15/10/2019

Gloria Trevi: “Sé que en otra vida fui travesti”

13 julio, 2018

Gloria Trevi no podía dejar de estar presente de alguna manera en el Orgullo 2018. En exclusiva, nos confiesa todos los planes que tenía de cara a esta celebración, que este año no ha vivido en Madrid, como hizo en 2009, cuando incluso participó en el desfile desde la carroza de Shangay. Pero no nos podemos quejar, tiene nuevo single, Que me duela, y muchas ganas de enviar todo su amor, una vez más, a la comunidad LGTB por su apoyo. Este tema es un anticipo del que será su primer álbum de canciones inéditas desde 2011, previsto para finales de año, así que para ella es un momento especial. Después de ver su vídeo, no es de extrañar que afirme orgullosa que en otra vida debió de ser travesti.

SHANGAY ⇒ Después de El amor, la Gloria que vemos en Que me duela es bien distinta…
GLORIA TREV
I ⇒ Es lo que me gusta, ir de un lado a otro, sorprender. Mi trabajo es jugar con los sueños y las fantasías, sacarte de la monotonía. Hay días para estar locos de pasión, y otros para desmadrarse y perrear… Y en esta canción queda muy claro mi actitud: “No quiero buenos días ni despedidas, a lo que vamos es a lo que vamos” [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Eres así de directa en tus relaciones?
GLORIA TREVI ⇒ Sí lo soy en el sentido de que lo dejo claro desde el principio: o todo o nada. Hacer daño a las personas, nunca, pero si me va a doler, ¡que me duela bien! [risas].

SHANGAY ⇒ Visto el rollo vampírico del vídeo, procede preguntar: ¿Cuánto tienes tú de ave nocturna y/o vampira?
GLORIA TREVI ⇒ Más de lo que yo quisiera [risas]. Por mi profesión, casi siempre termino de trabajar de madrugada. Si ha ido bien el concierto, puedes imaginarte cómo tengo de disparada la adrenalina cuando vuelvo a casa o al hotel. Llego, me ducho, me cambio y sigo exaltada gracias al cariño que recibo…, así que es muy normal que se me hagan las seis de la mañana. Y si el concierto no ha ido todo lo bien que me hubiera gustado, me pasa algo parecido, me tiro medio infartada con el drama hasta las tantas [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Entonces tienes mucho de drama queen?
GLORIA TREVI ⇒ Más de drag queen [risas]. Una vez, arreglándome en el espejo, pensé: “Ya sé qué fui en otra vida, una travesti”. Y tuve que ser muy buena, con un gran corazón, y por eso en esta vida nací siendo Gloria Trevi. Pienso mucho en las drags y en las mujeres, porque juntas comandamos la venganza de las hembras.

SHANGAY ⇒ ¿Te sorprende tener que seguir reivindicando el papel de la mujer en la música?
GLORIA TREVI ⇒ Qué cabrón eso, ¿verdad? A mi edad, precisamente, es cuando resulta más importante reivindicar. Porque a los 50 se dice que los hombres están más interesantes, mientras que a las mujeres se nos ve pasadas de moda. ¡Eso no va conmigo y no lo permito! Me encanta disfrutar cada etapa de mi vida, y representar a muchas mujeres de mi edad, y también más jóvenes, que deben dejarse llevar por sus sueños. Una mujer se debe vestir siempre acorde con su energía, con lo que le gusta; es algo que he hecho toda mi vida. Si a los veinte me criticaban por cómo vestía y me daba igual, ¡imagínate ahora! [risas].

SHANGAY ⇒ Queda claro en tu vídeo que lanzas el mensaje “soy una mujer sexy y lo voy a seguir demostrando”…
GLORIA TREVI ⇒ Te confesaré la verdad: a veces me cuesta trabajo sacar ese lado sexy. En el escenario siempre soy la mujer que quiero: más o menos alta, rubia o morena… Es como si me quitara el traje de Clark Kent y me pusiera el de Superman, y estar frente a un gran público me anima a atreverme con todo. Pero en mi vida privada es muy distinto, incluso cuando voy a estudio a grabar, ahí me sale mi yo tímido. Pero el miedo es una bestia que hay que tener dominada.

“Estoy rodeado de hadas madrinas de la comunidad LGTB”

SHANGAY ⇒ En la canción coqueteas sin problema con los dobles sentidos cuando dices cosas como “chupa, chupa”…
GLORIA TREVI ⇒ Totalmente. Es lo que más me divierte de la canción, “chupa, chupa”, “quiero sentirlo duro”… Cuando se publique el remix, todavía lo veréis más claro. Quería jugar con eso porque sé que cuando la escuches con sus amigos siempre te van a divertir con partes así, esas connotaciones animan una fiesta [risas]. Y si la escuchas en privado con tu pareja, puede alimentar vuestras fantasías. Todos podemos ser muchas personas a la vez, por eso yo en el vídeo encarno a siete distintas. La vida es bien corta y hay que disfrutarla, y no debemos coartar nuestros sueños.

SHANGAY ⇒ Lanzaste el single coincidiendo con el mes del Orgullo gay. ¿Un nuevo guiño
GLORIA TREVI ⇒ Es que mi amor por la comunidad es impresionante. De hecho, estoy terminando un tema que quería haber sacado coincidiendo con el Orgullo, porque estoy segura que va a desbancar como himno a Todos me miran. ¡Es buenísimo! No hemos podido llegar a tiempo. Pero como no debería haber un mes del Orgullo gay, sino que hay que celebrarlo todo el año, pues cuando salga la canción volveremos a hacerlo.

“Las mujeres y las drags comandamos juntas la venganza de las hembras”

SHANGAY ⇒ Es un tópico, pero cierto, que lo tuyo con el público gay sigue siendo especial…
GLORIA TREVI ⇒ Fíjate que a las pocas horas de lanzar el vídeo de Que me duela ya había subido un chico su propia versión, con el vestuario calcado y todo. Solo que en vez de un lobo, salía con un perro grande [risas]. Toda la vida la comunidad gay me ha dado mucho, y siempre se lo reconozco y se lo agradezco. ¿Cómo no os voy a apoyar si vosotros me habéis dado de comer, me habéis vestido, pintado y me habéis hecho sentir sexy? Estoy rodeado de hadas madrinas de la comunidad LGTB. ¡Y tenemos tanto en común! Cómo nos han calumniado, difamado, estereotipado…

SHANGAY ⇒ ¿Cómo recuerdas, con la distancia, el momento más complicado de tu vida
GLORIA TREVI ⇒ En su momento, puse una demanda a la cadena que impulsó que me metieran en la cárcel. Yo era una persona que sufrió abusos y maltrato, y buscaron mujeres que habían sufrido lo mismo para que me señalaran con sus testimonios. Con el paso del tiempo se arrepintieron y se han puesto de mi lado; del lado de la verdad, más bien. Es muy triste que la sociedad castigue a mujeres que reconocen haber sido maltratadas y las señale como unas cobardes. Eso, la comunidad gay lo sabe, y que haya ido siempre conmigo de la mano no tiene precio.

¿Con qué diva se queda? ¿Con Madonna, Beyoncé o Jennifer Lopez?

Terminamos nuestra conversación pidiéndole que se decantara por una de estas tres grandes divas, para conocer los porqués de su elección. No hubo manera. “¡Me lo pones tremendamente difícil!”. Así que optó por dar las razones por las que le resulta imposible elegir a una sola.

Madonna

“Admiro muchísimo a Madonna. Cuando antes hablaba de las críticas que reciben las artistas a partir de una determinada edad, pensaba principalmente en ella. No sé cómo puede haber gente que no sabe apreciar cómo lucha, lo fuerte que es. Comete errores, como todos, pero yo me quito el sombrero ante ella; marcó un camino que todas las demás hemos seguido, es una pionera. Nunca he querido imitarla, porque somos muy diferentes, pero recuerdo que en muchos momentos me llamaban ‘la Madonna mexicana’… Es un icono enorme”.

Beyoncé

Beyoncé me encanta. Me identifico mucho con su energía sobre el escenario: nos gusta correr, arrasar, mostrar una actitud bien perra… Y las dos tenemos melenón”.

Jennifer Lopez

Jennifer Lopez es superastuta, un cerebro andante y una gran estrella latina. Me trató superbién cuando fui a ver su concierto en Las Vegas. En ocasiones, en nuestro mundo, las artistas ignoran a las colegas, y ella todo lo contrario. En pleno show dijo “¡Gloria Trevi está en la casa!”, y se quitó la gorra que llevaba para dejarse el pelo suelto [guiño a uno de los mayores hits de la mexicana]. Encima, es muy linda y sencilla en el trato”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.