20/08/2019

Anastacia: “No soy un objeto sexual, sino una cantante”

8 noviembre, 2017

“Hay que vivir día a día, porque nunca sabes lo que va a pasar”. Es lo primero que afirma Anastacia en un encuentro de lo más cordial, porque Shangay lleva documentando su carrera musical desde que explotó con I’m Outta Love en el año 2000. De hecho, antes de empezar la charla para hablar sobre su nuevo disco Evolution invita a todo el mundo presente en la sala –incluidos su mánager y responsables de su nueva discográfica, Universal (a la que regresa tras haber publicado con ella Heavy Rotation en 2008)– a abandonarla. “Quiero intimidad, que esto no es una entrevista, es como estar con alguien de la familia…”, afirma en un tono entre divertido y serio. Así es siempre Anastacia, con un sentido del humor contagioso, y con una facilidad tremenda para encontrarle el punto cachondo incluso a las circunstancias más adversas, como los dos cánceres de mama a los que se ha tenido que enfrentar, y que indudablemente han marcado su vida.

SHANGAY ⇒ ¿Tienes muchos altibajos?
ANASTACIA
⇒ Ahora me siento empoderada. Y eso que todavía tengo que pasar una vez más por el quirófano, en diciembre. Siempre busco un momento en que tenga varias semanas libres para ingresarme, y claro, ese es el mejor momento. Mi hermana me dice todos los años “joder, siempre nos pasamos la Navidad en el hospital”. Y yo le contesto “zorra, ¡tengo una agenda muy apretada!” [explota a reír]. Así que cada año por esas fechas nos centramos en mis tetas. Con suerte, la de este año es la última cirugía, y ya dejarán de reducírmelas. Me río porque no me queda otra, y porque aquí sigo… y aún puedo presumir de escote gracias a doctores maravillosos.

SHANGAY ⇒ Siempre derrochando positividad y autoafirmación…
ANASTACIA
 ⇒ No queda otra. Tuve que enfrentarme al cáncer en dos ocasiones, al susto que te provoca y a ir aceptando las transformaciones en mi cuerpo. Nunca me ha importado que sucediera de cara al público, porque nunca me ha preocupado encajar o no. Porque ni he sido nunca lo suficientemente sexy, ni lo suficientemente discreta, ni la guapa tradicional. Y encima, siempre con gafas. Cuando me decían “si te las quitaras podrías pasar por una bibliotecaria sexy”… ¡Uf, calla! No me ponen nada comentarios así, cierro las puertas de inmediato, incluida la de ahí abajo [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Te llevas bien con la nueva Anastacia?
ANASTACIA
 ⇒ De maravilla. Soy como una mujer biónica. Siempre me han llamado Wonder Woman, ahora lo entiendo.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas estar llegando a una edad en la que tal vez, como les pasa a otras artistas, empieces a sufrir prejuicios relacionados con los años que tienes y a lo que te dedicas?
ANASTACIA
 ⇒ No me preocupa nada. Estoy encantada de cumplir cincuenta el año que viene. No pretendo parecer más joven de lo que soy. Cuando empecé, le dijeron a todo el mundo que tenía veintiuno, cuanto en realidad tenía treinta y dos. Curiosamente, esa cara gordita como de jovencita que tenía, y que mantengo, me ha venido muy bien, pero todo lo demás va cambiando, ¡ay, las arrugas en el cuello! Pero lo llevo estupendamente. No soy un objeto sexual, sino una cantante.

 

SHANGAY ⇒ ¿Por qué has titulado el disco Evolution cuando debías haberlo llamado ‘Reaffirmation’ ?
ANASTACIA
 ⇒ ¡Uy, ese me encanta! Pues lo he titulado así porque es un disco que conecta con mis inicios. Es como si hubiera cogido un poco de cada uno de mis tres primeros, eso es Evolution. Me siento tan poderosa como entonces, antes de que el cáncer me debilitara, y he evolucionado hacia esa Anastacia de nuevo, tanto a nivel musical como de escote… Solo ha cambiado que ahora presento a una Anastacia digital y la de antes era analógica. No he pretendido intentar hacer lo que se lleva, no quiero sonar como nadie más. Odio no reconocer a un artista, porque hay tantos que suenan igual…

SHANGAY ⇒ ¿Qué artistas sientes que destacan en la actualidad?
ANASTACIA
 ⇒ Una ya nos dejó, desgraciadamente, Amy Winehouse, una voz que amo. Me gusta la de Adele también, pero no ha habido otra como Amy.


“Siempre me han llamado Wonder Woman, ahora lo entiendo”


SHANGAY ⇒ En tu disco destaca Nobody Loves Me Better, una canción disco soul que bordas…
ANASTACIA
 ⇒ Podría ser una canción de Chaka Khan, es muy old school. De hecho, le iba a pedir que la grabara conmigo, pero mi mánager me dijo que debía presentarla yo sola primero, y ya después ver la posibilidad de hacer un dúo. Porque si llegamos a cantarla juntas, él pensaba que el público daría por hecho que era un tema de Chaka… Tenemos que hacerlo en algún momento.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te gusta tanto sacar a la diva de la vieja escuela que llevas dentro?
ANASTACIA 
⇒ Porque no puedo escapar de esta voz ronca y en cierto modo antigua que tengo. Aunque creo que en este álbum demuestro que es más versátil de lo que pueda parecer de primeras.

 

SHANGAY ⇒ En 2015 creaste tu propia aplicación, A 4 App. ¿Qué pretendías?
ANASTACIA 
⇒ Lanzar un proyecto con el que demostrar mi amor a los fans. Quería que pudiesen votar por las canciones que nunca había cantado antes en directo y que les gustaría escuchar. Empezamos a grabarlas, porque quizá nunca las vuelva a interpretar en mi vida, y pensé que lo suyo sería publicar un disco, incluso le pedí a un fan que diseñara la portada. Ahora voy a recuperar la idea para que elijan las canciones de [su disco de versiones] It’s a Man’s World que querrían que cantase en mi nueva gira. La de presentación de ese álbum la tuve que cancelar cuando me diagnosticaron el segundo cáncer. Para demostrar que no hay cáncer que pueda conmigo, voy a demostrarle que no pienso dejar de cantar las canciones que en su momento no me dejó [risas].


«Estoy encantada de cumplir cincuenta el año que viene. No pretendo parecer más joven de lo que soy»


SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas que el núcleo duro de tus fans esté en Europa y no en Estados Unidos?
ANASTACIA
 ⇒ Mi primer disco se promocionó más y mejor en Europa. Y con el segundo no había manera de que sonara en las radios estadounidenses, nunca sabré quién se enfadó conmigo ni por qué… Cuando grabé el tercero no quise ni que se editara allí oficialmente en un primer momento. Con el tiempo me di cuenta de que se me conoce más por la chica que ha tenido varios cánceres que por mi música. Mis tetas me han hecho más famosas que mi voz allí [risas]. No pasa nada; soy la persona que soy gracias a todas las culturas y países que he podido conocer; si no me hubiera movido de Nueva York habría sido todo muy distinto. Aquí me siento en casa, además, y en Estados Unidos, ahora mismo, ¡no!

SHANGAY ⇒ ¿Dónde vives?
ANASTACIA 
⇒ Pago una casa en Los Ángeles en la que no estoy nunca… Y desde luego no pienso volver hasta que Trump se vaya, o se muera, y nos devuelva nuestro país. Espero que no lo destruya antes.

SHANGAY ⇒ Tú que has participado en varios talent shows como jurado, ¿cómo llevas las críticas que te hacen a ti?
ANASTACIA
 ⇒ Muy bien. Entre otras cosas, porque soy mi peor crítica. Si a alguien no le gusta mi nuevo disco, me parece respetable. No creo que sea el mejor que he hecho; tuve que grabarlo muy rápido y no pude mimar tanto las voces como a mí me gusta, ni meter todos los adlibs que hubiera querido. Pero estoy orgullosa de compartir estas canciones y estas historias que espero que ayuden a la gente a disfrutar más la vida. Y yo, a seguir marcándome retos: soy una auténtica superviviente y me gusta ponérmelo difícil siempre.


EL ÁLBUM EVOLUTION ESTÁ EDITADO POR FOUR EYEZ PRODUCTIONS/POLYDOR/UNIVERSAL.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.