Quincena Musical Donostiarra: verano, dame música (y mucho más) en un exótico viaje

El festival decano de nuestro país celebra su 85 edición: mucha (y muy buena) música y ballet inundan Donosti este agosto. Descúbrelo, porque hay para todos los gustos.

En el Peine del Viento, con un estreno mundial, Kresala Dantza Taldea realizará un homenaje a Chillida por el centenario de su nacimiento.
En el Peine del Viento, con un estreno mundial, Kresala Dantza Taldea realizará un homenaje a Chillida por el centenario de su nacimiento.
Nacho Fresno

Nacho Fresno

Plumilla poliédrico -escondido tras una copa de dry martini- que intenta contar lo que ocurre en un mundo más absurdo que random.

9 julio, 2024
Se lee en 8 minutos

Temas: , , , , ,

Al verano, más que nunca, le pedimos música. Y música en vivo para poder disfrutarle en sus más diversas formas. En San Sebastián, en agosto, hablar de música en vivo es hablar de la Quincena Musical: la mejor alternativa para disfrutar de la música clásica, y también de otras músicas, de la danza y de otras disciplinas artísticas; un festival que renueva su oferta con el afán de llegar a un público cada vez más amplio. Del 1 al 30 de agosto, la 85 Quincena Musical estará en las principales salas y espacios culturales de la ciudad y también en otras localidades de Gipuzkoa, en Araba, Navarra y Lapurdi.

El lema de la Quincena este año es muy claro: “Verano, dame música”. Promete darla, y de la buena, con nombres (por citar solo unos pocos) como Riccardo Chailly, Ivan Fischer o Gustavo Gimeno al frente de orquestas y solistas como Sol Gabetta, Patricia Kopatchinskaja o una joven prodigio como Alexandra Dovgan. Todo ello bajo la línea temática ‘viajes y exotismo’ como hilo argumental.

Ir en agosto a San Sebastián es la disculpa perfecta para viajar por el mundo sin salir de La Bella Easo: una nueva producción de Carmen, de Bizet; el Concierto egipcio de Saint-Saëns, descubrir Japón de la mano del Bach Collegium Japan o la música coral checa con Cappella Mariana. Contar, en este espacio, todas las posibilidades de este fascinante viaje que es la Quincena Musical de San Sebastián (una ‘quincena’ que dura todo el mes de agosto) es misión imposible.

Cubos Kursaal Quincena Musical San Sebastián

El Kursaal es uno de los escenarios de la Quincena Musical de San Sebastián, cita imprescindible del verano.

Vamos a dar una pincelada: danza (Folia, de la Compagnie Käfig, el flamenco de Úrsula López o el interesantísimo programa de danza contemporánea en el ciclo Tabakalera Dantzan), y mil eventos variados en espacios icónicos como el imponente Kursaal, buque insignia de la cultura donostiarra, el Museo San Telmo o el siempre sorprendente centro cultural Tabakalera. La Quincena da mucho de sí: un viaje cultural y sensorial apasionante sin salir de una de las ciudades más bonitas del mundo. ¿Alguien da más?

También se va a celebrar el centenario de Chillida. La compañía encargada de homenajear al gran escultor en el centenario de su nacimiento es Kresala Dantza Taldea. La cita es en El Peine del Viento (el día 1 de agosto, entrada libre), con un estreno mundial. La Quincena Musical de San Sebastián sigue apostando por la creación contemporánea, con el estreno absoluto de nueve obras, que van desde espectáculos infantiles hasta danza o conciertos sinfónicos. En total, durante todo el mes, hay más de ochenta citas de todo tipo.

La ópera Carmen es un buen ejemplo de lo que en el marco cultural del siglo XIX supuso el encuentro de las ideas románticas con el desarrollo industrial; las máquinas dieron pie a lo que somos, una sociedad mecanizada, e hicieron el mundo mucho más pequeño acercando y dando a conocer en Occidente culturas que, desde una visión romántica, alimentarían un imaginario exótico. El exotismo, unido intrínsecamente a la idea de viaje, sirve este año de hilo conductor de forma transversal, a lo largo de los diferentes ciclos que conforman la programación: viajaremos con Saint- Saëns a Egipto, con Shostakovich al país de los cosacos, con Prokofiev al mundo ya casi desaparecido de los judíos de la Europa del este, con Ravel al Oriente de las mil y una noches o con Stravinsky a los confines mágicos de Rusia. Conoceremos la peripecia de viajeros como la galaica Egeria, el genovés Marco Polo, o al compositor, escritor y rebelde checo Krystof Harant; también Folia, un espectáculo de danza que de forma caleidoscópica combina ritmos de lugares y épocas divergentes; y regresaremos al Santuario de Arantzazu, una vez más punto de unión de culturas, que será testigo de la labor en común del gallego Abraham Cupeiro, músico e investigador especialista en la recuperación de instrumentos antiguos, con Eñaut Elorrieta, Agus Barandiaran, Oreka TX y Oiasso Camerata, en un proyecto creado específicamente para esta cita de la Quincena.

El gran peso de la música coral en la vida musical de nuestro territorio tiene su reflejo en la Quincena, hasta convertirse en uno de los rasgos distintivos del festival. Este año se suman a las agrupaciones corales locales dos formaciones de proyección internacional: Bach Collegium Japan y Cappella Mariana. En cuanto al repertorio, destacan la Missa Solemnis de Beethoven, una obra de enorme complejidad e infrecuente en los escenarios, que el maestro Jérémie Rhorer, discípulo de Marc Minkowski, William Christie y Christopher Hogwood, dirige actualmente con orquestas de toda Europa; y La ejecución de Stepan Razin, de Shostakovich, obra de una fuerza vital desbordante, casi desconocida en el repertorio del compositor ruso.

Hay que resaltar la doble presencia de la Orchestre Philharmonique du Luxembourg, bajo la dirección de su titular, Gustavo Gimeno, que en 2025 dejará de estar vinculado a esta orquesta para asumir la dirección musical del Teatro Real, que compatibilizará con la dirección musical de la Toronto Symphony Orchestra, cargo que ostenta desde 2020. El primero de los conciertos supone el debut en la Quincena del pianista Bruce Liu, ganador de la Chopin Piano Competition en 2021, lo que le granjeó el estatus de estrella del rock dentro de la música clásica; acaba de ganar, además, uno de los concursos más prestigiosos de dirección orquestal, el Mahler Conducting Contest.

Riccardo Chailly regresa por tercera vez en la Quincena, y lo hace con su actual formación, la Orchestra Filarmonica della Scala de Milán, la orquesta del teatro de ópera más prestigioso del mundo, a la que Claudio Abbado inició en la actividad sinfónica en 1982. Ivan Fischer y su Budapest Festival Orchestra, habituales en la Quincena, regresan con una doble cita; la primera incluirá el debut en el festival de la reconocida violinista moldava, ganadora de un Grammy, Patricia Kopatchinskaja, descrita por The New York Times como «una intérprete de inusual energía expresiva, desarmante informalidad y ambición teatral”. Además, como segunda cita, interpretarán el archiconocido Réquiem de Mozart junto al Orfeón Donostiarra.

Masaaki Suzuki, que hace dos años participó en el Ciclo de Órgano de la Quincena, regresa al festival, en esta ocasión al frente del Bach Collegium Japan, el conjunto barroco formado por intérpretes de instrumentos originales y coro fundado en 1990 por el propio Suzuki. Es la primera vez que esta formación japonesa actúa en la Quincena. La Orchestre Philharmonique de Radio France clausurará la Quincena bajo la dirección del finlandés Mikko Franck, con la violonchelista Sol Gabetta como solista. Además, la jovencísima estrella del piano Alexandra Dovgan ofrecerá en el Teatro Victoria Eugenia su primer recital en San Sebastián.

Pero hay mucho más, pues la edición de este año acoge más de una decena de citas con la danza: en el Kursaal, la francesa Compagnie Käfig, dirigida por Mourad Merzouki, presenta Folia, un montaje de danza y música en vivo a caballo entre el Barroco y los ritmos callejeros; en el Teatro Victoria Eugenia, la Compañía de Flamenco de Úrsula López presenta Comedia sin título. La danza, el baile y el flamenco en la resurrección de Federico García Lorca; en Tabakalera Dantzan, presentarán sus propuestas Myriam Perez Cazabon, Hotel Col.lectiu Escènic, Javier Arozena y Cía. Mal Pelo; en la Jornada Inaugural, Kresala Dantza Taldea estrenará en El Peine del Viento un montaje en homenaje a Eduardo Chillida, a quien también homenajeará DAB Dantza Konpainia en sendas actuaciones en Chillida Leku y Cristóbal Balenciaga Museoa; y el bailaor Iván Vargas compartirá escenario con el Dúo Cassadó en Senpere.

Tabakalera Dantzan en la Quincena Musical de San Sebastián.

Tabakalera Dantzan en la Quincena Musical de San Sebastián.

Por otro lado, hay nueve estrenos absolutos: el compromiso con la promoción de la nueva creación se refleja, asimismo, en el estreno absoluto de un total de nueve espectáculos y piezas musicales. En cuanto a los primeros, se estrena la nueva producción de la ópera Carmen (Auditorio Kursaal); la ópera infantil Egia ala geRuza (Quincena Infantil); la coreografía de Myriam Perez Cazabon en colaboración con la compositora Sofía Martínez; y el espectáculo Hiru de Kresala Dantza Taldea en homenaje a Eduardo Chillida (Jornada Inaugural). Las partituras que se podrán escuchar en estreno absoluto son las siguientes: A Reverence to San Sebastian, que su autora, Carol Williams, interpretará en el Ciclo de Òrgano). Y en el Ciclo de Música Contemporánea, se estrenarán Glass, de Félix Ibarrondo, y Palladium Motus, de J.J. Peña Aguayo, que interpretarán Spanish Brass; la obra de Fernando Buide ya mencionada, que interpretarán Abraham Cupeiro y Ensemble Música Práctica; y Notspur, de Ziyi Tao (obra ganadora del XVII Concurso Internacional de Composición para cuarteto de cuerda Pablo Sorozabal) que interpretará Cikada String Quartet.

Luego está el tema de las entradas. Además de contar con un abanico de precios muy competitivos, con entradas para el ciclo sinfónico del Kursaal desde 11,60 euros, parte de la oferta de la Quincena es gratuita. Son gratuitos, con entrada libre hasta completar aforo, los conciertos de la Jornada Inaugural (salvo el concierto del Auditorio Kursaal), todos los conciertos del ciclo de órgano y algunas de las citas de Tabakalera Dantzan y de la Quincena Andante.

Los menores de 30 años pueden beneficiarse de la Hora Joven con entradas a 3 euros para el Auditorio Kursaal y el Teatro Victoria Eugenia (excepto para el concierto infantil “Egia ala geRuza” del 26 de agosto), desde una hora antes del inicio del espectáculo de cada día, en las taquillas correspondientes. Los desempleados mayores de 30 años también podrán acogerse a esta promoción, previa presentación del Certificado de Periodos de Inscripción actualizado.

Lo dicho: ¿alguien da más?

Para más info y entradas puedes entrar en quincenamusical.eus/es/
Shangay Nº 565
Portada de la revista Anuario 2023
  • Julio 2024
Shangay Voyager Nº 39
Portada de la revista Shangay Voyager 39
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023