08/12/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Malbert: “La LGTBIfobia me ha tocado el coño, ya no soy activista, soy rebelde”

29 septiembre, 2021
Léetelo en 7 minutos

Si por algo es conocido Malbert es por la ausencia de filtros a la hora de criticar y desmantelar las artimañas y fraudes de algunos de los artistas e influencers más conocidos de nuestro país. Un arma que ahora traslada al mundo más romántico en Puto amor, su segundo libro, donde plasma con su inconfundible estilo el lado más oscuro del amor: parejas, rupturas, sexo, dolor, mentiras… Un sinfín de romances que acaban mal en donde también tienen cabida temas tan necesarios como el amor tóxico, tan implantado en nuestra sociedad, y el maltrato.

Malbert sabe que tenemos que aprender a querer y a querernos, aunque también afirma que este no es un libro que te ayudará a hacerlo. Solo son las historias de un chico que ha ido aprendiendo de los errores y que ha sacado humor de todas esas experiencias, por muy dolorosas que hayan podido ser.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo estás?
MALBERT ⇒ Muy contento. Tenía miedo porque el primer libro funcionó muy bien, era la sorpresa, la novedad… Ahora ya había unas expectativas en mí, y no quería cumplir la norma de que “segundas partes nunca fueron buenas”. Por eso siempre digo que este libro no es una segunda parte, sino otro muy distinto, pese a que el lenguaje es el mismo. Pero estoy muy sorprendido porque la respuesta ha sido muy positiva.

SHANGAY ⇒ Eres un experto recibiendo críticas, ¿pero alguna te ha hecho plantearte no seguir escribiendo?
MALBERT ⇒ Para nada. Hay dos perfiles que siempre me critican a nivel literario. Está el escroto arrugado purista de la literatura, y luego está el joven escritor frustrado que no ha conseguido publicar, y focaliza su frustración en mí. Soy muy consciente de que a mí no se me publica por mi calidad literaria, pero sé escribir.

SHANGAY ⇒ Se tiene la idea de que los libros de influencers son como prefabricados…
MALBERT ⇒ Por eso me alejo mucho de la palabra influencer (o youtuber), creo que está muy demonizada, y no representa mi profesión o las horas y el esfuerzo que echo en cualquiera de mis proyectos. No solo he escrito este libro, lo he diseñado, lo he maquetado, he hecho la portada, el concepto, todo está hecho por mí. Puedo llegar a entender que, desde la ignorancia, se piense que es un libro más, pero siempre digo que al menos lo he escrito yo. ¿Pueden decir eso Ana Rosa o Paula Gonu?

SHANGAY ⇒ Quieres alejarte del término influencer… ¿Cómo te definirías entonces?
MALBERT ⇒ Como un currante, que es lo que soy, una persona valiente. En realidad, no sé qué coño soy, porque no soy escritor, y no me gusta la palabra influencer… Así que soy como un personaje de variedades todoterreno. Y todo lo que considero que soy capaz de defender, lo voy a hacer con mi esencia y de la mejor manera.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué elegiste hablar del amor en tu segundo libro?
MALBERT ⇒ Siempre digo que suerte no he tenido mucha, pero experiencia me sobra. Me apetecía hablar de amor porque es un circo, y ya que me han pasado tantas desgracias, al menos las monetizo. Creo que la gente se va a entretener muchísimo. También me ha dicho algún fan que mi libro está en secciones de autoayuda, y desde aquí quiero aclarar que si necesitas ayuda, ve a un profesional, no te leas Puto amor de una mamarracha vestida de novia en la portada… [risas]

SHANGAY ⇒ Hablas de temas graves como el amor tóxico o incluso el maltrato…
MALBERT ⇒ Este libro me ha servido para ser consciente de muchas de las cosas que me han pasado en la vida, aunque en el momento de vivirlas no era consciente de ello. No tenía en mente contarlo, pero me puse a escribir sobre el amor tóxico, y me di cuenta de que lo que yo había vivido con mi pareja no era toxicidad, era agresión, tanto psicológica como física.

SHANGAY ⇒ ¿Has aprendido a amar mejor?
MALBERT ⇒ Sí, pero me ha costado porque todas hemos sido niñatas, hemos sido tóxicas y posesivas, y hemos tenido conceptos del amor muy equivocados. Pero es que nadie nace sabiendo amar, y más siendo un sentimiento tan pasional con el que se pierde la noción de lo que es coherente hacer. Considero que el verbo ‘amar’ es muy subjetivo, depende de tantas cosas, de la persona a la que encuentres, de la situación… Depende de tantos factores que no creo que se pueda definir o aprender.

SHANGAY ⇒ Pero sí crecemos con un concepto del amor equivocado…
MALBERT ⇒ Siempre nos han dicho que, si quieres alcanzar la felicidad, tienes que juntarte con una persona, reproducirte, y cuando tengas ese vínculo montado a tu alrededor, vas a conseguir ser feliz. Pero igual yo no necesito todo eso. En la publicidad, televisión, cine, frases que hemos escuchado desde pequeños, nos han indicado que debemos construir una vida alrededor de otra persona, y creo que es un concepto muy erróneo, porque si esa persona desaparece, tu vida lo hace con ella. Mi vida es mía, mi camino es mi camino; y si hay alguien que me quiera acompañar, genial, pero si alguna vez no estamos juntos, nuestros caminos van a seguir.

SHANGAY ⇒ En el libro hablas de cómo te costó salir del armario en un entorno que te oprimía. Una realidad que la ultraderecha parece querer imponer de nuevo…
MALBERT ⇒ Imbéciles habrá siempre, desgraciadamente. Sí es cierto que ahora tienen un altavoz bastante potente, pero nosotros también tenemos voz, podemos gritar y salir a la calle. Cambiar esas mentes es muy difícil, pero gritarles a la cara, no. Nuestra labor es, por ejemplo, publicar un libro sin tapujos hablando de sexualidad y descubrimiento personal, para que ese niño de 12 años –que fui yo mismo– pueda leerlo y conozca una realidad diferente. Creo que nosotros como colectivo estamos haciendo una gran labor y debemos seguir reivindicando. Esos movimientos que anulan nuestros derechos no van a desaparecer, pero podemos hacer mucho ruido y seguir dando visibilidad a realidades invisibilizadas.

SHANGAY ⇒ El colectivo LGTBI está viviendo una etapa complicada, con el número de agresiones LGTBIfóbicas aumentando en todo el país…
MALBERT ⇒ Hace un par de años os decía que no era activista porque para ello necesitas mucho conocimiento, etcétera. Pero es que me han tocado tanto el coño… Ya no es activismo, es rebeldía. No voy a pasar ni una mala mirada, ahora voy a machete. Estoy decepcionada pero no sorprendida, porque eso ha estado siempre, lo único que ha cambiado ha sido la forma de comunicarlo. De indirecta a directa.

SHANGAY ⇒ Has comenzado una etapa televisiva como colaborador del programa Sobreviviré en Mitele. ¿Cómo lo estás viviendo?
MALBERT ⇒ Es un proyecto que no visualizaba este año, porque estuve trabajando en el libro y no lo tenía en mente. Pero de golpe me llegó y me encanta, me gusta la presentadora, me gusta el formato, no hay censura… Me sigue chocando el hecho de haber pasado de criticar a los que estaban allí a ser uno de ellos, criticando también, claro. Estoy siendo igual o peor que en mis vídeos.

SHANGAY ⇒ ¿No te da miedo convertirte en uno de los personajes que criticas?
MALBERT ⇒ Miedo me da un concierto de Ana Guerra en directo, pero esto no. Me da respeto porque es un medio nuevo y aquí no llevo yo la batuta, pero uno de los privilegios que tengo es que mi imagen no la pueden manchar más, porque ya insulto, digo las cosas como son, soy transparente, voy de cara… La gente ya sabe lo que hay, y me suda tres cojones.

SHANGAY ⇒ Para terminar, ¿crees que el mundo sería un lugar mejor si dijéramos más “te quiero”?
MALBERT ⇒ Yo tengo miedo a decirlo muchas veces, pero es que es un sentimiento muy fuerte. Hay muchas formas de demostrarlo. Prefiero que me demuestres que me amas a que me lo digas. Como dijo Nuria Fergó en su primer single, ‘las palabritas de las lleva el viento’, y eso lo aplico en mi día a día.

malbert firmará su libro puto amor el 8 de octubre en Valencia y el 10 de octubre en murcia

También te gustará leer

Eki Gracia, artista trans no binario, presenta en Sevilla su exposición 'El archivo invisible. Capítulo 0'

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.