28/10/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Un meme demuestra la plumofobia que hay en nuestro colectivo

2 agosto, 2021
Léetelo en 2 minutos

Desde que Marsha P. Johnson lanzara el primer ladrillo en el año 1969 hasta hoy, la lucha por los derechos de las personas LGTBIQ+ ha sido difícil, sacrificada, y ha costado sangre, sudor y lágrimas.

A día de hoy la situación ha mejorado, pero todavía nos enfrentamos a uno de nuestros fantasmas más terroríficos: el odio generado desde dentro, por parte de miembros del colectivo. Y es que la homofobia interiorizada es un veneno que supura dentro de nuestra comunidad. La última muestra de ello ha sido el debate formado en redes tras la publicación de un meme que, desde luego, desde aquí denunciamos.

Esta imagen, que se supone humorística, es el tema del momento en Twitter e Instagram. Un usuario lo ha colgado poniendo una foto de él mismo como ejemplo de “gay normal”. Y es que el estereotipo del ‘correcto homosexual’ que intenta vender ha generado las críticas de muchos que no se identifican con estos tópicos.

En primer lugar, ¿qué es normal? ¿Cuál debería ser el comportamiento normal de una persona LGTBI? Luego está el gran dilema: exteriorizar o no tu forma de ser sin miedo a abolir los roles de género; en otras palabras, mostrar o no tu pluma. La plumofobia, tanto en hombres, mujeres y no binarios, es una lacra a la que tenemos que poner fin. Lo de llamar “pesados” y “ninis” a las personas LGTBI es ya la guinda del pastel.

Esta homofobia interiorizada que acosa a todo aquel que no sea normativo tanto físicamente como en su personalidad es una triste realidad en el panorama actual. No hay guerras más letales que las civiles, no hay peor rechazo que el que proviene de un igual a ti. Por eso las críticas no se han hecho esperar. Y es que no hay que hacer distinción ninguna: las personas LGTBIQ+ no estamos categorizadas, ni queremos estarlo.

Al margen de las opiniones, la mejor respuesta ante esta publicación ha sido el humor. Ya hay varias versiones del meme que lo parodian y que hacen crítica social defendiendo la pluma y la libertad de expresión individual. Hay que ser fiel a la esencia de uno mismo, llevamos demasiado tiempo escondidos para que ahora nos corten las alas. ¡Viva la pluma y viva la diversidad LGTBI!

También te gustará leer

JO TÍA!!! (VAYA FERIA), el festival LGTB en Zamora que no puedes perderte

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.