fbpx
18/05/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Creamos lo que creemos: el poder de las creencias

24 enero, 2022

Tod@s, absolutamente tod@s, tenemos el gran poder de crear, somos creadores y estamos continuamente creando nuestra realidad, de manera consciente o inconscientemente, como pasa en muchas ocasiones, desafortunadamente, cuando creamos o dejamos de hacerlo por ciertas creencias.

Lo que creemos, pensamos, soñamos, imaginamos o queremos es muy probable que suceda, como seguramente has podido experimentar. Pero en ocasiones esto no es así, no acontece o sucede lo que queremos, o quizás nos pasa todo lo contrario… ¿De qué depende? ¿Qué pasa? ¿Es cuestión de suerte o de ausencia de ella? ¿Casualidad o causalidad?

Te diré que la realidad externa, en la mayoría de las ocasiones, es una consecuencia o un reflejo de nuestro estado interno. Cierto es que a veces la realidad externa nos condiciona y no está en nuestra mano hacer gran cosa, pero depende mucho de cómo interpretamos esa realidad, de cómo respondemos ante ella, con qué actitud recibimos esa realidad que estamos percibiendo. Ese es el gran poder que tenemos, poder elegir siempre con qué actitud tomarnos la vida, y eso es determinante y 100% nuestra responsabilidad.

Relacionado

Esa realidad que percibimos y que catalogamos de una manera u otra, depende en la mayoría de las ocasiones de nuestras creencias, y las creencias son muy poderosas y crean nuestra realidad para bien o para mal.

Lo peor de todo es que esas creencias en realidad ni siquiera son nuestras, las vamos adquiriendo sin darnos cuenta y de manera inconsciente, sobre todo en los primeros años de nuestra vida, pues desde que nacemos y hasta los 6 años, aproximadamente, somos auténticas esponjas. Y al no tener mente crítica, todo lo que nos llega lo aceptamos y admitimos como bueno, y más aún llegando de nuestros padres que, con la mejor de las intenciones, nos transmiten sus valores pero también sus creencias, doctrinas, miedos, frustraciones, etcétera, que a su vez recibieron de sus padres y estos de los suyos.

Nuestras neuronas espejo se encargan de repetir y asimilar todo tipo de conductas, comportamientos que percibimos en casa.

Más adelante, el sistema educativo, la sociedad, el entorno, nuestro lugar de nacimiento…, harán que nos identifiquemos y seamos parte de una corriente, creencias colectivas que puede que no sean lo que somos en esencia; esencia que está enterrada bajo capas y capas de creencias adquiridas.


“Todos nacemos originales y morimos copias” Carl Jung.

Funcionamos con esas creencias a lo largo de nuestra vida, y no las ponemos en duda hasta que, hartos de sufrir, o con un cambio drástico en nuestra vida o quizás, en el mejor de los casos, inspirados fuertemente en alguien o en algún acontecimiento significativo, decidimos buscar en nuestro interior y conocer qué es lo que verdaderamente nos conecta, quiénes somos, qué resuena con nosotros, cuáles de esas creencias van con nosotros y cuáles no, cuáles nos suman y cuáles nos restan.


Una creencia es una idea o pensamiento que damos por verdaderos e inamovibles en muchos casos, pero sin experimentar o demostrar.

Nuestro sistema de creencias condiciona nuestra manera de ser, de actuar y de relacionarnos con las personas y en nuestro entorno, y también nos condiciona mucho en nuestra manera de pensar. Esos pensamientos a su vez alimentarán esas creencias y las harán más fuertes.

Hazte consciente de que muchas de esas creencias son limitantes, y nos impiden llegar a nuestros objetivos…


No son nuestras capacidades las que nos limitan, sino nuestras creencias.

Si tienes la creencia de que no puedes conseguir algo, seguramente no lo conseguirás, y no será por tus capacidades y recursos, sino por esa creencia limitante, y esto nos pasa muy a menudo sin apenas ser conscientes. Cuántos proyectos y sueños nunca se llegaron a conseguir simplemente porque ni siquiera se intentaron, y en cuántos esas creencias impidieron su realización.

El poder de las creencias es impresionante, ya que en combinación con tus pensamientos, serán las semillas que luego germinan materializando todo en la realidad.

La mejor manera de conocernos es ser conscientes de qué creencias tenemos, de dónde vienen y de qué efecto tienen en nosotros. Es un trabajo de introspección, de autodescubrimiento, y ese viaje interior solo lo puedes hacer tú. Este trabajo lo puedes hacer mediante meditaciones e introspecciones, siendo muy consciente y verificando una a unas esas creencias que tengas.


Solo verificando y desde la experiencia, esa creencia dejará de ser una creencia para ser tu verdad.

Te invito a que te descubras y que puedas descubrir que eres mucho más de lo que te han contado de ti, de lo que te cuentas a ti mism@, o de esas creencias que tenías.

Y si necesitas un coach para ese viaje, cuenta conmigo, prueba y comprueba con una sesión de exploración. Contacta conmigo en mi web.

Te deseo un feliz día…

Relacionado

También te gustará leer

Benidorm Fest 2022: Así se repartirán las invitaciones para disfrutar del festival en directo

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.