21/10/2020

Sandra Barneda, un orgullo de mujer y finalista del Planeta (le pese a quien le pese)

17 octubre, 2020
Léetelo en 4 minutos

España es así. Ahora los dardos van contra Sandra Barneda por su éxito como escritora, recompensado como finalista del Planeta por Un océano para llegar a ti. ¡Sacrilegio! Uno de los galardones más cotizados (y mejor remunerados) de las letras en este país en manos de una presentadora lesbiana de Telecinco.

La ganadora del premio en la 69 edición de los galardones fue Eva García Sáenz de Urturi por Aquitania, y sí, España es así: ahora le llueven las críticas a Sandra Barneda porque… ¡es una presentadora de televisión! Y para más inri, ahora está al frente de La Isla de las tentaciones.

Si Un océano para llegar a ti es el título de la novela, un océano es lo que nos queda por nadar para llegar a ser un país normal, en el que tener a una mujer como Sandra Barneda finalista de un premio literario de este calibre debería ser un orgullo. Sobre todo por la visibilidad que ha dado al colectivo LGTBI, especialmente a raíz de no ocultar su relación con Nagore Robles, otro de los rostros conocidos de la tele.

Por lo visto no se puede ser finalista del Planeta y presentadora de Mediaset. Como si alguien no se pudiera dedicar al entretenimiento y, a la vez, escribir una novela que, encima, resulte premiada. O como si hacer televisión generalista fuera algo fácil de lo que, además, hubiera que avergonzarse. España es así.

Sandra Barneda es uno de los rostros más queridos de la televisión en nuestro país. Le pese a quien le pese. Lleva años de trayectoria, de pico y pala, que ahora se han visto recompensados.

Los programas que presenta pueden gustar o no, y nadie obliga a nadie a verlos. Pero de lo que no hay duda es de que conecta con el público. Es más, con el gran público. Y gracias a eso ha dado visibilidad a las lesbianas en un sector de la sociedad que, a priori, era reacio a aceptar algo así.

Sandra, espectacular en la presentación de La isla de las tentaciones, el pasado 23 de septiembre, con un vestido de Cocoa.

Pero es que, además, escribe bien. Por ello ha llegado a finalista del Planeta que es, insistimos, uno de los más codiciados galardones de la literatura en este país, dotado con 150.250 euros. Le pese a quien le pese.

“Sorprendente finalista”, “De La isla de las tentaciones al premio Planeta”, “De La isla de las tentaciones a rozar el Planeta”… Son solo algunos de los titulares de los medios presuntamente serios (y sesudos) para dar la noticia. No se sabe si en un ejercicio de buscar buena posición de SEO para sus noticias usando al programa de Telecinco (de audiencias masivas) para que Google les sitúe ‘bien arriba’, o para intentar veladamente desprestigiar esta decisión del jurado. Da igual.

Carme Chaparro ha salido a su defensa en su blog. ¡Bien por ella! “No sabía yo de la gravísima enfermedad de la que adolecemos unos cuantos compañeros. Esa que asocia la cantidad de minutos de exposición a las cámaras con la pérdida neuronal. Ay, ¡cuántos corazones rotos en las últimas horas! Que una presentadora de televisión no solo se atreve a escribir sino que ha quedado finalista del Premio Planeta”, escribió, desautorizando a todos aquellos que cuestionan el premio a Sandra Barneda.

La pena es que no haya podido ir a recogerlo por esta maldita pandemia que estamos viviendo por la COVID-19. No ha podido por ello disfrutar al máximo de un momento como este:  “Estoy emocionada. Algo agridulce es no poder estar. Está siendo un año insólito, anónimo y muy distinto. Agradezco al jurado por haber hecho de mi novela la obra finalista del Planeta 2020, saludo a la vicepresidenta, a la alcaldesa y al presidente del grupo Planeta”, dijo por videoconferencia.

Y continuó: “Hace veinte años cubrí como periodista el premio. Los sueños están para cumplirse, y para mí lo es quedar finalista. Hace mucho tiempo que escribo. Escribo para reinterpretarme, para reinterpretar el mundo, para contar y para contarme cómo me gustaría que viéramos el mundo. Esta es una novela que abraza las heridas de la vida y abraza la vida misma. Es una novela que habla de volver a valorar lo pequeño, lo más íntimo como extraordinario”.

Si hace veinte años acudió como periodista a cubrir el premio sería porque trabajaba en algún medio en el que se hablaba o escribía de literatura. El periodismo es así: un día eres redactora de un medio, y después llegas a presentar programas con audiencias millonarias. Bueno, no todos los periodistas llegan a esto último. Solo los que triunfan. Le pese a quien le pese.

Por eso, quizás, también la han elegido como finalista del Planeta. Será porque escribe bien, le pese a quien le pese en esta isla de las envidias (y de las tentaciones) que es España.

Enhorabuena, Sandra. Para nosotros eres un orgullo de mujer. Y estamos felices por ello.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.