hacer una canción y acabarla ahí, porque es lo que sentía en ese instante.

“En mis canciones la protagonista es la relación que se mantiene con la otra persona, da igual que sea chica o chico”

SHANGAY ⇒ Tienes mucha influencia de la pintura…
CARLOS SADNESS ⇒ Casi siempre acabo haciendo un paralelismo entre pintura y música. De pequeño quería ser pintor, así que supongo que lo hago para perdonarme el no serlo. Además, también es una manera de acercar al público millennial un poco de artistas como Hockney o Pollock. Sé que no es mi misión, pero de pronto la gente busca sus cuadros, los sube a las redes sociales, me etiqueta…, y eso me gusta.

SHANGAY ⇒ En este nuevo álbum rapeas menos, ¿a qué se debe?
CARLOS SADNESS ⇒ En realidad, casi trapeo más que rapear… Cuando hice mi primer disco, Ciencias celestes, rapeaba más porque tenía cierto miedo, era la primera vez que trabajaba composiciones pop y no me sentía capaz de hacerlo bien. Cuando publiqué el segundo, La idea salvaje, hice un ejercicio de confianza, funcionó mejor que el anterior y eso me dio seguridad. Así que en este último solo he utilizado el rap solo en momentos en los que quiero describir algo más largo en menos tiempo, es como una herramienta.

SHANGAY ⇒ Ya que lo has mencionado… ¿Te animarías con el trap?
CARLOS SADNESS ⇒ Mi público no es muy de género, no es purista del indie, y por eso creo que me permitirían jugar con el trap. Ahora mismo no he hecho nada para el siguiente disco, y puede que un cuarto álbum sea un buen momento para jugar en ese sentido… La verdad es que podría encontrarle el lado personal a cualquier estilo, otra cosa es que luego me apetezca publicarlo.

SHANGAY ⇒ ¿Quiere decir eso que guardas en secreto canciones en las que has experimentado nuevos sonidos?
CARLOS SADNESS ⇒ Algo así. Pienso que los cantantes no tenemos que publicar todo lo que hacemos, aunque sea bueno. Hay cosas que he hecho para mí, y ahí se quedan, no las sitúo en lo público. Cuando termino de hacer una canción pienso si la incluyo en el disco o no, pero solo una vez que está hecha, porque no me gusta que esa decisión me condicione.

SHANGAY ⇒ A pesar de que tus canciones suelen hablar de relaciones heterosexuales, tienes muchos fans del colectivo LGTB… ¿A qué crees que se debe?
CARLOS SADNESS ⇒ Creo que es porque mis letras son moderadas a nivel de testosterona. Son historias heterosexuales pero no tienen un punto dominante o la pretensión de convertir a la mujer en una musa que inspira, como ocurre en el rock. Para mí eso está muy pasado. En mis composiciones la protagonista es la complicidad, la relación que se mantiene con la otra persona, da igual que sea chica o chico. Es tan así que puedo decir que me cuesta llegar al público heterosexual clásico, pero a mí me gusta mucho no gustarle a según qué gente.

SHANGAY ⇒ Has dicho en alguna ocasión que la canción Sebastian Bach habla de personas que no se atreven a salir del armario…
CARLOS SADNESS ⇒ La primera vez que le conté eso a alguien no lo había interpretado así, y pensé que había sido poco claro. Pero tampoco pretendía que fuese evidente, me gusta que hable un poco de cómo cada uno se toma la sexualidad. Me recuerda en ese sentido a la canción SPNB de Iván Ferreiro. Siempre he pensado que habla de una pareja homosexual que se encuentra a las afueras del pueblo para no ser descubiertos, aunque él no lo especifica.

“Hay mucha gente que cree que la realidad es Twitter, y se están equivocando”

SHANGAY ⇒ ¿Veremos en su videoclip, si lo tiene, una historia LGTB?
CARLOS SADNESS ⇒ Aún no he pensado si lo haría LGTB o no. Hace poco hicimos el de Vidas impares con una pareja de chicas, aunque creo que es más fácil así, parece que se acepta mejor. Si lo hiciera con una pareja gay más ‘cuñaos’ dirían cosas… La verdad es que me quedé con las ganas de que hubieran sido dos chicos.

SHANGAY ⇒ Sueles comprometerte con diferentes causas sociales como el abuso, el feminismo…, y lo manifiestas en tus redes sociales. ¿Sientes la responsabilidad de hacerlo como personaje público?
CARLOS SADNESS ⇒ Siento que tengo ese compromiso, aunque luego me meto en algún que otro fregado, porque no toda la gente tiene por qué pensar como yo. Pero hay momentos en los que no puedo dejar de poner un mensaje, porque antes que músico soy persona.

SHANGAY ⇒ ¿En qué momentos decides pasar?
CARLOS SADNESS ⇒ Cuando se genera una espiral en la que todo el mundo dice lo mismo. Me da miedo que parezca que publico algo solo porque es lo que toca decir esa semana. Por ejemplo, en el caso de ‘la manada’, conozco a tíos babosos que estaban poniendo “no es no”; entonces pienso hasta qué punto es real esta reivindicación que hacemos. ¿Es verdad o es lo que toca decir? Hay que ir más allá del mensaje y aplicarlo en el día a día. Una semana todo el mundo pone la bandera de Francia en redes porque ha ocurrido algo malo, y a la siguiente ya se ha olvidado… Eso me parece frío.

SHANGAY ⇒ ¿Crees que deberíamos restarle importancia a las redes?
CARLOS SADNESS ⇒ Es que hay mucha gente que cree que la realidad es Twitter, y se están equivocando. Si esa fuera la realidad no tendríamos el Gobierno que tenemos, o Inés Arrimadas no habría sido la más votada en Barcelona…

SHANGAY ⇒ Tu amiga Dulceida vivió hace poco la peor cara de las redes sociales con su polémico viaje a África… [fue criticada por publicar imágenes de varios niños luciendo sus gafas de sol o fotografiarse en la bañera de un hotel de unas de las regiones más secas del continente].
CARLOS SADNESS ⇒ Ella se equivocó. Yo le escribí y le dije “tía, aunque te fastidie todo lo que están diciendo, deberías pensar en disculparte. Todo el mundo se equivoca, ¿acaso crees que Cristiano Ronaldo va al mismo sitio y no llena una bañera hasta arriba? Pero lo has hecho tú, y el precio a pagar por vivir estas cosas es este”. El problema es que ella tiene una responsabilidad muy grande de la que no siempre es consciente. Entiendo la reacción de la gente, pero es mi amiga y una de las personas más generosas y con menos maldad que conozco, y por eso siento que es injusto.

SHANGAY ⇒ Volviendo a ti, después de sacar tres álbumes, publicar un libro y colaborar con numerosos cantantes, ¿qué te queda por tachar en tu lista de ‘cosas por hacer’?
CARLOS SADNESS ⇒ Pues me siento muy realizado a nivel personal, y si me muero mañana no me habré quedado con ganas de hacer muchas cosas. Nunca he tenido sueños megaimposibles. El hecho de haber llegado a Latinoamérica y que haya ido tan bien ha sido algo que apenas soñaba y me ha dado mucha felicidad. Hacer una firma de discos en Colombia y que venga tanta gente es una pasada, y más ahora que el rock y el pop no están en su mejor momento a nivel de medios.

carlos sadness shangay


EL ÁLBUM DIFERENTES TIPOS DE LUZ ESTÁ EDITADO POR SONY MUSIC.
CARLOS SADNESS ACTÚA EL 2 DE JUNIO EN BILBAO Y EL 8 DE JUNIO EN VALENCIA.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.