24/05/2019

Si eres Chelo García Cortés no puedes ser “la lesbiana perfecta”

9 mayo, 2019
Léetelo en 2 minutos

Ser mujer no es algo fácil cuando vives en una sociedad dominada por el patriarcado, y si además eres lesbiana, la situación se complica. A pesar de que poco a poco están cambiando las cosas, aún existe ese binarismo que obliga a los hombres a ser masculinos y a las mujeres a ser femeninas. Si además le sumamos a esto el hecho de que la pornografía o la cultura mainstream han contribuido a la sexualización de las lesbianas, como una forma de satisfacer los deseos del hombre, nos encontramos con que las mujeres homosexuales lo tienen aún más difícil que el resto.

Es por esto que, en el programa de #0 Las que faltaban, decidieron hacer un vídeo irónico en el que enseñan «cómo ser la lesbiana perfecta». Un sketch donde se muestra, en diferentes pasos, la cantidad de machismo y de homofobia a la que tienen que hacer frente las lesbianas.

En primer lugar, es importante ser «guapa y delgada», porque el patriarcado no quiere camisas de cuadros ni pelo corto. Hay que ser femenina, sexy y simpática, vamos… una modelo de Victoria’s Secret. La segunda parte de este vídeo se ocupa de los referentes de las lesbianas: Dulceida y Anna Castillo son una buena elección, «Chelo García Cortes, ni de puta coña».

También es importante no quedar por encima de los hombres, no vaya a ser que su ego masculino se rompa, y debido a eso una lesbiana «puede saber de deporte, pero no más que un hombre». La regla número cuatro para ser la lesbiana perfecta consiste en no rechazar nunca un trío cuando un hombre lo proponga. El porno machista les ha hecho pensar que las lesbianas están hechas para satisfacerles y cumplir sus deseos y como dice este vídeo: «¿Quién eres tú para romper su fantasía porno favorita?».

El último paso para conseguir ser la lesbiana perfecta consiste en «volver al armario en Nochebuena», porque «tu tía Asunción no merece llevarse un disgusto porque a ti te gusten los chochitos…». Para terminar, el sketch acaba con la típica frase que toda lesbiana ha sufrido: «Prueba un buen pene”. Aún existen hombres un poco dolidos por el hecho de que una mujer puede fijarse antes en otra mujer que en un hombre. Por esto, como se dice en el vídeo: «Haz caso a tu amigo Santi… No sabes si te gusta la mortadela, si no te has comido nunca ningún bocata».

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.