26/11/2020

La escandalosa fiesta de un actor porno gay durante la cuarentena

7 mayo, 2020

Las redes sociales ardían después de que la estrella del porno gay Ian Frost publicara un vídeo en donde se le veía celebrando una fiesta muy concurrida en Nueva York. La ciudad es el epicentro de la pandemia de coronavirus en los Estados Unidos, y suma más infectados que cualquier otro país del mundo, incluidos Italia o España.

Los vídeos fueron eliminados por el actor tras recibir una avalancha de reacciones negativas y comentarios en los que le ridiculizaban. Frost también se dio de baja en sus redes sociales, aunque ya era demasiado tarde: las imágenes estaban por todas partes.

En el vídeo se ve a más de una docena de personas sin camiseta festejando la que ha sido apodada como Rona rave. Una fiesta que se había convocado desatendiendo la orden de cuarentena del gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo. Evidentemente, los asistentes tampoco cumplían el distanciamiento social ni llevaban mascarillas de protección.

“Esto es una bofetada para cada sanitario, para cada persona que ha perdido a un ser querido, para cada persona que intenta sobrevivir tras el cierre de su negocio”, escribió Marti Gould Cummings, famoso artista drag de Nueva York que lucha por sobrevivir desde que la crisis del COVID-19 acabara con su trabajo y sus ingresos.

“Deberías avergonzarte de ti mismo, al igual que todos los asistentes a tu fiesta”, dijo el escritor Evan Ross Katz. “Este desprecio flagrante por nuestros trabajadores de la salud y la vida humana es vergonzoso”, añadió. Antes de desaparecer de las redes, Frost le respondió: “Un par de esos trabajadores de la salud también estuvieron aquí”.

El DJ de esta fiesta clandestina, Alec Brian, confirmó que aceptó el trabajo porque le dijeron que iba a ser una “fiesta en una casa pequeña”, la noche de lunes 4 de mayo. “Tome todas las precauciones posibles para la distancia social, usé máscaras y me lave las manos concienzudamente para detener la propagación”, escribió en Instagram. Uno de los vídeos muestra a Brian y, efectivamente, lleva la mascarilla, aunque colgando del cuello…

Brian continuaba su defensa: “Como tantos de nosotros, yo ahora estoy desempleado. Tuve la oportunidad de aprovechar este dinero para pagar mis facturas. Si he insultado a alguien o hecho que alguien se sienta incómodo por este evento, me disculpo sinceramente. No era mi intención”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.