fbpx
01/02/2023

Carolina Iglesias estrena el podcast ‘Carolate’ con un polémico monólogo de Iggy Rubín

10 octubre, 2022

Iggy Rubín apareció en el primer episodio de Carolate bromeando con Carolina Iglesias sobre su reciente polémica con Patricia Sornosa.

Después del éxito de Estirando el chicle, Carolina Iglesias retoma los podcasts con un programa en solitario. En el primer episodio de Carolate, Eva Hache acudió como invitada e Iggy Rubín intervino con un monólogo.

En su intervención, Rubín recordaba la polémica que suscitó Carolina con su compañera de Estirando el Chicle, Victoria Martín, cuando en verano invitaron al podcast a Patricia Sornosa, feminista transexcluyente

Entonces, se generó un debate en las redes sociales acerca de si era apropiado dar voz a una persona abiertamente tránsfoba. Desde el equipo de Estirando el chicle se emitió un comunicado en el que ambas aseguraban que estaban comprometidas con la lucha trans

Relacionado

En el primer capítulo del podcast, Iggy Rubín bromeó con el escándalo que supuso la entrevista a Sornosa. Después, el cómico reabría el debate de si es apropiado dar voz a ciertos discursos discriminatorios y “radicales” (como él los denomina).

“Lo de que los contenidos tengan que ser espacios seguros me parece una tontería”, comenta Rubín, “yo no creo que no haya que darle altavoz a los discursos de odio. La única manera de parar un discurso de odio es hacer un discurso mejor. Prohibir este tipo de discursos es como prohibir el atletismo a los blancos”.

¿Hay respuesta a este debate?

Esta discusión se reaviva siempre que algún personaje polémico aparece en prime-time. Por ejemplo, Pablo Motos invitó a El Hormiguero a Santiago Abascal antes de las elecciones generales de 2019. Muchos criticaron que se diera voz a un discurso fascista, pero otros argumentaron que invitar a Abascal al programa estaba dentro de la libertad de expresión.

En El Hormiguero, Abascal aprovechó para decir cosas como que “habría que expulsar a los menas” o que “la ley de violencia de género busca la guerra de sexos y criminalizar al hombre”. 

Aunque en Estirando el chicle Sornosa no se pronunció acerca de las personas trans, bastaba con entrar en sus redes sociales para conocer su opinión al respecto. 

La activista tenía tuits como “la idea era derechos humanos para todas las mujeres, no que ser mujer sea un derecho de cualquier ser humano”, o “la opresión de las mujeres puede terminar hoy si todas elegimos ser hombres y nos tatuamos los pronombres he/him. Es un plan sin fisuras”. 

Muchos criticaron entonces que las presentadoras de Estirando el chicle cediesen espacio a Sornosa tras haber hecho declaraciones tan polémicas como estas. La tensión cesó cuando Iglesias subió una publicación a Instagram pidiendo perdón, aparentemente arrepentida de haber invitado a Sornosa al podcast. 

Ahora, las redes han criticado a Iggy Rubín y han vuelto a cargar contra la cómica por hacer humor con lo que ocurrió este verano. 

https://twitter.com/Manuffss/status/1579145089154416640?s=20&t=0gezBkLJMgcmQ8UQX5uFnQ

Esta cuestión abre otras muchas preguntas: ¿Hay límites en el mundo de la comedia? ¿Debe haberlos? ¿Se trataría con tanta permisividad el dar voz a alguien abiertamente homófobo o machista? ¿Es cierto lo que dice Iggy Rubín de que el odio se combate con un buen discurso

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.