18/06/2018

Pena de muerte al estadounidense que torturó, quemó y asesinó a su hijastro por ‘parecer’ gay

12 junio, 2018
879

La Fiscalía del Condado de Los Ángeles ha condenado a la madre de Gabriel Fernández y su novio por torturar y asesinar al niño de ocho años en 2013. La pareja ha sido sentenciada con pena de muerte. Ambos terminaron con la vida de Gabriel al pensar que este podría ser homosexual.

Las autoridades recibieron una llamada el 22 de mayo de 2013 en la que decían que el menor no respiraba. El niño apareció inconsciente y con el cráneo facturado, además de las costillas rotas. Gabriel falleció dos días después.

La pareja de la madre le golpeaba frecuentemente porque creía que podía ser gay. Le forzaba a dormir atado y amordazado en un armario y a comer heces.

La madre del pequeño, Pearl Sinthia Fernéndez, fue sentenciada a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Su novio, Isauro Aguirre, ha sido condenado a pena de muerte.

El juez del caso, George Lomeni, calificó el crimen de “horrendo, inhumano y peor que el demonio”. Lomeni declaraba: “espero que piense sobre el dolor que causó a este niño y que te torture”.

El caso ha desencadenado varias reformas en los servicios de protección a la infancia de Los Ángeles. También hay demandas contra los trabajadores sociales que dejaron a Gabriel bajo la custodia de su madre.

Los tres agentes de servicios sociales serán procesados por su inacción. La profesora del niño fue la primera en denunciar, pero los profesionales no separaron al menor de la madre y su novio.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.