27/09/2020

Campeón de lucha libre y gay

13 mayo, 2015
Léetelo en 3 minutos

Alec Donovan es famoso entre sus compañeros de escuela por estar considerado uno de los mejores deportistas en lucha libre. Según Outsports, Donovan se encuentra entre los 25 mejores en los EE UU, dentro del peso 145 libras (65kg), categoría en la que fue campeón este último año.

Donovan mantenía su homosexualidad de manera discreta, sin negarlo pero como parte de su vida privada. Pero, durante una visita reciente a diferentes universidades que se han interesado por el deportista, Donovan fue preguntado por un reclutador sobre los rumores acerca de su sexualidad: “¿Es cierto el rumor de que eres bisexual?”. A lo que Donovan contestó: “No, el rumor no es cierto. No soy bisexual, soy gay”.

El reclutador, miembro de la Universidad de Limestone College en Carolina del Sur, le preguntó a Donovan si le importaría que compartiese esta información con el resto del equipo de su Universidad, y Donovan dio luz verde.

“De todos modos, es mejor que todo el mundo lo sepa. No quiero terminar en un equipo que no quiera todo lo que soy”, explicaba el campeón de lucha libre.

Pero esta es solo una de las muchas universidades que se han interesado por Donovan. No es de extrañar, teniendo en cuenta la importancia de los deportes en las universidades norteamericanas, y que Donovan es el campeón de su categoría este año. Su outing que no es el primero este año dentro de la lucha libre, recordemos estos artículos: Luchador sale del armario delante de su equipo y El luchador gay y su combate más difícil.

Donovan afirma que se siente mucho más confiado desde que no tiene que esconder nada. Confiesa que, durante su primer año en la escuela, estaba tan deprimido por ser gay y no aceptarlo, junto a una mala temporada en la lucha, que incluso escribió una nota de suicidio a sus padres, porque esta idea le rondaba la cabeza.

“Me sentí como si fuera un pedazo de tierra que no valía nada”, recuerda. “Pero esa época pasó, rompí la nota y seguí con mi vida”. Luego, durante un viaje a Atlantic City con el equipo de lucha libre, dos de sus compañeros del equipo de Brick Memorial High School lo acorralaron en su habitación del hotel y le preguntaron a Donovan si era gay o no.

Donovan consideró la opción de escapar o negarse a hablar, pero no quería mentir, y finalmente decidió ser honesto. Esto lo cambio todo para él, cuando sus compañeros de equipo le abrazron y le dijeron: “Estamos orgullosos de ti. Somos hermanos y, pase lo que pase, los hermanos permanecen juntos”.

Después de eso, sus actuaciones en lucha libre mejoraron muchísimo, una confianza y autoestima renovadas que le han llevado a ser uno de los mejores de su país y a ser el primer luchador abiertamente gay que compite en la NCAA.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.