23/09/2020

Rodrigo Guirao, el hombre perfecto

17 julio, 2015
Léetelo en 4 minutos

“Oli, una chica de más de veinte años con look informal, tejanos gastados, jersey ancho, zapatillas planas muy a la moda, cabello largo y lacio, camina con paso rápido entre la gente. Escucha la música que sale de sus enormes cascos, que la aíslan del barullo que llena el paseo central de una calle céntrica. Se detiene delante de un enorme cartel publicitario en blanco y negro que tapa un edificio en obras. En él, un guapísimo joven de ojos claros posa en ropa interior anunciando un perfume. Oli sonríe mientras un leve suspiro sale de su boca. Se siente pequeña al lado del cartel. Como todo el mundo sabe, el amor no existe, es solo un efecto químico que genera nuestro cerebro haciéndonos confundir la realidad, es solo química”. Así comenzaba el proyecto por el que había luchado los últimos tres años. Por fin tenía el apoyo de la productora Rodar y Rodar, TVE, Canal Plus y TV3, era posible, iba a hacer la película.

Ya había estado ensayando con Ana Carlota Fernández, a la que adoro, y con el todoterreno Alejo Sauras. Pero el chico del cartel, el guapisísimo Eric Soto, no aparecía. ¿Dónde podía encontrar al hombre perfecto? Necesitaba un actor potente con físico arrollador y sentido del humor; al fin y al cabo, se trataba de una comedia romántica, y tenías que creerte que todos y todas podían caer desmayados a su paso.

Robert Pattison, Bradley Cooper, Channing Tatum, Jake Gyllenhaal, Mario Casas… No, no hablan español. Bueno, Mario sí, pero no tenía fechas hasta 2025. Así estaba yo, haciendo castings, mirando teleseries, tragándome toda la cartelera, asistiendo a todos los microteatros de la capital, y nada: el hombre perfecto no aparecía. Llamé a mi querida María Esteve, a mi admirada Rossy de Palma, a mi idolatrada Bibiana Fernández, todas se apuntaban a Solo química pero ninguna sabía darme la solución. ¿Tan difícil era encontrar un hombre de verdad que lograra transmitir la química que necesitaba?

En la vida, el amor puede estar en la puerta de al lado, como dice Jaime Olías en la película, pero en el cine es diferente. Aun así, no desfallecí. Ana Carlota Fernández me pidió que fuera con ella a la ceremonia de los Goya. Estaba allí sentado y de pronto escuché un acento argentino que trataba de seducir a una joven vestida de Ángel Schlesser. “Qué linda que sos”, le decía mientras clavaba sus enormes ojos verdes en las no menos enormes tetas de la aspirante a actriz. Era él. No se trataba de un replicante rejuvenecido de Brad Pitt, aunque tenía su brillo, y no era un James Dean rebelde y sin causa. En el asiento de al lado estaba él, Rodrigo Guirao, el galán latino que necesitaba. El hombre perfecto para el papel, la ‘nueva sensación’. Fue el comienzo de una ‘linda’ amistad profesional; pero no es amor, es solo química.


FOTOS: TERESA ISASI

LA PELÍCULA SOLO QUÍMICA SE ESTRENA EL 24 DE JULIO EN CINES DE TODA ESPAÑA.


Si quieres ver las sexys fotos de Rodrigo Guirao para Shangay Style Primavera 2014, pasa página

Más fotos de Rodrigo Guirao para Shangay Style Primavera 2014, pasa página

​Más fotos de Rodrigo Guirao para Shangay Style Primavera 2014, pasa página

​Más fotos de Rodrigo Guirao para Shangay Style Primavera 2014, pasa página


FOTOS: BERNARDO DORAL
ESTILISMO: MIGUEL GRACIA.
PELUQUERÍA Y MAQUILLAJE: NAOMI GAYOSO (N.Y.C.) PARA INGLOT
COSMÉTICOS BARCELONA Y MÖN (I.C.O.N.)
PEDRO GONZÁLEZ PARA PELUQUERÍA LOQUERÍA
AYTE. MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: CRISTINA SERRANO
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.