06/12/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

‘Tina’, el arrollador musical protagonizado por Kery Sankoh: “Salgo todos los días a por todas”

18 noviembre, 2021

Tina Turner cambia vidas. No solo con su música, también con sus experiencias, que ahora han dado pie a un musical, Tina. Su primera adaptación al español se ha estrenado recientemente en Madrid, y también ha supuesto un importante reto profesional para la catalana Kery Sankoh. Que se ha echado a las espaldas la increíble responsabilidad de dar vida a diario en plena Gran Vía a la gran diva del pop y el rock.

Kery Sankoh vive ahora inmersa en esta gran aventura de capitanear un musical que ya ha triunfado en el Broadway neoyorquino y el West End londinense, y también en países como Alemania y Holanda. “Necesito dormir diez horas al día para estar en plena forma en el escenario”, confiesa. Desde la adolescencia, Sankoh tuvo en la música su gran hobby. Resulta curioso saber que no hace tanto tiempo trabajaba como técnico de laboratorio en un hospital de Badalona, en el área de quimioterapia. Parecía tener una vida estable, feliz y tranquila (“aunque sabía que algo no estaba bien”), hasta que un día, hace seis años, fue a ver un musical y sintió algo especial por dentro. “Fui con mi hermano, y al salir le dije: ‘Esto es a lo que yo me quiero dedicar realmente”. Y sin dudarlo un instante, hizo las maletas, dejó su Barcelona natal y se fue a Madrid a estudiar teatro musical.

Foto: Javier Naval

Su instinto y su valentía ya han dado sus frutos. Su primer trabajo profesional fue en El Rey León (“en cuanto salió, me despedí de mi anterior trabajo, en el que llevaba ocho años”). Después estuvo como cover en El guardaespaldas, y antes de protagonizar Tina participó en Forever King of Pop, el espectáculo sobre Michael Jackson que cuenta con las bendiciones de su familia (“está claro que los mitos del pop me están ayudando mucho, a ver si el próximo va a ser Freddie Mercury”, bromea). En 2019, cuando se enteró de que iban a comenzar las audiciones del musical Tina en España, no lo dudó. “Desde el principio lo vi claro, soy Tina”, se dijo. Recordó cómo su padre le ponía de pequeña el álbum Private Dancer y se comenzó a empapar de su discografía. “Me pasaba el día escuchándola, incluso en el gimnasio”, recuerda. Llegó la pandemia y, como el planeta entero, el musical se quedó en standby.

“No es habitual encontrar a tanta gente racializada en un musical, salvo excepciones como Tina

Una vez se reactivó todo, continuó con las pruebas, que cuenta que fueron durísimas (“con workshops de danza, de canto…”). Hasta que llegó el gran día. “Tras el último día de audiciones, me tumbé en el sofá a ver una serie, y de repente, a las once de la noche, me sonó el teléfono y vi que llamaban de Producción. “Siéntate, porque tenemos que decirte una cosa: enhorabuena, eres la Tina titular”. Me quedé callada, no sabía qué decir, no daba crédito. Y me sentí muy feliz tras tanto esfuerzo y sacrificio”. Acto seguido, llegó el miedo que va unido a semejante responsabilidad. “Porque es un logro muy guay, pero a la vez un arma de doble filo, porque nunca sabes cómo va a reaccionar la gente. Lo maravilloso es que el público conecta muchísimo con este musical tan vibrante”.

Fotos del espectáculo: Manuel Harlán

Ahora ya se muestra mucho más confiada una vez ha comprobado la reacción del público en las primeras semanas de representaciones. “Noto que la gente sale muy feliz, que conecta mucho con este musical tan vibrante. Y los mensajes de cariño que me envían por las redes sociales son increíbles”. Y es que no hay tantos artistas cuya vida y obra dé para un musical. Las de Tina Turner sí. “Tanto los intérpretes como el público hacen un viajazo. Vemos cómo crece Tina física, profesional y emocionalmente. Y debido a las adversidades a las que se enfrenta, acaba siendo quien es”. Un viaje que Kery fue descubriendo una vez fue suyo el papel. “A raíz de incorporarme al musical comencé a conocer mejor a la Tina previa a su gran éxito, la de la icónica peluca rubia, porque comencé a leer todo lo que pude sobre ella”, confiesa.

“Es maravilloso que el público conecte con este musical tan vibrante”

Una Tina Turner que luchó desde bien joven contra el sexismo y el racismo, circunstancias que, desgraciadamente, siguen siendo de plena actualidad, algo que sabe muy bien la actriz y cantante. “Como afrodescendiente, me encanta que se pongan esos temas sobre la mesa en el musical. Porque Tina vivió sus momentos más dramáticos en ese sentido en los años sesenta, pero hechos parecidos a los que se tuvo que enfrentar ella siguen pasando. Aportar este granito de arena con mi trabajo me hace feliz”.

Se agradece ver, además, un reparto en que aparecen tantos intérpretes racializados. “Mucha gente me lo comenta. Porque no es habitual encontrar a tanta gente negra en un musical, salvo excepciones como El Rey León o Tina”, apunta. “Confío en que poco a poco vayamos introduciéndonos en muchos más proyectos. No puede ser que por el color de nuestra piel en el mundo audiovisual solo podamos interpretar casi exclusivamente a inmigrantes ilegales o a prostitutas”. Y apunta algo que le ha sorprendido mucho: “Me han llegado comentarios y críticas de que la actriz que interpreta a Tina es blanca… Me he quedado a cuadros. ¿Será que por los focos se me ve más blanca de lo que soy?”, bromea. “Es la primera vez en mi vida que me han dicho algo parecido. Así que aprovecho para dejar claro que soy mulata, que mi padre es africano, de Sierra Leona, y mi madre española”, y se echa a reír ante lo surrealista de la situación.

Otro detalle a tener muy en cuenta es que Tina es un musical creado por mujeres. Katori Hall escribió el libreto, a partir de sus extensas charlas con la propia Tina Turner, y Phyllida Lloyd (que dirigió Mamma Mia! tanto en teatro como en cine) es la responsable última del espectáculo. “Es que el musical habla de eso: de los valores de una mujer muy especial, y de su valentía, su empoderamiento y su capacidad de superación”, explica Sankoh. “Es muy interesante que sean otras mujeres quienes lo han creado. Porque está muy bien reflejada su tenacidad; cómo logra, incluso en los momentos en que está más hundida, salir para arriba”. Una fuerza que la actriz tiene que apropiarse cada día. “Antes de salir al escenario necesito mi momento para respirar y mentalizarme”, confiesa. “Y me digo a mi misma: “Kery, fuerza, seguridad y confianza en ti misma”. Porque tengo que salir a por todas, no puedo dudar lo más mínimo. Y si la cago, que sea estando al cien por cien”, dice entre risas.

También tiene que estar al cien por cien para ir cambiando de peluca varias veces durante el show. Pelucas que han sido creadas especialmente para ella y que son motivo de tensión, “porque la mayoría me las tienen que poner compañeras en escena”. Y en tiempo récord, con lo que la presión es aún mayor. “Así que hay días que las llevo torcidas un rato, hasta que salgo de escena y en peluquería me las arreglan”. Son las cosas del directo, que le hacen reír pensando en las anécdotas que generan dichas pelucas. “Es que, aunque lo tenemos muy bien ensayado, no deja de ser una lotería”, dice. “Algún día, de repente me veo un durante un rato un poco más calva de lo que debería, pero bueno, se soluciona rápido”.

Nadie pone en duda que las piernas de Tina Turner son absolutamente míticas, una de sus señas de identidad. Y la actriz fue muy consciente desde que consiguió el papel de que muchos ojos se iban a enfocar en la suyas para comparar. “No sabes cómo estuve entrenando en el gimnasio desde que empezaron los castings”, recuerda. “Porque en mi cabeza tenía tan claro que el papel iba a ser mío que no dejé pasar un día, para llegar lo más preparada posible”. Ahora agradece todo el cardio y las máquinas que ha estado haciendo en los últimos años, porque asegura que si no, no podría aguantar todo el show (“para los días en que estoy agotada, llevo en el bolso unas pastillas de guaraná que compré en el herbolario”).

Como Tina, está orgullosa de utilizar su cuerpo como un arma más de empoderamiento. “Hay un momento en el musical en que su manager le dice: ‘Tengo una canción para ti que es sexy’. Tina responde: ‘Yo no quiero ser sexy’. Ella le contesta: ‘Pero si te pones minifalda en el escenario’. Y Tina le dice finalmente: “Mira, me pongo minifalda para que mis piernas estén libres, no para ser sexy…”. Es un zasca maravilloso, que muestra cuál ha sido siempre su actitud”.

“Es muy interesante que sean mujeres quienes han creado este musical”

Kery Sankoh canta desde bien jovencita, y tiene experiencia en orquestas y diversos grupos. El tener ahora una banda en directo en Tina le está haciendo sentir cosas muy especiales. “La primera vez que ensayamos con ellos hubo hasta lágrimas”, recuerda. Tiene entonces aún más sentido que su número preferido del espectáculo sea The Best, que coincide con el momento en que la banda aparece en el escenario junto a ella. “No sé cuántas veces la habré cantado en mi vida… Cada vez que salgo a cantarla, que es cuando se abre el escenario y cantamos a modo concierto, es algo que para mí simboliza el esfuerzo y la valentía que llevan a la meta final. Vivo muchísimo ese momento cada día”.

Algunas de las canciones más conocidas de Tina Turner han sido traducidas al español para este musical, y es algo que de primeras choca. A Kery también le pasó en un primer momento al recibir el guion. “Yo, que me había aprendido todas las canciones en inglés, tuve que desaprenderme algunas y volver a asimilarlas con otro sentido, porque el fraseo es diferente”. Según fueron pasando los ensayos, lo entendió. “Si no se hubiera hecho, se perdería la mitad de la historia. Porque muchos temas explican lo que sucede en cada momento”.

Y es que el musical bucea por todas las etapas de su vida para ir dando forma al retrato de una mujer con la fuerza suficiente para sobreponerse a obstáculos muy grandes. De hecho, su etapa más triunfal es en la que menos se detiene el espectáculo. “Así lo quiso la propia Tina, según he podido saber”, dice la intérprete que le da vida en Madrid. “No quería que se evitasen los momentos más duros de su vida. Y también exigió que incluyese un componente espiritual”.

Si Tina Turner apoyó con su presencia el estreno de su musical en Londres, en una de sus últimas apariciones públicas, en Madrid no hemos tenido la suerte de que haya salido de su retiro en Suiza para presentarlo. “Nada me gustaría más que conocerla”, confiesa Kery. “Pero lo que siempre le digo al equipo es que, en caso de que venga al teatro, que no me lo digan hasta que haya acabado el show. Porque si lo supiera antes, desde luego que me condicionaría un poco”, dice entre risas. Y tiene claro cómo reaccionaría si la tuviera enfrente. “Le daría las gracias por haber abierto el camino a tantas mujeres. Y por luchar como ha luchado, enfrentándose a situaciones muy duras, para conseguir sus objetivos”.

TINA SE REPRESENTA EN EL TEATRO COLISEUM (GRAN VÍA, 78) DE MADRID

También te gustará leer

'Physical' cumple 40 años, y Olivia Newton-John lo celebra por todo lo alto (como se merece)

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.