03/04/2020

En tiempos de pandemia, una buena alimentación es imprescindible

23 marzo, 2020
Léetelo en 2 minutos

Estamos todos –o mejor dicho, casi todos– encerraditos en casa, al menos aquellos a los que el Gobierno y las empresas nos dejan realizar esta cuarentena.

Esta cuarentena no significa estar en casa y pedir comida rápida, porque una hamburguesa no te va a dar todos los nutrientes que necesitas en estos momentos. Por eso os voy a comentar brevemente lo importante que es comer bien en tiempo de cuarentena respondiendo a las consultas más habituales que estoy recibiendo.

CONSULTA ⇒ ¿Influye la alimentación en el sistema inmunológico?
TONI CONDE AFUR ⇒ Absolutamente. El sistema inmunológico constituye la protección o defensa contra las enfermedades. Si lo tenéis a punto, garantizaréis que no aparezcan o se agraven si las padecéis.

CONSULTA ⇒ Entonces estando en casa en cuarentena sigue siendo importante la alimentación…
TONI CONDE AFUR ⇒ Por supuesto. Es muy importante que cuidemos nuestra alimentación, pues uno de los puntos mas importante a tener en cuenta en estos momentos es tener reforzado nuestro sistema inmunológico. Este nos garantizará un equilibrio interno y nos proporcionará un escudo protector contra los patógenos que pueden dañar nuestro organismo. Así pues, es importante reforzar nuestra salud con el apoyo de complementos alimenticios.

CONSULTA ⇒ ¿Qué podemos hacer para fortalecer nuestro sistema inmunológico?

TONI CONDE AFUR ⇒ Para mantener el sistema inmunológico en un equilibrio perfecto es imprescindible un consumo constante de todas las vitaminas y minerales necesarios. Las personas mal alimentadas presentan un mayor riesgo.

Además de la toma de proteínas y carbohidratos organizada de forma diaria, también es importante la ingesta de vitaminas y minerales, y no olvidar el contenido de lípidos –grasas– en la dieta. Los lípidos son muy importantes, os pongo un ejemplo explicativo con la leche desnatada para que reflexionéis si estáis comiendo adecuadamente.

La leche desnatada es la más consumida por las personas porque piensan que es más sana; la solemos tomar para controlar la dieta y, sobre todo, por el aporte de calcio para los huesos. Pero para que se absorba adecuadamente en los huesos necesita de la vitamina D. Esta vitamina es liposoluble, es decir, necesita ser transportada por moléculas de grasa a través del torrente sanguíneo. Sin embargo, la leche desnatada, por mucho que este enriquecida con vitamina D y calcio, no tiene grasas. Vamos, que es algo así como beber agua con sabor a leche. Una paradoja que nos explica la importancia de consumir lípidos. La ideal sería que para una dieta correcta tomar semidesnatada.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.