fbpx
24/09/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Crítica: ‘Finlandia’, un sobresaliente duelo actoral entre Irene Escolar e Israel Elejalde

23 septiembre, 2022
Léetelo en 3 minutos

Uno de los grandes acontecimientos teatrales de la recién estrenada temporada es Finlandia, protagonizada por Irene Escolar e Israel Elejalde en el Teatro de la Abadía de Madrid.

Cualquier estreno del autor y director francés Pascal Rambert se convierte en un acontecimiento, y el de Finlandia no lo iba a ser menos.

Cuando aún se recuerda Hermanas, en las tablas del añorado Pavón Teatro Kamikaze, ahora es el también madrileño Teatro de la Abadía el que alberga Finlandia, con un dúo de intérpretes de altura, el formado por Irene Escolar e Israel Elejalde.

Relacionado

Lo que más engancha de una nueva pieza de teatro es su originalidad, que puede llegar de cualquier parte. En este retorno de Kamikaze Producciones con Finlandia, ocurre al hablar de un tema tan manido como la pelea de una pareja aburrida de su día a día. Aunque, desde el punto de vista desde el que es abordado, le sobra singularidad.

Pascal Rambert, autor fetiche de los Kamikaze, escribe, dirige e instala en el espacio su obra Finlandia, pieza desgarradora que no deja indiferente. Un estudio filosófico de la sociedad actual, en la que nadie está conforme con lo que tiene, aunque lo que busca es precisamente… lo que tiene. Aunque su empeño vital es destruirlo y su locura no entender por qué.

La acción se sitúa en una amplia habitación de hotel que parece sacada de un catálogo caro de Ikea, una gran caja blanca en donde destacan los números de un despertador de mesilla, ya que el tiempo real en el que se desarrolla es otro protagonista.

Al entrar a la sala, la escena está en penumbra y se descubre el bulto de un par de cuerpos que intentan dormir. Desde esa primera imagen las alarmas saltan y sientes que la siguiente hora y media vas a presenciar algo que te va a remover en más de un sentido.

El primer parlamento de Israel Elejalde lo confirma, e introduce al espectador en el mundo de la destrucción de una pareja, que deja tan exhausto como si se hubiese presenciado una gran película épica, de las que no te dejan tiempo ni para respirar.

Pascal Rambert ha creado esta obra a la medida de sus intérpretes, Irene Escolar e Israel Elejalde, algo que queda patente al mantener sus nombres los personajes. Desde el minuto cero se monta un duelo de titanes que nos hace partícipes de los malos rollos de una pareja contemporánea, compuesta por una actriz de éxito mundial y un autor teatral alternativo, insatisfecho y harto del liberalismo reinante, pero en el que cae irremisiblemente.

Durante este reto actoral, superado con sobresaliente, se deja caer mucha mierda y se grita mucho, pero el director cuida su texto con mimo, para que se entienda cada palabra. En este toma y daca se usa el tiempo suficiente para que las pausas nos permitan asumir las burradas, pero que no se nos escapen las verdades y segundas intenciones que se están soltando.

Irene Escolar está majestuosa, elegante, ágil y fuerte, como una amazona en ropa interior, dominando a su pareja y haciendo valer una femineidad en donde no hay fisuras, siempre controlando al macho desde su verdad, sin guardarse ninguna carta bajo la manga.

Israel Elejalde impresiona, y es la réplica perfecta, con su look de progre desfasado, en calzoncillos y camisa hawaiana; con la desesperación pintada en todo su cuerpo, defendiéndose desde una postura que parece indefendible y no abandonando su imagen de perdedor.

En esta Finlandia hay algo más que lo que se dice, una traición maquiavélica que, como todo buen final que se precie, sorprende. Todo acaba con un juego privado entre la pareja y su hija, que consigue juntar a la irreconciliable familia en un postrero instante de paz.

⭐⭐⭐⭐⭐

FINLANDIA, DE PASCAL RAMBERT, SE REPRESENTA EN EL TEATRO DE LA ABADÍA (C/FERNáNDEZ DE LOS RÍOS, 42 · MADRID) HASTA EL 23 DE OCTUBRE

FOTOS: VANESSA RABADE

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.