18/10/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Psicosis Gonsales vuelve a los escenarios: “Quiero saber cómo insultan los millennials y los centennials”

25 abril, 2020
Léetelo en 4 minutos

Empiezan, por fin, a llegar las buenas noticas para cuando pase este horror del confinamiento. Psicosis Gonsalesla madre de todas las travestis y drag queens, vuelve: Siempre vuelvo se me ocurrió a raíz de pensar que hasta en cuatro ocasiones dejé el teatro”, nos dice, “por eso he decidido volver una vez más”.

Es la reina del cabaret, historia viva del transformismo en España. Psicosis es una travesti a la que hay que insultar, gritar, vapulear mientras actúa. Así conquistó a todos los públicos (fue un fenómeno mucho más allá del mundo gay del transformismo). ¿Cómo lo tomarán los jóvenes centennials y los millennials de hoy día? Esa es la pregunta que se hace.

Comenzó en el mundo del teatro en su Argentina natal. Luego cambió de escenario y se peinó España de cabo a rabo. Sobre todo lo segundo, aunque seguro que algún que otro cabo cayó en sus redes. “A los 12 años me casé con el teatro, pero le fui infiel cuatro veces”, asegura. “La primera vez, porque me enamoré de un marino, y lo dejé. Tenía solo 18 años y fue en Argentina, donde había empezado a subirme a los escenarios a los 12″, afirma desde su casa de Madrid, en pleno Malasaña.

La segunda vez fue ya en Valencia. Me enamoré de un abogado. Tenía 25 años. En esa época mi nombre era Di Giorno. Tras el desamor, regresé a las tablas. ¡Es que siempre vuelvo! Yo era quien me producía mis propios espectáculos. Y la verdad es que fue una época muy dura. Me cansé de esperar. Esa fue la tercera vez. Harta de la lucha de esperar las llamadas telefónicas para buscar salidas a mis shows, lo dejé. Me metí a encargado de un bar”, recuerda.

Pero llegaron los años 90, una década de grandes cambios en España: “Pues sí, en los 90 vuelvo al teatro, pero ya con Psicosis Gonsales, no como Di Giorno. La presentación de mi primer disco, Psicodance, de la mano de Luis Miguélez, que fue el productor, fue en el mítico Joy Eslava, de Pedro Trapote. Allí había un maravilloso equipo capitaneado por Ramiro Jofre y Juan del Campo, que estaban asesorados por profesionales de la nueva escena cultural madrileña, como Fran de Gonari. Me trataron como a una diosa. Fueron unos años maravillosos. Recuerdo cuando nos conocimos tú y yo en el estreno de Átame. Y montamos aquel maravilloso anticlub de fans, que presentamos en Morocco. ¡Cómo nos insultaron! Nos dieron hasta una página en El País poniéndonos verdes [risas]. ¡Qué años! Y mi vinculación a Shangay, que siempre ha apoyado el mundo del transformismo, las travestis. Cuando nos subimos todas a aquella carroza, la primera que salió en el Orgullo de Madrid… Fue en 1996. Era cuando empezaban las drags, y me miraban mal porque yo hacía desde despedidas de soltero hasta funerales, si me contrataban [risas]. Siempre lo he tenido muy claro. Me daba igual lo que pensaran”.

La preguntamos por la cuarta vez de esa infidelidad con el mundo del espectáculo: “Lo dejé cuando me jubilé con 65 años. Pánico escénico, crisis… ¡depresión!”, nos asegura entre risas.

Hay un motivo muy claro que le ha hecho volver: “Lo hago motivada tras ver la última película de Almodóvar, que me despertó el gusanillo. Eso y estas maravillosas fotos que me hizo Mista Studio, que fue el empujón definitivo. Se hicieron para un libro que saldrá en breve que se llama Travestí  (¡ojo, con acento en la í!), y ven la luz por primera vez ahora, aquí en Shangay“.

Será un espectáculo para todos: “Hemos creado un puzle con números de éxitos de Psicosis que han marcado mi carrera. A los que me conozcan, les gustará volver a verlos. Pero es que tengo mucha curiosidad por ver cómo lo reciben los jóvenes que nunca nunca me han visto ni insultado. Son números que fueron pioneros en una época, como La terapia del insulto, el Orgasmo colectivo, Marcelo o Qué loca estoy. Quiero ver cómo se enfrentan los millennials y centennials a la posibilidad de insultarme. Ver si han cambiado los modos y los improperios que me digan. Es algo que me despierta muchísima curiosidad. ¿Cómo insultan los millennials?”, pregunta entre risas.

Será en la sala Velarde5 (no hay duda, calle Velarde, número 5), cuando todo esto pase. Ya lo tienen hablado. Calculan que a finales de verano, cuando los bares puedan estar abiertos con normalidad. Esperando estamos ya para poder ir a decirle a la cara: “Puta jedionda, los años no pasan por ti, pedazo de cabrona”.

También te gustará leer

'A Secret Love', toda una vida de amor en secreto entre dos mujeres que por fin es visible

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.