fbpx
El gran menú

¿Conoces la ‘homosexoledad’ navideña?

La homosexoledad es ese sentimiento que tenemos cuando, al volver a casa por Navidad, regresamos al armario y aparentamos ser normativos.

28 diciembre, 2022
Se lee en 2 minutos

Temas: , , ,

La homosexoledad es ese sentimiento que tenemos cuando, al volver a casa por Navidad, debemos regresar al armario, aparentar ser normativos y tratar de esquivar las típicas preguntas que buscan entre los recovecos de nuestra vida sexual y sentimental tales como ¿ya te has echado pareja?, ¿ligas mucho en tu ciudad?, etc. Nuestros progenitores nos suplicarán mantener la fiesta en paz y no mostrarnos tal y como somos para no provocar un infarto a los abuelos, y nosotros no tendremos más remedio que callar, comer turrón e intentar pasar con discreción entre las numerosas comidas y cenas familiares de estas fiestas.

¿Conoces la ‘homosexoledad’ navideña?

Esta homosexoledad se acentúa en Navidad, fecha en la que volvemos al núcleo familiar, nos juntamos con abuelos, tíos, primos, con los que quizá tengamos menos confianza y a los que igual no hemos contado las últimas nuevas de nuestra vida.

Por supuesto, no todos vivimos esta situación, o quizá no tan drástica, pero seguro que reconocéis este sentimiento, lo habéis vivido en mayor o menor medida o conocéis a alguien, tal vez de un pueblo pequeño, que al volver a casa tiene que simular ser la persona más cisgénero, heterosexual y normativa del mundo.

¿Conoces la ‘homosexoledad’ navideña?

No se trata de considerarnos víctimas, sino de ser conscientes de que aún existen, y mucho, retazos de LGTBIfobia en nuestro día a día, en nuestras casas, en nuestras familias, en mayor o menor medida. La homosexoledad es lo que sientes cuando notas que alguien chismorrea cuando vas con tu novio o novia a la boda de tu primo, o cuando aparece una escena de amor o sexo LGTBI en una película y tu padre cambia de canal o se intimida; nada más y nada menos que eso.

Si la has experimentado, no te desanimes porque no estás solo: los números avalan la homosexoledad. Según un estudio reciente del Ministerio de Igualdad, para un 77% de las personas trans o no binarias encuestadas la familia fue el entorno más difícil o problemático en su proceso de transición o evolución de género, y el 19% evita los encuentros familiares.

¿Conoces la ‘homosexoledad’ navideña?

Todo estos datos nos ha recordado inevitablemente a la preciosa campaña que lanzaba J&B hace unas semanas, el cuento de Navidad She, con el daba luz y concienciaba, precisamente, sobre esta tensión familiar que genera la homosexoledad navideña. Su objetivo parecía evidente: que cada vez más familias se conviertan en espacios seguros de celebración para el colectivo LGTBIQ+.

Por suerte, solo hay una Navidad al año, y no todas las familias son iguales. Seguro que muchas se van pareciendo cada vez más a las del cuento de Navidad de J&B; sería la forma más eficiente para que todes podremos mostrarnos y festejarnos tal y como somos, y que nadie sea excluido. Porque las diferencias deberían encontrar apoyo y aceptación en nuestro núcleo familiar.

Además, esperemos que dentro de unos años sea normal tener dos abuelos, dos tías o dos padres; quizá entonces todos seamos conscientes de que lo que importa ante todo es el amor, y esta homosexoledad dejará de existir.

 

Revista 558
  • Noviembre 2023
Voyager