27/10/2020

Crítica. ‘Prostitución’, una obra inclasificable con discurso antipatricarcal

11 febrero, 2020
Léetelo en 1 minuto

Andrés Lima es un director teatral que desde sus comienzos en el mítico grupo Animalario ha demostrado que las formas escénicas son infinitas y sus proyectos siguen sorprendiendo. Prostitución, coescrita con Albert Borodat, es una función inclasificable, con toques de teatro documental, musical, político, comedia, performance y vídeo-instalación.

A partir de experiencias de putas reales aderezadas con la prosa de autoras feministas, Prostitución nos habla –desde un lugar imparcial– de situaciones que surgen en la vida diaria de todas las mujeres, de nuestros prejuicios, sus terrores y el papel social de las que venden su cuerpo para vivir.

Estéticamente les ha salido redondo, Beatriz San Juan ha convertido un container en escenografía móvil, iluminada con sabiduría por Valentín Álvarez, que a la vez es hogar para las coherentes proyecciones de Miquel Àngel Raió.

Pero la obra Prostitución solo tiene una razón de existir, su trío protagonista lo tiene claro desde el principio y se retan en un magistral tour de force para gritarnos a la cara su discurso antipatriarcal. Las tres se ponen en la piel de las prostitutas que interpretan, y están que se salen.

Carmen Machi nos gana desde su tranquilidad, y sus pepitas cómicas son de oro; Nathalie Poza es la más versátil del trío, y recorre con maestría diversas técnicas escénicas; y por último, Carolina Yuste, la más inexperta de las tres, se crece con la fuerza femenina que domina la escena y, desde la desinhibición, construye el personaje más creíble y entrañable.

⭐⭐⭐⭐⭐

PROSTITUCIÓN SE REPRESENTA EN EL TEATRO ESPAÑOL (C/PRÍNCIPE, 25) DE MADRID HASTA EL 1 DE MARZO

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.