24/01/2020

Paco Gámez da voz a la ‘generación de la crisis’ en su obra ‘Inquilino (Numancia 9, 2ºA)’

10 diciembre, 2019

Supo convertir un contratiempo en una premiada obra de teatro. La subida desmesurada del alquiler de su casa por parte de una agencia le obligó a Paco Gámez a abandonarla. Y recurrió a la autoficción para dar voz a la ‘generación de la crisis’ en Inquilino (Numancia 9, 2ºA), que estrena en el Centro Dramático Nacional.

Inquilino (Numancia 9, 2ºA), definida como “una gran fiesta de despedida y resistencia”, es un texto impregnado de humor, de crítica y de actualidad, que protagoniza el propio Paco Gámez, por el que recibió el Premio de Teatro para Autores Noveles Calderón de la Barca 2018. La sala de la Princesa del Teatro María Guerrero se convierte en ese piso que Gámez se vio obligado a abandonar, e invita a los espectadores a despedirse junto a él de la que fue su casa, en una comedia delirante y necesaria.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te nació escribir una función a raíz de tu desagradable experiencia con una subida de alquiler escandalosa?
PACO GÁMEZ ⇒ Acababa de publicar El suelo que sostiene a Hande, a partir de la vida de Hande Kader, activista transexual turca, y pensé “¿por qué no escribo algo más cercano a mí?”. Al poco me llegó el email de la agencia de alquiler: tenía un mes para dejar el piso. Mientras hacía cajas y buscaba otra casa, hacía fotos de todo y tomaba notas, sin saber aún que ese material se convertiría en mi próximo texto.

SHANGAY ⇒ ¿Eres de los que creen que los espectáculos con los que más empatiza el espectador son aquellos que nacen de hechos muy personales del autor?
PACO GÁMEZ ⇒ No lo tengo claro. Creo que el autor tiene que estar conectado con lo que cuenta y tener la necesidad de que su relato sea escuchado. Puede que no sea una historia real o personal, pero que te agarre fuerte, te sacuda y no te deje hasta que traspases ese cortocircuito al lector o al espectador. El resto de mis textos son muy ajenos, pero a la vez tienen mucho que ver conmigo.

SHANGAY ⇒ ¿De qué has querido hablar en esta obra, más allá de la anécdota de la que nació?
PACO GÁMEZ ⇒ Quiero hablar de la gente de mi generación que crecimos en el auge económico y llegamos a la madurez en plena crisis del ladrillo. Hombres y mujeres que pensábamos que lo tendríamos todo y ahora que somos treintañeros nos vemos abocados a compartir piso, volver a casa de los padres o a abandonar las grandes ciudades.

“Hombres y mujeres que pensábamos que lo tendríamos todo, ahora somos treintañeros que nos vemos abocados a compartir piso”

SHANGAY ⇒ Autor, director, protagonista… ¿Cuestión de ego trip o necesidad creativa?
PACO GÁMEZ ⇒ Escribí el texto para interpretarlo yo, porque lo que narro es muy personal y porque quería darme esta oportunidad como actor. Lo de la dirección vino después, cuando tuve que tomar las riendas del proyecto antes de que se malograse (justo por gente con un ego muy jodido). Firmo la dirección junto a Eva Redondo y Judith Pujol; necesitaba una mirada externa y me gusta compartir el proceso. Tenemos un equipo artístico increíble. No estoy solo para nada.

SHANGAY ⇒ Recibir el premio Calderón de la Barca por esta función, ¿te hizo sentir que el mal trago que pasaste en tu vida real mereció la pena?
PACO GÁMEZ ⇒ [Risas] Realmente, Inquilino me ha traído muchas alegrías. Además del premio, la publicación y la producción del CDN, el texto está siendo traducido a otros idiomas y va a ser estrenado en otros países. Parece que he amortizado el golpe… y que la vida a veces tiene giros sorprendentes.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo es que te nació una comedia de un hecho que, evidentemente, no era gracioso?
PACO GÁMEZ ⇒ Las leyes del alquiler, los contratos, las agencias, Idealista… tienen mucho de teatro del absurdo. Si lo juntamos con un personaje que intenta resistirse a toda costa a abandonar su casa, que lucha sin armas, con una mente ingenua y ácida que va a mil por hora… resulta que te sale un montaje cómico sobre este hecho dramático.

SHANGAY ⇒ ¿Volverías a la casa de la que te echaron ahora que tu situación es mejor que la de aquel momento?
PACO GÁMEZ ⇒ Fue la primera casa donde viví solo. Pensaba que viviría siempre ahí; aun cuando era un apartamento cutre de 38 m2, fui muy feliz, y tengo recuerdos amarrados a esa dirección. A veces, cuando paso por Chamberí con la moto, voy a mi antigua calle y me quedo mirando los balcones. Ahora está sin alquilar, y me alegro, porque el propietario era un usurero. No volvería a vivir ahí por él, por no darle mi pasta a ese señor.

INQUILINO (NUMANCIA 9, 2ºA) SE REPRESENTA HASTA EL 19 DE ENERO EN EL TEATRO MARÍA GUERRERO (C/TAMAYO Y BAUS, 4) DEL CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.