23/09/2019

Daniela Vega: “Si mi personaje es trans o no me da igual; mi cuerpo es un lienzo en blanco”

30 mayo, 2019

La actriz y cantante –e icono trans, aunque más abajo verás que no es un título que sienta suyo– Daniela Vega hace una visita relámpago a Madrid para presentar hoy mismo en los cines Golem la película que la convirtió en una estrella a nivel mundial, Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio.

Hasta el domingo 2 de junio se celebra allí la Semana del cine chileno, en laque también se mostrarán títulos tan relevantes como El club, de Pablo Larraín, Jesús, de Fernando Guzzoni –que recrea el ‘caso Zamudio’, el ataque, tortura y homicidio de un joven gay en Santiago de Chile sucedido en 2012–, o Gloria, también de Sebastián Lelio.

Algo cansada –ha volado desde Milán, donde prepara el inminente rodaje de Futura, de Lamberto Felice–, y a punto de celebrar su cumpleaños (“no sabes lo duro que es ser géminis”) está feliz de volver a Madrid, una ciudad que adora y que considera casi una segunda casa. “Me encanta venir. Madrid me hace conectarme con un lugar mi emocional”, confiesa. “Por las películas de Almodóvar, por la música…, todo aquí me resulta familiar”. Adora el cine de Almodóvar, nunca lo ha ocultado, y uno de los motivos es, sin duda, por cómo ha reflejado a lo largo de su carrera la transexualidad: “Me conmovía al ver sus películas saber que no estaba sola”.

Tiene varios proyectos pendientes de estreno (entre ellos, la serie argentina La jauría, dirigida por Lucía Puenzo), y regresa para presentar, una vez más, Una mujer fantástica, la película que logró el primer Oscar a mejor película de habla no inglesa para Chile, su país natal. Volver a tantos recuerdos que le trae aquella experiencia profesional que ha marcado su vida le hace muy feliz, y volver a hablar de ella en Madrid, también. Para una mujer tan conectada con sus emociones, revivir momentos clave de su vida siempre es gratificante. Que suceda hoy es además algo excepcional.

Fotos: Miguel Ángel Fernández

SHANGAY ⇒ ¿Qué sientes al volver a presentar Una mujer fantástica en Madrid?
DANIELA VEGA ⇒ Es algo que apenas hago ya, porque es una experiencia que pasó. Cuando me reencuentro con la película me reencuentro con emociones muy hermosas que viví gracias a ella.

SHANGAY ⇒ ¿Te ha hecho cambiar el hecho de convertirte en un icono trans?
DANIELA VEGA ⇒ No me reconozco como un icono trans, no lo asumo. Ese no es mi trabajo; soy una actriz y una cantante, no un icono. No sé si alguien trabaja como icono, yo no. Estaré agradecida hasta el último día de mi vida su hay personas trans que se sienten reflejadas en mí, pero yo se lo debo todo al cine y a la música.

SHANGAY ⇒ Gracias al impacto de Una mujer fantástica y a tu discurso contribuiste a que la Ley de identidad de género se convirtiese en una realidad en Chile…
DANIELA VEGA ⇒ No lo sé. Por supuesto, me alegra que sea una realidad, pero no siento que yo haya hecho algo concreto para que esa ley se pasase. Lo cierto es que esa ley me hace sentir un poquitín más tranquila. Pero quiero recalcar que una parte importante de la comunidad trans quedó fuera de esa ley, los menores de catorce años, el grupo en que está la mayor tasa de suicidio trans. De manera que no estoy del todo tranquila. Hay que seguir luchando, y serán otros quienes encabecen esa lucha.

SHANGAY ⇒ No podemos bajar la guardia en ningún momento…
DANIELA VEGA ⇒ La lucha es contigo y con los demás, pero no contra ti ni contra los demás.

“No me reconozco como icono trans”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo ha cambiado tu vida a raíz del éxito de Una mujer fantástica?
DANIELA VEGA ⇒ En lo cotidiano, en nada. En lo laboral sí que ha habido un cambio: tengo ofertas de trabajo no solo en Chile, también en Europa y Estados Unidos. Pero por Santiago sigo yendo al supermercado a hacer la compra, a pasear… A veces me paran por la calle, la gente me reconoce, pero no voy a dejar de salir a la calle por eso [risas]. Solo recibo amor, que creo que es lo que doy.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo ha sido la experiencia de participar en la serie Tales of the City, que estrena Netflix en junio?
DANIEL VEGA ⇒ Increíble. Siempre he estado enamorada de los años 60, y ha sido un sueño encarnar a una chica que vive en esa década, me sentía en mi salsa. Mi imagen es muy diferente, muy exagerada, y me encantó dar vida a Ysela.

SHANGAY ⇒ ¿Llegaste a coincidir con Olympia Dukakis y Ellen Page?
DANIELA VEGA ⇒ Sí, claro. Mi personaje forma parte de un flashback, pero también aparece en el presente de la serie… No te puedo contar más. Sentí mucha confianza trabajando con actrices como ellas. Fueron muy dulces conmigo y me ayudaron a superar mis nervios, así que rodé tranquila.

SHANGAY ⇒ ¿Te sorprende coincidir y trabajar con estrellas de ese nivel?
DANIELA VEGA ⇒ Las estrellas están en el cielo, hijo, todos somos personas… Me sorprende mirar al cielo y ver lo lindas que son las estrellas que veo, pero cuando estoy con alguien veo a una persona que respira como yo.

SHANGAY ⇒ Eres muy dada a mirar al cielo, ¿verdad?
DANIELA VEGA ⇒ Lo hago muchísimo. Siempre estoy intentando encontrar las figuras de Tauro o Géminis, y nunca lo consigo. Supongo que estarán, aunque yo no las he visto. Eso se llamará fe, supongo.

SHANGAY ⇒ Fe para ser atea, no sé yo…
DANIELA VEGA ⇒ [Risas] Bueno, la vía láctea sí la veo.

SHANGAY ⇒ Debutas como productora con la serie Peace Peace Now Now, en que se mostrará a mujeres que han estado involucradas en conflictos armados…
DANIELA VEGA ⇒ Sí, estoy muy contenta de formar parte de este proyecto. Es una serie documental de cuatro capítulos. El primero lo presento yo; lo grabamos en Turbaco, a media hora de Cartagena de Indias, donde se ha creado la llamada ‘ciudad de las mujeres’, donde viven mujeres que han perdido a sus familiares, que se quedaron viudas o las que desplazaron de sus lugares de origen por culpa de la guerrilla y el narcotráfico. Tengo el honor de anunciar que Shirley Manson, de Garbage, hará el segundo capítulo.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te involucraste en este proyecto?
DANIELA VEGA ⇒ Para contar historias de mujeres. Es importante hacerlo y que la gente las conozca. Y que las contemos nosotras.

SHANGAY ⇒ ¿Es más importante que nunca el feminismo ahora que vivimos un auge de la ultraderecha?
DANIELA VEGA ⇒ Es una reacción que se desencadena por la falta de diálogo y la falta de confianza en los demás. La mayor crisis que vive el mundo en estos momentos se debe a ese no diálogo, que responde a un sinfín de factores. No dialogamos, no confiamos, y no hacemos más que poner candados para cerrar puertas en lugar de abrirlas.

SHANGAY ⇒ ¿Es que somos una minoría los que queremos todas las puertas bien abiertas?
DANIELA VEGA ⇒ Esto es una consecuencia del poder que ejercen otros.

SHANGAY ⇒ ¿Qué nos puedes avanzar de la película que vas a rodar en Milán?
DANIELA VEGA ⇒ Se titula Futura, y dirige Lamberto Sanfelice. Interpreto a una mujer trans que vive en Milán desde hace tiempo, y vive una historia que la liga a Chile, y que le hace vivir un viaje interno que le llevará a tomar decisiones irreversibles…

“He tenido la suerte la suerte de hacer papeles masculinos, femeninos, femeninos trans, gordas, flacas…”

SHANGAY ⇒ ¿Estás contenta de estar interpretando a tantas mujeres trans?
DANIELA VEGA ⇒ No todos los personajes que he hecho recientemente lo son, el de La jauría, por ejemplo, no lo es. Me gusta trabajar en proyectos que me resultan interesantes. Si mi personaje es trans o no me da igual, si es hombre o mujer, no me importa. El cuerpo es un lienzo en blanco, no una celda.

SHANGAY ⇒ ¿Qué opinas de que haya parte del colectivo LGTB que no considera bien que sean actores cis hetero quienes interpreten personajes trans?
DANIELA VEGA ⇒ Me aburre esa conversación. El arte debe respirar libertad, no se puede encarcelar. Que discuta quien quiera hacerlo, yo me limito a hacer mi trabajo. He tenido la suerte la suerte de hacer papeles masculinos, femeninos, femeninos trans, gordas, flacas… Estoy siempre disponible para modificar mi cuerpo en pos de una creación artística.

SHANGAY ⇒ Estás escribiendo tu autobiografía, ¿no?
DANIELA VEGA ⇒ Efectivamente. Me está haciendo ir hacia el pasado, es como sentarse en el diván. Es muy bonito poder compartir mi transición con los demás. Me emociono solo de pensarlo [damos fe, tiene que parar un segundo porque asoman lágrimas]. Esa mirada atrás la veo con mucha poesía. Porque recuerdo el apoyo de mi familia, de mis amigos…

La vida me cerró por un momento ciertas puertas, pero de cara afuera, porque en mi casa y con mi gente siempre me he sentido muy apoyada. Hay lugares que revisito que no son gratos, como tenemos todos, porque nadie tiene una vida de cuento. Pero una puede revertir lo que ha vivido para crear algo nuevo.

SHANGAY ⇒ ¿Qué haces cuando tienes un rato libre dentro de la vorágine en que vives?
DANIELA VEGA ⇒ Duermo. Porque duermo poco. Por eso hago esta entrevista con las gafas de sol puestas… Cuando tengo tiempo libre, lo apago todo, me pongo a Chopin o a Vivaldi, me pongo en remojo como una lechuga… y después a dormir.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas viajar tanto?
DANIELA VEGA ⇒ Pues con melatonina en el bolso. Y la vida la tengo en tres maletas: como la Piquer.

DANIELA VEGA PRESENTA ESTA TARDE A LAS 20H EN LOS CINES GOLEM DE MADRID UNA MUJER FANTÁSTICA DENTRO DE LA SEMANA DE CINE CHILENO. TRAS LA PROYECCIÓN HABRÁ UN COLOQUIO CON ELLA.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.