20/10/2020

La madre que asesinó a su hijo por ser gay, condenada a 25 años de cárcel

8 diciembre, 2019
Léetelo en 3 minutos

Por fin podemos gritar: ¡Justicia! Hace apenas un año, nuestra revista se hizo eco de la terrible noticia de que una madre había asesinado a su hijo por el simple hecho de ser gay. Ocurrió en Brasil y ha sido uno de los peores casos de homofobia que hemos escuchado nunca. Ahora nos hemos enterado de que se ha dictado sentencia, y de que esta mujer por fin recibirá su castigo: ha sido condenada a 25 años de cárcel. Castigo que no servirá para que Itaberli pueda volver a estar entre nosotros…

Tatiana Lozano Pereira nunca aceptó que su hijo, Itaberli Lozano –que tenía 17 años cuando fue asesinado– fuera homosexual. La relación entre ambos se volvió nula durante las Navidades de 2016. El joven se había ido a vivir con su abuelo para evitar las discusiones con su madre, hasta que con el pretexto de las fiestas navideñas, esta le convenció para que regresara con ella para reconciliarse. Sin embargo, la realidad sería otra… La mujer había contratado a dos adolescentes para agredir a su hijo. Ese día, Lozano fue apuñalado hasta la muerte.

Los investigadores acusaron a la madre de asesinar a su hijo y quemar su cuerpo en un campo de caña cerca de Sao Paulo, Brasil. El cuerpo carbonizado de Itaberli Lozano fue encontrado una semana después de su muerte. Se necesitó un equipo forense para identificarlo.

Durante el juicio en Brasil, Tatiana admitió haber matado a su hijo, pero negó que fuera por ser gay. Su defensa se justificaba en que por culpa de los hombres que traía a casa, y el consumo de drogas por parte del joven, su pareja y ella discutían constantemente con él.

La entonces presunta asesina, hoy ya condenada, también reclamó, inicialmente, defensa propia. Pero la policía encontró evidencias de que había contratado días antes a los adolescentes para agredir a su hijo. El tío paterno del adolescente, Dario Rosa, contradijo también las afirmaciones de Tatiana, y afirmó que su sobrino tenía un comportamiento muy diferente al manifestado por su madre.

“Tenía un trabajo, era muy educado y nunca se peleó con nadie”, aseguró Dario a los medios locales. “Solo tuvo problemas con su madre, que no aceptaba que fuera homosexual”, continuó.

Dos días antes de que lo mataran, Itaberli publicó en sus redes sociales que su madre lo había atacado por ser gay. Hoy, por fin la justicia ha hablado y ha declarado a Tatiana Pereira culpable de asesinato y de ocultar su cuerpo. La mujer ha sido condenada a 25 años y ocho meses de prisión. Se espera que los dos hombres que provocaron la muerte del joven también cumplan una pena de  21 años y 8 meses en prisión en Brasil. La pareja de la madre asesina –y padrastro de la víctima–, Alex Pereira, se enfrentará también en los próximos días a un nuevo juicio por estar implicado en el asesinato.

Grupos de derechos humanos en Brasil informan que las muertes violentas de personas homosexuales en el país están en su punto más alto. A principios del año pasado, se informó que Brasil tiene la tasa de homicidios LGTB más alta del mundo.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.