23/06/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Pedro y Óscar, la pareja gay de campeones que saca del armario al deporte LGTB en España

25 junio, 2018

Deportistas, campeones europeos, extremeños, gays y, además, novios desde hace cuatro años. Pedro Cabañas y Óscar Trejo son otro ejemplo de cómo las nuevas generaciones del deporte español –como demostraron antes el waterpolista Víctor Gutiérrez, el patinador Javier Raya o la boxeadora Vanesa Caballero– viven su orientación sexual y el amor de forma natural, sin complejos.

Los pacenses no tienen necesidad de esconder su amor porque nunca han tenido miedo a ser discriminados ni a sufrir represalias del, casi siempre, demasiado heteronormativo y homófobo mundo del deporte. Es más, si alguna vez sintieron la necesidad de mostrarse ambiguos, nada tuvo que ver con la repercusión profesional, sino en su entorno más cercano. Pero, una vez fuera del armario para familia y amigos –de eso hace bastante tiempo–, tomaron la determinación de expresarse tal cual son. Si ya lo venían haciendo en sus redes sociales, ahora nos lo cuentan al resto del mundo desde Shangay.

Pedro Cabañas y Óscar Trejo, una pareja gay de campeones europeos que visibiliza el deporte LGTB

Conócelos mejor:

Pedro Cabañas es de Calamonte (Badajoz) aunque reside en Barcelona, tiene 25 años, practica gimnasia aeróbica desde 2011 y pertenece a la Selección española de gimnasia. Ha ganado la medalla de bronce en los Juegos Europeos de Bakú 2015 y la de plata en el Campeonato de Europa de Gimnasia Aeróbica de 2017. Su última competición ha sido el Mundial de Aeróbica, que se celebró a primeros de junio en Portugal, y donde se clasificó en octavo puesto de aerodance. Pedro ya tiene la vista puesta en los Juegos europeos del próximo año en Bielorrusia.

Por su parte, Oscar Trejo es de Almendralejo (Badajoz), tiene 24 años, y lleva bailando y compitiendo desde bien pequeñito en muchos estilos. Su último gran éxito lo obtuvo junto a su pareja de baile (Sara Pérez) en el Campeonato de Europa de Baile Retro 2018, donde se coronaron como subcampeones en baile artístico, baile retro, chachachá, y quedaron terceros en el Campeonato de España en tango, vals, pasodoble y baile retro.

VÍDEO: Miguel Sánchez y Pablo Carrasco de Juanas

Son conscientes de que sus disciplinas deportivas no son las que más interesan a los medios de comunicación generalistas, ni tampoco las que cuentan con las aficiones más multitudinarias y viscerales. Pero, tal vez por eso –y gracias a eso–, tampoco son las más afectadas por el ‘machirulismo’ dominante. Sin embargo, y aunque en dosis más pequeñas, no se escapan de sufrir situaciones homófobas, machistas o plumófobas porque los suyos son considerados por algunos “deportes de niñas”. 

A continuación, Pedro y Óscar nos hablan de homofobia en el deporte, de sus exitosas carreras deportivas, de sus aspiraciones en otros ámbitos y, por supuesto, de su preciosa historia de amor.

Homofobia, plumofobia y machismo en el deporte

SHANGAY ⇒ En vuestras redes sociales manifestáis vuestro amor con total naturalidad, y ahora lo hacéis en un medio de comunicación. ¿Creéis que sigue siendo importante visibilizarse?
ÓSCAR TREJO ⇒ Nunca nos hemos escondido, al poco tiempo de estar juntos subimos alguna foto; agarraditos primero y después ya…
PEDRO CABAÑAS ⇒ Es verdad que al principio me cortaba un poco más porque mi familia no sabía nada. Me importaba lo que pensaran mis padres. Pero una vez que se lo conté a ellos, ya empecé a subir lo que quería en las redes sociales de forma natural. No sé si hay deportistas que no se visibilizan por lo mismo que me ocurría a mí al principio, es decir, por motivos familiares, o por miedo a la repercusión deportiva que pueda tener, pero yo nunca he tenido ningún problema.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué creéis que sigue habiendo deportes de élite en los que parece que no hay presencia de deportistas LGTB?
ÓSCAR TREJO ⇒ Entiendo que actualmente salir del armario en el deporte sea más difícil si eres futbolista. Vamos, que tampoco debería haber ningún tipo de problema, pero puede que haya miedo a las peñas, por si “les matan”. Ojalá los futbolistas gays también tuvieran la misma libertad que el resto de deportistas.
PEDRO CABAÑAS ⇒ Esconderlo es un rollo. Además, aunque no aparezcas muy abrazado o dándote un beso con tu pareja en las fotos que subes en tus redes sociales, la gente se da cuenta; lo intuye cuando no paras de colgar fotos y stories en actitud cómplice con alguien. Cuando se lo conté a mi círculo de gimnasia, ya lo sabía todo el mundo. Incluso me dijeron “estábamos esperando a que nos lo dijeses”. Es algo que no se puede ocultar al cien por cien.
ÓSCAR TREJO ⇒ En mi caso lo dije de sopetón, no tuve tacto al contarlo porque estaba deseando hacerlo; así que los 14 años decidí no esperar más. Se lo dije a mi madre y después a mis amigos. Primordialmente, quería que mi madre lo supiera, a partir de ahí lo que viniese me daba igual.

Pedro Cabañas y Óscar Trejo, una pareja gay de campeones europeos que visibiliza el deporte LGTB

SHANGAY ⇒ ¿Habéis sentido el rezado de alguien por vuestra condición sexual?
ÓSCAR TREJO ⇒ Yo no, y mira que vivo en un pueblo. Tal vez de chiquinino, cuando me ponía a bailar en fin de curso, o donde fuera, se podía escuchar “mariquita… que baila”. Lo pasas mal ahí, incluso pensé en no bailar más; pero después me dio igual, seguía actuando en todos los fines de curso. Me hice muy fuerte, y si ha habido algo que haya podido ser agresivo hacia mi persona, no le he dado ni importancia siquiera.

SHANGAY ⇒ Vuestras disciplinas parece que están asociadas a lo femenino por los movimientos, la sensibilidad, la ropa… ¿Habéis sentido homofobia, plumofobia o que os hacen de menos por ser hombres?
PEDRO CABAÑAS ⇒ Las personas del mundillo, o las que conocen el deporte, lo entienden; no vas a tener ningún problema con ellas. Sí que es verdad que hay gente ignorante que te puede decir “ay, qué mariquita” o “mira la niña, abierta de piernas”. Poco más… No he vivido agresiones que considere graves.

En gimnasia, las especialidades olímpicas son artística, rítmica y trampolín; y las no olímpicas, aeróbica, acrobática y gimnasia para todos. Se ve mal que los chicos compitan en la rítmica, que es considerada la gimnasia de las chicas, porque es todo muy femenino y estético. Las altas esferas han establecido que los chicos tienen que ser masculinos, que no pueden hacer esta gimnasia porque no pueden medirse contra niñas. Sin embargo, los chicos de rítmica están peleando por hacerse su hueco, que se les reconozca igual que a las chicas, pero todavía no lo han conseguido.

Supongo que a la rítmica, al ser olímpica, le ponen más condiciones. En la aeróbica, que es la mía, los chicos podían llevar brillantes en los maillots; pero la primera pauta que nos dieron para llegar a ser olímpicos era quitárnoslos porque resultan femeninos, y un chico debe guardar su masculinidad… Lo puedes ver en la gimnasia artística masculina, que también es olímpica y más sobria. Si lo piensas, es una tontería. Al final, los brillantes no son algo que defina a un gimnasta en pista como masculino o femenino, sino su manera de hacer el ejercicio.

Otros temas estéticos son más parecidos para chicos y chicas. Ambos podemos maquillarnos siempre que no sea excesivamente. Nada de maquillaje de fantasía. Yo lo he hecho en competiciones para taparme algún granito y por los focos.

ÓSCAR TREJO ⇒ Supongo que en baile deportivo, si queremos convertirnos en olímpicos, también tendríamos que pasar por requisitos parecidos. Por ahora, podemos conformarnos con que nos han sacado en Teledeporte.

Pedro Cabañas y Óscar Trejo, una pareja gay de campeones europeos que visibiliza el deporte LGTB

SHANGAY ⇒ ¿Algún día veremos parejas de chico-chico o chica-chica en competición?
ÓSCAR TREJO ⇒ En baile deportivo, las primeras categorías se pueden hacer chica-chica, mientras que chico-chico no. Se supone que es así porque no hay parejas masculinas para todas ellas; es la forma de darles una oportunidad para que puedan sigan progresando. Esto solo ocurre hasta cierta categoría, en el top no.
PEDRO CABAÑAS ⇒ En mi deporte hay varias categorías: individual –masculina y femenina–, parejas, tríos y grupos; estas tres últimas son mixtas. Aunque en parejas lo normal es ver a chico con chica, hasta cierta categoría pueden competir chica con chica; pero nunca he visto chico con chico… No sé si está prohibido en el código o cuál es el motivo.

SHANGAY ⇒ ¿Tenéis referentes en otros deportistas LGTB? Víctor Gutiérrez, Javier Raya, Tom Daley, Jason Collins (baloncesto), Ian Thorpe (natación)…
PEDRO CABAÑAS ⇒ Conocemos a todos por el nombre. También sabemos de otros deportistas que aunque están fuera del armario no se les conoce porque no han salido en los medios.

SHANGAY ⇒ ¿Animaríais a esos otros deportistas a salir del armario públicamente?
ÓSCAR TREJO ⇒ No hace falta que lo muestren en redes sociales, pero sí que cada uno pueda sentirse libre para comportarse de una manera natural. Eso implica mostrar tu orientación sexual abiertamente y que hacerlo no suponga un perjuicio deportivo.

SHANGAY ⇒ ¿Habéis asistido a algún Orgullo LGTB?
ÓSCAR TREJO ⇒ No hemos ido nunca, y mira que dicen que el de Badajoz está bastante bien… Siempre nos ha coincidido con trabajo.

Cuatro años de amor

SHANGAY ⇒ ¿Cómo os conocisteis?
ÓSCAR TREJO ⇒ Por Instagram. Vi su foto y le dije ‘hola’ por privado con la foto de un gallo con café en la mano.
PEDRO CABAÑAS ⇒ Empezamos a hablar por ahí. Resulta que éramos del mismo sitio… Siempre me he preguntado si sabías que era de Extremadura.
ÓSCAR TREJO ⇒ Claro, tenías puesto que eras de Calamonte.
PEDRO CABAÑAS ⇒ Me pareció raro porque, estando yo en Barcelona y siendo el extremeño, pensé: ¿Cómo me ha encontrado?
ÓSCAR TREJO ⇒ Justo cuando empezamos a hablar, él tenía que volver a Extremadura. Fue todo muy fluido y nos conocimos enseguida.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo podéis compaginar vuestra relación con unos trabajos que os obligan a viajar y estar separados tanto tiempo?
ÓSCAR TREJO ⇒ Ahora intentamos vernos una vez al mes, una semana o un fin de semana; pero antes nos veíamos cada tres meses.
PEDRO CABAÑAS ⇒ Sí, cada tres meses o tres y medio, que era cuando yo cogía vacaciones. Porque yo me iba a entrenar a Barcelona hasta verano, Navidad o, como mucho, Semana Santa.

SHANGAY ⇒ ¿Cuál es el momento más bonito y más difícil que habéis atravesado en estos cuatro años de relación?
ÓSCAR TREJO ⇒ La distancia es lo más difícil.
PEDRO CABAÑAS ⇒ Es lo que peor se lleva, la verdad.
ÓSCAR TREJO ⇒ Y después lo más bonito…
PEDRO CABAÑAS ⇒ Es que hemos tenido muchos. Estábamos tanto tiempo separados que cada vez que nos veíamos, aunque fuera un rato, era precioso.

Pedro Cabañas y Óscar Trejo, una pareja gay de campeones europeos que visibiliza el deporte LGTB

SHANGAY ⇒ ¿Qué es lo más te gusta de él?
ÓSCAR TREJO ⇒ Cuando le he visto competir. Verle tan ilusionado y nervioso por su deporte. Me encanta verlo así. Más aún sabiendo todo el sacrificio que conlleva, el gasto que implica mantenerse en Barcelona.
PEDRO CABAÑAS ⇒ Yo al principio soy muy tímido y callado, observo mucho. Lo que más me llamó la atención de él es que, al contrario que yo, es muy abierto. Lo que a mi me faltaba, él me lo daba. Yo me obligaba a hablar porque él siempre llevaba la iniciativa y siempre me estaba haciendo reír… Eso fue lo que más me enganchó de él.

SHANGAY ⇒ Lleváis cuatro años juntos. ¿Sois el ejemplo que tira por tierra mitos como la promiscuidad gay?
ÓSCAR TREJO ⇒ Mira que está la distancia y que podría haber más tonterías, pero no. Además, estamos en contacto casi las 24 horas.
PEDRO CABAÑAS ⇒ Tampoco hemos tenido problemas de celos. La verdad es que confiamos mucho el uno en el otro.
ÓSCAR TREJO ⇒ Cuando hemos tenido algún problema, más o menos grave, lo hemos hablado. En una relación a distancia no hay que ocultar cosas porque si no luego es mucho peor.

Pedro Cabañas y la gimnasia aeróbica

SHANGAY ⇒ ¿Cómo te interesas por una disciplina tan poco conocida como la gimnasia aeróbica?
PEDRO CABAÑAS ⇒ Por aquel entonces yo tampoco sabía de ella. Llevaba desde los 11 años hasta los 18 practicando gimnasia artística. Estudiaba en el CAR (Centro de Alto Rendimiento) de Barcelona hasta que me lesioné, no me renovaron la beca y dejé de formar parte de la selección de gimnasia artística. No sabía qué hacer con mi vida y me planteé tirar por la danza, pero no me llenaba. Entonces, la que ahora es mi entrenadora, Noemí Irurtia, me propuso hacer gimnasia aeróbica. Me aseguró que tenía condiciones y si entrenaba duro en unos años podría competir en europeos, mundiales… Así que decidí probar.

SHANGAY ⇒ ¿Cuánto cuesta llegar a tu nivel?
PEDRO CABAÑAS ⇒ Entrenamos lo que podemos, porque cada uno tiene sus estudios o trabajos. También la entrenadora tiene que compaginar esto con el resto de sus obligaciones; hace lo que puede. Realmente, tendríamos que entrenar más, pero lo poquito que podemos lo hacemos muy intenso.

SHANGAY ⇒ ¿Desmotiva no tener tanto reconocimiento como otros deportistas que son noticia por cualquier mínima cosa?
PEDRO CABAÑAS ⇒ No es que duela, aunque estaría bien que se reconociera más. Hay gente que ni siquiera conoce el deporte, y eso que estamos obteniendo resultados importantes. En otros deportes más conocidos, un bronce como el nuestro de Bakú o una plata como la del campeonato de Europa habrían salido en todos los telediarios y medios de comunicación.

Pedro Cabañas y Óscar Trejo, una pareja gay de campeones europeos que visibiliza el deporte LGTB

SHANGAY ⇒ ¿Dar a conocer vuestro deporte os ayudaría?
PEDRO CABAÑAS ⇒ Supongo que sí. En los sponsors seguro, aunque la que realmente nos ayuda en lo que puede es la Federación. Si el deporte fuera más conocido, probablemente habría más ayudas y dinero destinado a nosotros.

SHANGAY ⇒ ¿Qué es lo que más ilusión te ha hecho ganar?
PEDRO CABAÑAS ⇒ Yo creo que la medalla de Bakú. Fue un tercer puesto en grupo que estuvimos entrenando casi un año. Un sacrifico total, entrenábamos día sí y día también; además, tenía que moverme a Valencia porque era el único que vivía en Barcelona. En los entrenos venía el seleccionador y teníamos tres entrenadores encima, cuatro pares de ojos para cinco personas. Era repetir, repetir, repetir hasta que no vieran fallos. La de Bakú ha sido la medalla por la que más he llorado de alegría. Fue una sorpresa, porque cuando empezamos a competir no estábamos alcanzando los resultados esperados; sin embargo, trabajamos y sudamos mucho para conseguirla.

SHANGAY ⇒ ¿Cuáles son tus próxima metas?
PEDRO CABAÑAS ⇒ Acabo de venir del mundial de Portugal y ahora estoy de vacaciones. Lo más cercano es una copa del mundo en Bulgaria. Pero las metas para la que trabajamos cada día son una temporada el europeo y la otra el mundial. La mundial es la que acabo de hacer en junio, por lo tanto la meta importante ahora es el europeo del próximo año.

Óscar Trejo y el baile retro

SHANGAY ⇒ Para los que acabamos de descubrir el Campeonato de Europa de Baile Retro, cuéntanos en qué consiste…
ÓSCAR TREJO ⇒ El baile retro tiene que ver con lo que conocemos como bailes de salón, incluye la modalidades de vals, tango y pasodoble. El Campeonato de Europa de Baile Retro es el más importante para esta categoría y se celebra en Fuengirola. Es en España donde más prestigio tiene la disciplina; sin embargo, antes era aún más reconocida. Venía mucha más gente de fuera porque había premios económicos muy importantes; ahora son más bajos y cuesta que se desplacen.

SHANGAY ⇒ ¿Y qué ha significado para ti ser multipremiado en esta última edición?
ÓSCAR TREJO ⇒ Fue una sorpresa llevarnos tantos premios en el campeonato porque no pude ensayar con mi pareja de baile (Sara Pérez) todo lo que me hubiera gustado. Sin embargo, la experiencia hace mucho y llevamos tanto tiempo compitiendo que, de alguna forma, tenemos la cabeza preparada. No solo fue un triunfo para nosotros, la escuela se llevó 36 premios, quizás la que más ganó de España.

Pedro Cabañas y Óscar Trejo, una pareja gay de campeones europeos que visibiliza el deporte LGTB

SHANGAY ⇒ Tuviste una pequeña aparición en El Hormiguero 3.0 con tu hermano gemelo Dani ¿Te gustaría continuar haciendo televisión?
ÓSCAR TREJO ⇒ Si lo que me ofrecen es tan fácil como lo de El Hormiguero, que solo hubo que mandar una foto, no me importa; pero tengo malas experiencias en castings. Esto de moverme a Madrid o a Barcelona viviendo y trabajando en Extremadura es un lío. Para volverlo a hacer me tendrían que dejar muy claro qué es lo que buscan. Acabo de venir de Barcelona de hacer uno, pasé un primer casting por currículum y foto, y cuando llegué allí resultaba que mi perfil no les encajaba. Ni siquiera me entrevistaron. Vamos, que hice el esfuerzo para nada. No lo vuelvo a hacer más.

SHANGAY ⇒ ¿Qué otros objetivos profesionales tienes?
ÓSCAR TREJO ⇒ Mis objetivos son trabajar de cara al público, haciendo shows como bailarín. Tal vez Lanzarote sea mi próximo destino.

SHANGAY ⇒ Fama, Bailando con las estrellas… ¿Crees que es un buen momento mediático para la danza?
ÓSCAR TREJO ⇒ Están bien. Habrá otros programas más chorras, ¿no? Por que haya uno de baile no pasa nada.

Más allá del deporte

SHANGAY ⇒ ¿Podéis vivir solo como deportistas? 

ÓSCAR TREJO ⇒ Si no estuviera trabajando, no podría pagar absolutamente nada. No puedo vivir del baile.
PEDRO CABAÑAS ⇒ Yo no vivo de la gimnasia, lo que consigo con el deporte es más bien para mérito personal. Profesionalmente no se puede vivir de la gimnasia, a no ser que seas muy famoso o hayas conseguido una medalla en una Olimpiada; tal vez entonces puedas vivir un poquito de eso, pero se acaba también.

Pedro Cabañas y Óscar Trejo, una pareja gay de campeones europeos que visibiliza el deporte LGTB

SHANGAY ⇒ ¿Tenéis un plan B para compaginar con vuestra faceta como deportistas?
PEDRO CABAÑAS ⇒ Hice el TAFAD (Técnico Superior en Actividades Físicas y Animación Deportiva) y he estado trabajando como entrenador para niños y en colegios como profe de extraescolares. Pero lo que nos gustaría hacer algún día es montar una empresa de confección de maillots y trajes de baile.

ÓSCAR TREPI ⇒ Yo tengo mi propia escuela de baile en Almendralejo, junto a mi pareja de baile. Tenemos alumnos que compiten, pero también nos dedicamos a iniciación y seguimiento de gente que quiere aprender a bailar salsita, bachata…, lo que quieran.

También te gustará leer

Los 50 gays más influyentes de España en 2018

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.