01/12/2020

Alejandría Cinque estrena ‘Cruising’: “Hay que reivindicar el desnudo como gesto político”

24 marzo, 2019

Alejandría Cinque no le tiene ningún miedo al desnudo ni a las obras artísticas en donde el elemento principal del que parte es el sexo explícito, ni al cruising, claro. El artista, fotógrafo y también modelo no duda en ser eje central de muchos de sus proyectos, y su propio cuerpo es también protagonista, tanto de creaciones propias como de colaboraciones –empezando con las que firma junto a su compañero de viaje, Cachorro Lozano–.

Los días 4, 5 y 6 de abril presentará en el teatro Pradillo de Madrid Cruising, segunda parte de la denominada Trilogía de la noche, que inició en 2016 con After. En su búsqueda de experiencias poco convencionales, en esta ocasión lo que propondrá a los asistentes –que deben ser mayores de 18 años– es que entren en un cuarto oscuro, en el que acontecerá la performance, con la sala convertida en una extrapolación de la Casa de Campo –epicentro clásico de cruising en la capital–.

El objetivo principal de esta trilogía es, en palabras de Alejandría Cinque, “desvelar las diferentes experiencias que construyen la sexualidad del sujeto marica”. Y Cruising la define como “una experiencia escénica, estética y mística”, con una instalación, música pinchada por un DJ y visuales, que enriquecen la performance.

Fotos como las que publicamos, aunque en su variante más explícita, también estarán expuestas, y formarán parte del show (“serán publicadas en una próxima serie de fanzines”). Descubramos más detalles de esta nueva propuesta de Cinque, que promete calentar el teatro Pradillo hasta límites insospechados.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te inspira tanto el sexo (explícito) en tus proyectos?
ALEJANDRÍA CINQUE ⇒ El sexo es un temazo que nunca va a pasar de moda. Cuando creemos que ya lo hemos visto todo, aparecen nuevas perspectivas que actualizan nuestra forma de relacionarnos. Lo que sucede en las prácticas sexuales es un reflejo de lo que sucede en la sociedad. Siempre he considerado necesario que desde el arte se generen contenidos eróticos que aporten nuevos imaginarios que la industria del porno no abarca. Y ahora, con todo este fenómeno puritano de censura del cuerpo en las redes sociales, creo que hace falta reivindicar el desnudo como un gesto político. Lo explícito es real.

SHANGAY ⇒ ¿Te ha hecho falta documentarte para crear una performance así o tienes bien aprendido el cruising?
ALEJANDRÍA CINQUE ⇒ Toda mi obra se desarrolla en paralelo a mis vivencias. El cruising siempre me ha fascinado: oscuridad, ilegalidad, hombres, anonimato, códigos secretos… ¡Cómo no me va a dar morbo! En muchas culturas paganas, las orgías nocturnas en paisajes naturales eran consideradas ritos de adoración a diferentes deidades asociadas a la naturaleza y al placer. Este misticismo está inserto en nuestro ADN marica, pero no hay tendencia a desarrollarlo.

“Utilizar mi propia sexualidad en mis proyectos resulta liberador”

SHANGAY ⇒ Cruising forma parte de una trilogía sobre “experiencias que construyen la sexualidad del sujeto marica”. ¿Hablas siempre de sexo en lugares públicos?
ALEJANDRÍA CINQUE ⇒ Para nada. ¡Aunque sí que hice una videoperformance en la que me pajeaba en un cajero de La Caixa! La sexualidad es mucho más que el sexo, sobre todo en personas con sexualidad no normativa.

En Cruising hablo del sexo más oscuro, mientras en la primera pieza, After, dibujé un imaginario de vivencias que me han atravesado: desde llevar el babi rosa que heredé de mi hermana mayor en preescolar, a mi experiencia siendo chapero, o mi relación con las drogas y medicamentos tras dar positivo de VIH. Siempre lo planteo todo desde la perspectiva que da la oscuridad de la noche, donde todo se puede pensar de maneras que iluminen nuevos caminos.

SHANGAY ⇒ ¿Utilizar tu propio cuerpo y tu sexualidad en tus proyectos te resulta liberador? ¿Hay algo de provocación en ello?
ALEJANDRÍA CINQUE ⇒ Pues mira, has dado en el clavo. Es liberador a la par que provocador, y esa dualidad me seduce y excita. Me gusta utilizar mi cuerpo y mi sexualidad porque es mi materia prima más preciada. En esta pieza me acompañan otros cuerpos, algo que venía echando en falta en anteriores trabajos.

SHANGAY ⇒ Habrá quien vaya solo por el morbo, por ver desnudos y quizá algo de sexo… ¿Te parecerá bien si esa es la única motivación de algunos espectadores?
ALEJANDRÍA CINQUE ⇒ ¡Obvio! En la oscuridad del bosque todo el mundo es bienvenido… Da igual lo que esperes encontrar, a Cruising hay que ir dispuesto a dejarse llevar por lo que allí suceda. Y lo que suceda en el bosque, se queda en el bosque…

CRUISING SE REPRESENTA LOS DÍAS 4, 5 Y 6 DE ABRIL EN EL TEATRO PRADILLO DE MADRID.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.