20/05/2018

El cura Rodríguez Olaizola celebra el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia

17 mayo, 2018
945

Si hace un año se posicionó a favor de la manifestación del OrgulloJosé María Rodríguez Olaizola ha vuelto a manifestarse del lado de la comunidad LGTB. Concretamente lo ha hecho para celebrar el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia.

Bajo el título ‘Contra la homofobia’, este cura jesuita ha reivindicado el respeto y la tolerancia hacia el colectivo LGTB, y también ha criticado las líneas más conservadoras a los que ha definido como “ancladas en otra sociedad y otra época”.

No es el único sacerdote que ha cuestionado la ‘postura oficial’ de la Iglesia con respecto al colectivo LGTB. El Padre Ángel, en una entrevista con Shangay, manifestó: “Me parece bien el matrimonio gay, ha dado mucha paz”. 

Y no solo en España. En Alemania, por ejemplo, un obispo pidió públicamente que la Iglesia aceptase (que pudieran ser bendecidas) las parejas LGTB. Está claro que hay un sector dentro de la Iglesia católica que está reclamando un cambio en su doctrina. Incluso el Papa Francisco (jesuita como el propio Olaizola), ha nombrado como asesor personal a un sacerdote claramente pro LGTBI, que ha hecho declaraciones como esta: “La Iglesia ha tratado a los gays como leprosos”.

Este es el texto al completo que José María Rodríguez Olaizola ha publicado en sus redes sociales:

“Hoy es el Día internacional contra la homofobia. Es una pena que tenga que haber un día así, aunque por ahora sea necesario. Es triste que en muchos países de nuestro mundo las personas sean perseguidas por su orientación sexual, en ocasiones castigadas por la ley, y en otras por la sombra –más sutil, pero igualmente demoledora– de la ignorancia, la burla, el rechazo y la incomprensión.

José María Rodríguez Olaizola es muy activo en las redes sociales, como vemos en esta foto de uno de sus mensajes en YouTube.

Con frecuencia he escuchado a gente buena que, sin embargo, no tiene reparo a la hora de hacer comentarios que van desde lo condescendiente hasta lo insultante hacia las personas homosexuales. Gente que en cuanto oye la palabra gay le añade lo del lobby, como si la homosexualidad fuese ante todo una militancia, una ideología o un grupo de interés; en lugar de ser la condición de muchos millones de personas en todo el mundo, en todas las sociedades, en todas las épocas y en todas las situaciones sociales.

Como Iglesia también tenemos que avanzar para forjar una sociedad y una comunidad libre de discriminación y prejuicio. Se ha recorrido camino. Han cambiado algunas cosas, y cada vez son más las voces que hablan con respeto, con ternura y con valentía frente a discursos que parecen anclados en otra sociedad y otra época. Pero hay que avanzar más. Tenemos que contribuir al reconocimiento de la radical dignidad de todas las personas en la sociedad en general, y en la Iglesia en particular. Hay muchas personas homosexuales, lesbianas, y transexuales que creen en Dios y que se saben parte de la Iglesia. Pero que en ocasiones se sienten, como me decía un buen amigo, “obligados a ver el partido desde el banquillo”, porque se les dice que eso es lo que hay.

No es lo que hay. No puede ser. Si de verdad creemos en el Dios que a cada uno nos ha creado únicos y diferentes. Si de verdad creemos en la radical dignidad de todas las personas. Y si no caemos en moralizar lo que no es moral, sino la condición humana, en su complejidad y su diversidad”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.