15/06/2019

Patrick Harris habla de su primera experiencia gay

16 octubre, 2014
Léetelo en 3 minutos

Lo conocimos como aquel médico precoz de la televisión, pero en materia sexual no puede decirse que Neil Patrick Harris, probablemente la mayor celebridad gay del momento, perdiera la virginidad con otro hombre especialmente pronto. El actor, que presentará la próxima gala de los Oscars y al que actualmente podemos ver en los cines con Perdida, confiesa en su recién publicada autobiografía que mantuvo su primera relación sexual con otro hombre durante la gira del musical Rent que protagonizó en 1997, cuando contaba con 24 años.

El tipo, que se llamaba Andy, se ofreció a darle un ‘masaje en la espalda’, un gesto que el actor entendió como un eufemismo de ‘orgasmo’. En sus memorias lo narra en tono de comedia, pero de sus palabras se deduce que no fue una relación especialmente satisfactoria, atormentado como estaba Harris por aquel entonces por su homosexualidad y el miedo a desvelarla:

«La excitación y ansiedad de lo que estaba ocurriendo me condujo a un lugar más analítico, introspectivo y angustioso de lo habitual. Cualquier posibilidad de rendirme y disfrutar del momento se vio interrumpida por mi constante monólogo interior: ‘nadie puede saberlo, no se lo puedes contar a nadie, esto no puede volver a pasar…’. Por supuesto, volvió a pasar. Y fue genial». 

Neil Patrick Harris también habla de los peores compañeros de profesión que ha tenido y de su marido en la página siguiente

A sus 41 años, Patrick Harris cuenta en Choose Your Own Autobiography más secretos sobre su vida privada, como que Dustin Diamond (Screech en Salvados por la campana) es una de las personas más desagradables con las que ha trabajado –le acusa de propagar el rumor de que Harris y su amigo Ed Alonzo (Max) mantenían una relación–, o que el actor Scott Caan (Hawaii 5.0) intentó enzarzarse en una pelea con él en un restaurante.

Pero quizá lo que más les interese a los fans gays sean los detalles de su relación con su marido, David Burtka, al que conoció a través de una amiga de Broadway; tras verlo por primera vez lo definió como «un tío bueno a lo James Dean con camiseta y chaqueta de cuero». El problema es que, por aquel encontes, Burtka mantenía una relación con un representante de Hollywood, así que Harris esperó educadamente a su alrededor «como un halcón hasta encontrar la oportunidad de caer en picado y atacar», cosa que hizo cuando rompió con su novio. Ah, también desvela que los dos hijos que tienen en común, Gideon y Harper, se refieren a él como ‘papa’ y a Burtka como ‘daddy’.

> El beso de Neil Patrick Harris a su marido en los Tony

> Ezra Miller, un superhéroe con toque gay

> El primer futbolista abiertamente gay, a la televisión

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.