Shamir: "Gracias a mi último disco, he hecho en parte las paces con el mundo heterosexual"

Shamir es un gran ejemplo de visibilidad queer no binaria, y un artista polifacético y muy prolífico que acaba de lanzar un gran disco, 'Heterosexuality'.

Shamir: "Gracias a mi último disco, he hecho en parte las paces con el mundo heterosexual"
Agustín Gómez Cascales

Agustín Gómez Cascales

He viajado en limusina con Mariah, he tomado el té con Beyoncé, he salido de fiesta con J.Lo y he pinchado con RuPaul. ¿Qué será lo próximo?

13 abril, 2022
Se lee en 6 minutos

Temas: , ,

Ha llovido desde que Shamir se convirtió en estrella mundial de la noche a la mañana gracias al álbum Ratchet (2015). Un disco que le llevó a replantearse su música y a ir deconstruyéndose como artista y persona.

A los 27 años, Shamir ha publicado su álbum más redondo hasta la fecha, Heterosexuality –el séptimo que ha grabado de manera independiente desde Rachet–, en el que refleja cómo ve el mundo siendo una persona queer racializada que se mueve en un universo heteropatriarcal. Y hemos querido hablar con elle sobre cómo afronta esta nueva etapa artística y vital.

Shamir: "Gracias a mi último disco, he hecho en parte las paces con el mundo heterosexual"

Desde su casa en Philadelphia, Shamir, cantante, productor, director del sello Accidental Popstar Records (en el que está, entre otres, la artista trans Macy Rodman) y pintor, nos pone al día de su incesante actividad artística, y de lo orgulloso que está de Heterosexuality y la gran acogida que está teniendo.

SHANGAY ⇒ ¿Sientes que este álbum marca un nuevo inicio para ti?
SHAMIR ⇒ Eso lo sentí con el anterior [Shamir (2020)]. A partir de entonces, sentí que empezaba una nueva etapa, y este supone una continuación en ese camino. Con cada álbum he ido creciendo en distintos aspectos, y con este he alcanzado una madurez como compositor que ha encajado con el trabajo de producción que ha hecho Hollow Comet. Como esa era su labor, me centré en componer las mejores canciones posibles.

«Veo que el mundo hetero en que vivimos no está hecho para mí, y eso me frustra»

SHANGAY ⇒ Con Ratchet nos dijiste que tu género y tu sexualidad no tenían nada que ver con tu música. Hasta que ha llegado este álbum…
SHAMIR ⇒ Es que en aquel momento me resultaba frustrante que por el hecho de ser negro y queer no se hablara de otra cosa… Porque en Ratchet no hablaba sobre el hecho de ser queer, sino sobre el hecho de ser joven; sobre lo raro que es tener ente 18 y 21 en Estados Unidos, porque eres adulto pero a la vez hay mucho que no se te permite hacer. Ni siquiera este disco es sobre mí como persona queer, sino sobre mi relación con el mundo hetero, que no está hecho para mí, y eso me frustra. ¡Si todo el mundo sabe que soy queer! No veo necesidad de hablar explícitamente sobre ello en mis canciones.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo recuerdas la era de un disco tan exitoso, y de culto, como Ratchet?
SHAMIR ⇒ No fue una etapa especialmente feliz para mí, pero era necesario que pasara por ella. Pero no me lamento, ni mucho menos, por lo que viví. ¿Volvería a pasar por todo aquello sabiendo lo que sé ahora? No [risas]. ¡Pero es un gran álbum! Y entiendo por qué sigue gustando tanto.

En el libro que publiqué el año pasado [But I’m a Painter], aunque está centrado en mi pintura, reflexionaba sobre aquellos momentos de mi vida. Porque, sí, compuse grandes canciones, pero fueron momentos difíciles que afectaron incluso mi salud mental. Y si alrededor de una canción mía hay mal rollo y me recuerda un drama, por buena que sea, no pienso volver a cantarla.

SHANGAY ⇒ En este disco recuperas un sonido más popero, tanto a nivel de composición como de producción, del que te habías distanciado en trabajos anteriores. ¿Sientes que es más fácil conectar con Heterosexuality?
SHAMIR ⇒ Sin duda, y esa era mi intención. Me he dado cuenta de que puedo hacer mi música más accesible sin sacrificar las habilidades artísticas que he consolidado en los dos últimos años. Si en el anterior álbum aposté por el indie rock, esta vez lo hago por el pop con un toque industrial. Y siento que es un álbum colaborativo junto con mi productor, Hollow Comet. Soñaba con hacer un álbum que sonase como este, y gracias a él lo he logrado.

SHANGAY ⇒ Los títulos de las canciones no pueden ser más directos: Gay Agenda, Cisgender, Marriage, Reproductive
SHAMIR ⇒ Creo que es la primera vez que he compuesto las canciones una vez decidí los títulos. Fue todo un reto, y muy divertido. Quería que ya los títulos contaran una historia por sí mismos. Hice una lista previa con todos esos términos relacionados con género, sexo, relaciones y queerness. Y tiene un porqué que el disco se abra con Gay Agenda y se cierre con Nuclear. Porque incluso muchas parejas queer buscan crear familias nucleares, que es un concepto muy heterosexual.

SHANGAY ⇒ ¿Has hecho de alguna manera las paces con el mundo hetero una vez lanzado este álbum?
SHAMIR ⇒ Sí, realmente lo hice con esa intención, ha sido un ejercicio terapéutico. Quería liberarme de la rabia que sentía continuamente. Me siento muy cómode siendo queer, pero notaba una sensación constante de enfado dentro de mí. Y cuando me paré a pensar en el motivo fui consciente de que vivo en un mundo que hace todo lo posible porque lo pase mal. Al sacar a la luz todo eso que tenía dentro a través de estas canciones, comencé a sentirme mejor.

«Las personas queer deberíamos tener la opción de no ser activistas si no lo sentimos»

SHANGAY ⇒ A nivel de visibilidad queer, hemos dado muchos pasos desde 2015… ¿Cómo lo vives?
SHAMIR ⇒ No habría podido hacer este disco si no viviéramos en este mundo. No estaba preparado para llevar todo el peso de la comunidad cuando empecé. ¡Ni quería! Ahora tampoco, porque nunca me he considerado un activista queer. Siento que las personas queer deberíamos tener la opción de no serlo si no lo sentimos.

Me sentí feliz de poder dar un paso a un lado y volver a hablar más abiertamente de estos temas cuando me sentí preparade. ¿Puede que haya quien me vea como un cobarde? Quizá, y no me importa. He tenido bastante que superar a nivel personal. Yo no empecé mi carrera con la intención de romper barreras, sino de hacer música.

SHANGAY ⇒ ¿Qué sientes al dirigir tu propio sello?
SHAMIR ⇒ Es lo más gratificante para mí ahora mismo, de verdad. Es en lo que más ambición tengo puesta a nivel profesional. Seguiría haciendo discos rarunos, que publicaría en Bandcamp y punto, sin importarme una mierda, si no fuera porque tengo un sello que atender. Me encanta trabajar con artistas noveles y ofrecerles una oportunidad para arrancar sus carreras mejor que la que tuve yo.

Shamir: "Gracias a mi último disco, he hecho en parte las paces con el mundo heterosexual"

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas que se te compare continuamente con Prince desde tus inicios?
SHAMIR ⇒ Por más que sea un honor que lo hagan, me parece una comparación de lo más perezosa. Prince no era queer, pero su estética sí lo era; se la sudaban las normas tradicionales de género, y se le respetaba por ello. Vale, los dos somos negros y puede haber similitudes en nuestras voces, pero bastante sutiles. Pero debo reconocer que con los años, cuantso más sé de él, más aprecio esas comparaciones. Porque nuestra ética de trabajo sí es parecida. Siempre estaba componiendo, grabando y colaborando con otros artistas, y yo soy igual.

«Hay etiquetas que veo necesarias, pero las de género no»

SHANGAY ⇒ Prince descansaba muy poco. ¿Y tú?
SHAMIR ⇒ Igual. Por un lado, vivo para mi música. Por otro, no tengo vida personal. Yo sí duermo, eso sí. Pero me levanto y me pongo a crear. Soy soltere, vivo sole, y cuando termino de contestar los emails que tenga por la mañana me pongo a pintar, a hacer canciones o a cocinar. Con eso tengo los días completos.

SHANGAY ⇒ ¿Sientes alguna vez esa presión, tan propia del heteropatriarcado, de vivir en pareja?
SHAMIR ⇒ No. Soy introvertide y muy míe a la hora de las relaciones. Encima, tengo un mundo interior muy rico y estoy siempre conectado con mi creatividad. Mi última pareja también era artiste. Y eso que decía que jamás pasaría, porque les artistes suelen tener un gran ego… No es mi caso. Además, soy no binarie, y una persona hetero tradicional dudo que quisiera salir conmigo, no me iba a pillar [risas]. Y antes tendría que replantearse muchas cosas… Porque no podemos dar por hecho que solo la personas queer son no binarias.

SHANGAY ⇒ ¿Agradeces también que la visibilidad de las personas no binarias sea cada vez mayor?
SHAMIR ⇒ Por supuesto. Y lo más poderoso para mí es que me siento mi propia definición de cómo me veo, sin necesidad de más etiquetas. Así tendría que haber sido siempre. Porque hay categorías que veo necesarias, pero las de género no [risas].

Desde pequeñe, me relacionaba como un chico en ciertos aspectos, pero en otros no, y no veía por qué tenía que comportarme de la manera que se supone correcta en función del género que me asignaron al nacer. Y no pensaba frustrarme por ello, simplemente decidí actuar en cada momento como lo sintiera. De manera que no he tenido que hacer un gran viaje de aceptación; más bien lo han tenido que hacer personas a mi alrededor.

Shangay Nº 563
Portada de la revista Anuario 2023
  • Mayo 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023