12/12/2018

Alejandro Amenábar: “Asocio Shangay al despertar de mi condición sexual”

7 diciembre, 2018
1427
Léetelo en 6 minutos

SHANGAY ⇒ ¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de la revista Shangay?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Realmente no sé exactamente cuando empecé a leer Shangay, si es cuando estaba en la universidad o después. Pero sí la tengo asociada al despertar de mi condición sexual, y también a algo muy lúdico.

SHANGAY ⇒ Pero además tu vínculo con Shangay cuenta con dos lazos personales… 
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Conozco a Agustín –Gómez Cascales, nuestro redactor jefe– desde el primer de carrera, era el delegado de nuestra clase. Y a Alfonso –Llopart, director de la revista– lo conozco desde la promoción de mi primera película, él trabajaba en la compañía que hacía la comunicación de Tesis, así que son muchos años de relación.

SHANGAY ⇒ ¿Ayudó eso a que decidieras hablar abiertamente de tu orientación sexual en 2004 en un reportaje para Shangay?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ El hecho de que fuera un medio de confianza e implicado en la causa me daba cierta tranquilidad, sabía que no se iba a intentar llevar por un lado morboso o escabroso, que es lo que temía. Yo creo que había que hacerlo de la forma más natural posible.

SHANGAY ⇒ ¿Y cómo viviste ese momento?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Pues no había planeado hacerlo, simplemente estaba en un periodo de de hacer muchas entrevistas –la promoción de Mar adentro– y decidí que si surgía el tema no iba a negarlo, porque no me avergonzaba de mi condición sexual. Recuerdo que cuando me preguntaban por el colectivo LGTB se me hacía raro contestar en tercera persona del plural, así que decidí incluirme. Era algo que yo tenía muy asumido con mi familia y mis amigos, y me parecía muy hipócrita entrar en un doble juego.

SHANGAY ⇒ ¿Te sorprendió la repercusión que tuvo?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Mucha gente se hizo eco. Yo entiendo que el hecho de que un personaje público declare su homosexualidad es importante, pero ya estaba preparado para eso.

SHANGAY ⇒ ¿Crees la situación habría sido diferente a día de hoy?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Está claro que ha habido un cambio cualitativo importantísimo porque la legislación ha cambiado y tenemos igualdad de derechos, aunque todavía existe discriminación en algunos ambientes. A mí todavía me sorprende encontrar gente muy joven que lidia con estas problemáticas, y tiene problemas con la familia. Pero yo creo que podemos decir razonablemente que la sociedad española es de las más avanzadas del mundo en este tema.

SHANGAY ⇒ ¿Temes el auge la ultraderecha?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Eso siempre da miedo, y es verdad que hay vueltas atrás. Y de hecho en Ágora hablo de eso, no enfocado la homosexualidad, pero sí plasmo un retroceso en la historia. Afortunadamente, creo que, al igual que ocurrió en su momento con el sufragio universal o el voto de la comunidad negra en Estados Unidos, conquistas como el matrimonio igualitario no van a desaparecer, son pasos necesarios que además no hacen daño a nadie.

SHANGAY ⇒ Precisamente tú te pudiste casar en 2015…
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Sí, y cuando lo dices estás soltando una pequeña bomba, aunque no lo quieras… Yo no creo en la institución del matrimonio, me casé porque así lo decidimos mi pareja de entonces y yo. Y aunque quise hacer algo discreto solo para mis amigos, hubo una repercusión que no había calculado, pero que era inevitable.

SHANGAY ⇒ Tanto en ese momento como en tu divorcio, a principios de 2018, ¿cómo te has sentido respecto a los medios de comunicación?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ En general siempre me he sentido muy respetado por la prensa.

SHANGAY ⇒ ¿Crees que despertaste mayor interés solo por el hecho de ser abiertamente gay?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ No, porque al final desgraciadamente vivimos en una corrala en la que todo el mundo necesita saber con quién te casas, da igual que seas gay o hetero. A mí es que eso me da un poco igual, de hecho intento evitar la mayor cantidad de bodas.

SHANGAY ⇒ Llama la atención que seas tan discreto. Ni siquiera tienes redes sociales…
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Es algo que tiene que ser con mi forma de ser y con el pudor, por supuesto. Afortunadamente tengo una profesión que me permite expresar en mis películas lo que pienso y lo que siento. Pero sí que me he manifestado en diferentes ocasiones por la causa gay.

SHANGAY ⇒ ¿Sientes la necesidad de defender esta causa como personaje público?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ No sé si es responsabilidad. Aunque sí es verdad que a veces se me ha acercado gente para felicitarme, no por mis trabajos, sino por haber hablado públicamente de mi orientación…; y ese momento mola, porque me doy cuenta de que he ayudado a alguien, aunque solo haya sido a una persona, a reunir el valor de afrontar la misma situación.

SHANGAY ⇒ ¿A ti te faltaron referentes?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Yo soy afortunado porque era amigo de Carlos Montero –uno de los creadores de Élite–, que ya en la universidad era muy lanzado, lo tenía todo perfectamente asumido, y me abrió muchas puertas.

SHANGAY ⇒ ¿Ha supuesto algún obstáculo en tu carrera el ser abiertamente gay?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ No, nunca lo he sentido así. Pero también soy consciente de que en otros ámbitos, como el mundo del fútbol, es verosímil que no haya un mínimo porcentaje de futbolistas abiertamente gays, o en el caso de actores,cantantes, ídolos de adolescentes… Pero no ha sido mi caso.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué crees que aún sigue habiendo este ‘miedo’ a salir del armario?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Yo entiendo el dilema que seguro se ha encontrado gente como Ricky Martin, que un momento de su carrera decidió salir del armario. Es algo que me parece muy valiente. Hay que respetar siempre, cada uno decide cómo vivir su vida. A mí me cuesta vivir una mentira porque necesito ser honesto conmigo mismo, pero tampoco sé cómo estaría reaccionando si perteneciera a otro gremio.

SHANGAY ⇒ ¿Te consideras activista?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Yo lo que no soy es negacionista. Yo supongo que debo ser bastante poco activista porque en mis películas ha aparecido muy de refilón el tema de la homosexualidad.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué no has querido tratar la homosexualidad en tus películas?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Hasta ahora ninguna historia sobre el colectivo me ha inspirado lo suficiente como para hacer una película sobre ella. Pero sí tengo previstas un par de historias muy buenas que cogen por los cuernos el tema de la homosexualidad, y probablemente se conviertan en películas, pero aún no tengo nada cerrado.

SHANGAY ⇒ Estamos viviendo una gran época en cuanto a la presencia del colectivo LGTB en el cine. ¿A qué crees que se debe?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Yo creo que tiene que ver con la diversidad en cuanto a la cantidad de contenidos que se están dando a través de las plataformas. Encuentras todo tipo de series y de productos específicos para minorías. Un título como Call Me By Your Name, que la tengo como película de cabecera, tiende a afectar por igual a personas heterosexuales y homosexuales. Para mí la clave está en encontrar una historia de amor LGTB que sea universalidad. Sacarla de un esquema más constreñido y convertirlo en una historia con la que todo el mundo puede identificarse.

SHANGAY ⇒ ¿Cuál es el próximo escalón que tiene que superar el colectivo LGTB?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ El de la normalización. Tienen que desaparecer los prejuicios de todo tipo y se tiene que clarificar el discurso. En ese sentido, yo responsabilizo mucho a la Iglesia, que ha dado pasos porque la sociedad va empujando… Pero ya va siendo hora de que se decidan y apoyen la igualdad.

SHANGAY ⇒ A día de hoy, ¿por qué crees que es importante que exista un medio enfocado al público LGTB como Shangay?
ALEJANDRO AMENÁBAR ⇒ Aunque las cosas, afortunadamente, han cambiado, todavía existe discriminación ,y una revista como Shangay sigue siendo importantísima. Y si en el consiguiéramos acabar con todos estos problemas, quedaría como una revista especializada, que siempre está bien.

fotos: danniel rojas
Maquillaje y pelo: Mario rubio

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.