28/05/2020

Bibiana Fernández se sincera en ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ y habla de su vida antes de la transición

19 marzo, 2020

Hoy, 19 de marzo, es el aniversario del nacimiento de La Veneno, que habría cumplido 56 años, y que estaría feliz de ver que en apenas una semana se estrena una serie sobre su vida, dirigida por Los Javis. Y hoy también recordamos las emocionantes confesiones que hizo en el programa Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition Bibiana Fernández, que rara vez habla de su transición, y decidió hacerlo.

En Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition, comparte mesa en los diferentes programas con Carmen Borrego, Víctor Sandovial y El Dioni. En la última entrega, Bibiana Fernández ejercía de anfitriona, e invitó a sus compañeros a cenar en su casa.

Las risas siempre están aseguradas, pero en esta ocasión, un inesperado toque muy emotivo surgió cuando Carmen Borrego le dijo que a la Bibiana artista la conocemos muy bien, pero de su pasado, de su adolescencia, nada. Y Fernández no dudo en abrirse y hablar de cómo vivía antes de su transición.

Rompí todas las fotos y recuerdos de mi infancia, aunque mi madre y mi tía las guardaban en una bolsa como si fueran las cenizas de alguien”, comentó con su habitual humor irónico. “El pasado forma parte de ti, y lo recuerdo perfectamente”, continuó. “Tengo todas las libretas de recortes que fui haciendo, sin darme cuenta de que eran los planos de mi vida. Con fotos de Ursula [Andress], de Brigitte [Bardot], de Raquel [Welch]… Era lo que yo deseaba”, dijo al recordar a todas las mujeres que le inspiraban de pequeña.

“Me recuerdo feliz en el llanto, en la angustia, en la discriminación…”

Para Bibiana Fernández, la vida en libertad significa “poder elegir”, y añadió que “no necesariamente eliges bien, puedes elegir el infierno”. Compartió con sus compañeros de mesa momentos complicados. “Me recuerdo feliz en el llanto, en la angustia, en la discriminación…”.

Continuó hablando de su etapa en Barcelona a mediados de los años 70, donde llegó con 22 años. “Cuando ya trabajaba de starlette, entraba en los sitios y escuchaba ruidos, era como un panal de avispas gigante, y distinguía los que eran de aprobación, de reproche o de mofa”. Anécdotas de una vida fascinante que nos ha encantado que compartiera.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.