Una política ataca al Tate Modern por dejar a drag queens contar cuentos a niños

Emma Nicholson, miembro del partido conservador inglés, ha criticado la "propaganda" del museo de Londres que ha programado las actuaciones.

Una política ataca al Tate Modern por dejar a drag queens contar cuentos a niños
2 febrero, 2023
Se lee en 3 minutos

Temas: , ,

La política, conocida por sus opiniones controvertidas, ha escrito al presidente del consejo del Museo Nacional Británico de Arte Moderno denunciando la decisión de la institución de invitar a drag queens para que actuen frente a niños el próximo mes.

En esta carta pública, Emma Nicholson describe la aparición programada de Aida H Dee como «propaganda» y un «sinsentido en zancos». Aida tiene su actuación programada para el próximo 11 de febrero en el museo como parte del Mes de la Historia LGTBIQ+. Es miembro de Drag Queen Story Hour UK, un grupo que organiza sesiones de narración y lectura para niños de entre 3 y 11 años. En la página web del museo, Aida es descrita como una «heroína de la literatura queer con TDAH» y como «la primera artista drag de Europa en leer historias a niños en una guardería».

Una política ataca al Tate Modern por dejar a drag queens contar cuentos a niños

La política dice en la carta: «Tener adultos leyendo a niños es algo maravilloso por supuesto, pero, ¿por qué tiene que ser un hombre que pretende ser una mujer?«. Nicholson continua su argumento comparando a las drag 1ueens con «asesinos, pedófilos, terroristas, peluches y otros fetiches».

Nicholson firma la carta como presidenta de Children and Women First, un grupo de presión parlamentaria que defiende a los niños y las mujeres, con un objetivo muy claro respecto a las cuestiones de género relacionadas con las personas trans. El público arremetió en 2020 contra Nicholson después de que se burlase y le hiciese misgendering a la modelo y activista trans Munroe Bergdorf. Nicholson calificó a la modelo de «criatura extraña».

La carta traía consigo una petición firmada por alrededor de 3.500 personas, que exigían al Tate Modern dejar de alienar en ideología de género a niños. El grupo Art Not Propaganda es el responsable de escribir la petición, tal y como confirmaba el Telegraph. En ella se declara que el Tate, al ser una institución financiada por el estado, debe responder ante el público. Change.org ha borrado una petición similar publicada en su página web debido a su intención discriminatoria.

No es la primera vez que Aida H Dee llama la atención de los conservadores. Hace poco la drag queen realizó un tour entre 70 librerías de Reino Unido. Se encontró con protestas de grupos anti-LGTBIQ+ que acusaban a la artista de grooming. La policía tuvo que escoltar a Sab Samuel, el nombre fuera del drag de Aida, al salir del local donde se encontraba. En una entrevista para Pinknews dijo estar preocupado por las posibles protestas en el Tate, y añadió que el Gobierno tory es el responsable del «odio queer que corre libre por Reino Unido».

Una política ataca al Tate Modern por dejar a drag queens contar cuentos a niños

«El argumento de la baronesa Nicholson de poner a las mujeres y los niños primero se alinea con la extrema derecha que asegura poner a Gran Bretaña primero», declaraba Frances Williams, jefe de aprendizaje y participación de Queercircle, una institución de arte LGTBIQ+ que ha abierto recientemente en Londres. Continúa diciendo que «se esta librando una ‘guerra cultural’ mediante nuestras instituciones públicas».

«Es importante que estas instituciones, que están financiadas por el público, reflejen la sociedad tal y como es, y no como quieren una minoría de fanáticos. A través de nuestras exhibiciones públicas en Queercircle hemos demostrado cómo las drag queens hace tiempo que se unieron a las feministas para protestar los estereotipos de genero sexistas en la cultura popular, como cuando invadieron juntas Miss World Competition en 1971. Mediante nuestro programa familiar intentamos promover el trabajo de escritores LGTBIQ+, incluidos aquellos que escriben para niños. Las familias nos dicen que encuentran seguridad y conexión en un espacio cultural donde no se tienen que preocupar de ser estigmatizados socialmente. Estas historias simplemente reafirman nuestro derecho a existir y prosperar, y por lo tanto, son importantes para que los niños se desarrollen bien», asegura Williams.

En una declaración, un representante del Tate Modern ha dicho: «No programamos artistas con el fin de promover un punto de vista particular, ni para reconciliar puntos de vista diferentes. Nuestras galerías ofrecen un amplio programa y los visitantes tienen la libertad de elegir qué aspectos del programa les atraen«. El Tate añade que no comentará asuntos de seguridad, y ha optado por no decir nada sobre si se reforzará la seguridad durante la actuación de Aida H Dee.

Shangay Nº 562
Portada de la revista Anuario 2023
  • Abril 2024
Shangay Voyager Nº 37
Portada de la revista Shangay Voyager 37
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023