16/11/2019

35 años de ‘Madonna’

27 julio, 2018

El 27 de julio de 1983 llegó al mundo el primer disco de la reina del pop, y el nombre de este disco fue sencillamente Madonna. Con título homónimo, la discográfica Sire Records, la primera en darle una gran oportunidad a la cantante de Detroit, sabía que no era necesario nada más para que triunfara.

Fue en octubre de 1982 cuando lanzó Everybody, su primer sencillo, con modesto recibimiento. Después vinó Burning Up. Será con Lucky Star con la que consiga escalar en las listas, aunque ya era conocida en la escena de Nueva York. No será hasta Holiday cuando la cantante aparezca por primera vez en la portada de un sencillo, ya que en Everybody y Burning up no se mostraba a la cantante, incluso se pensaba que no era blanca.

Tras mover Madonna con promoción en lugares como Reino Unido, se presentará en American Banstand y nos dejará la famosa frase “Quiero dominar el mundo”. Con la promoción consiguió introducir tres canciones dentro del top 10 del Billboard Hot 100, y su primer disco ya era certificado de oro en Estados Unidos.

En la actualidad, en su país natal ha vendido cinco millones de copias, certificándose cinco veces platino. A nivel mundial, el disco ha vendido más de 10 millones de copias. Es el décimo disco más vendido de la cantante, por lo que no es de los más exitosos de la diva pero sí el primero. Immaculate Collection (30 millones), True Blue (25 millones), Like A Virgin (25 millones), Ray Of Light (20 millones), Like A Prayer (15 millones), Music (15 millones), Confessions On A Dancefloor (12 millones), Evita (11 millones) y Something To Remember (11 millones) son los discos de Madonna que superan las ventas de su álbum de debut.

Con un sonido puramente ochentero, Madonna se presentaba al mundo con este disco que cuenta con varios temas míticos de su carrera y favoritos por parte de la ambición rubia. Holiday, incluido dentro de este disco, es una de las canciones favoritas de la cantante. Se trata de la canción que más veces ha interpretado en directo, concretamente en 433 ocasiones (según informa Setlitsfm).

Desde el año 1983, Madonna ha sabido hacer suya la cultura popular. Treinta y cinco años después del lanzamiento de este disco, la interprete de Living For Love se ha convertido en la artista femenina con mayores ventas de todos los tiempos, superiores a los 335 millones discos despachados. Sumando la recaudación de sus giras desde los año 90, la diva se convierte en la artista solista con mayor recaudación de la historia de la música, con más de mil millones de dólares.

En la actualidad es una de las personas más famosas del milenio. Todos sus logros la han llevado a convertirse en un icono de nuestra generación, la artista viva más importante del pop y en resumen, una leyenda viva.

Repasamos los singles (en orden de lanzamiento) de este primer proyecto discográfico de la ambición rubia.

'Everybody'

Se trata del primer videoclip de la cantante, se muestra morena y con una estética bastante masculina. Apenas cuenta con unas personas en una especie de discoteca mientras ella baila junto a dos bailarines. Es importante hacer mención a la ropa que utiliza la cantante, completamente diferente a la que podría presentar en épocas posteriores. Nos encontraríamos con una primera Madonna, que está lejos del escándalo y que muestra unos pasos de baile bastante pobres y de una elaboración bastante sencilla. No se trata de coreografías con mucha dificultad.

En torno a la mitad del vídeo, cuando se acerca hacia la cámara, observaremos un primer contacto con la sensualidad y cómo busca conquistar al espectador a través de esos movimientos.

'Burning Up'

Un videoclip más elaborado, se presentan diferentes espacios. No únicamente contaríamos con un solo espacio en el que se desenvuelve la cantante, sino planos como estatuas, peces… nada que ver con la imagen que presenta la cantante en el anterior (primera reinvención).

Madonna se muestra rubia y comienza a insinuar la estética propia que tendrá durante esta primera etapa de los 80, estética que consiguió convertirla en un icono de la moda. Pañuelos, pulseras, chalecos, pelo alborotado… Madonna comienza con la estética que años después calará dentro de la juventud de la década.

'Holiday'

Una coreografía, poco más elaborada que la que presenta el primero de los vídeos, es la protagonista de este vídeoclip. Esta vez nos encontramos con la estética típica que llevará Madonna durante esos primeros años. Destacan las camisetas de rejillas, muchas pulseras, el pelo rubio descuidado y los crucifijos. Estos últimos son muy importantes a la hora de hablar de esa forma de vestir que presentó la cantante durante estos años.

'Lucky Star'

Es un videoclip más elaborado y muestra algunos primeros planos de la cantante, que ya resultan míticos e icónicos. Estos primeros planos recogerían la estética que plantó durante los años 80.

Hay una mayor evidencia de primeros planos, que dicen que es ella la protagonista absoluta y el reclamo. También, como en Burning Up, encontramos muchos planos medios que se encargan de mostrarnos su cuerpo y sus movimientos, casi siempre desafiantes y con algún contenido sensual.

'Borderline'

Primera balada de Madonna, así como un videoclip que narra una historia. En cuanto a la historia que presenta este vídeo, Madonna se encontraría con dos hombres en un triángulo amoroso, y como siempre, ella es la que causa el interés. Se irá con el fotógrafo para conseguir éxito, pero al final volverá a por su primer amor, que es el que de verdad le gusta. Se trata del último single de su primer álbum.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.