15/09/2019

Dos violaciones a dos chicos gays y 35 agresiones homófobas: triste balance del Orgullo de Madrid

30 julio, 2018
Léetelo en 2 minutos

Triste, pero cierto. Parece increíble que la homofobia siga existiendo durante los días en los que se celebra la libertad. Pero sí. El Orgullo de Madrid terminó este año con 35 incidentes de odio al colectivo LGTBI en la comunidad de Madrid. El balance es más que negativo: tres agresiones físicas, 12 agresiones verbales, 1 abuso sexual, daños a la propiedad y dos violaciones a dos chicos gays.

Desde Arcópoli informan de que en Rivas-Vaciamadrid apedrearon una luna de un vehículo al ver la bandera arcoíris dentro. Un joven de 18 años fue expulsado de su casa en Parla, tras enterarse de que era gay. Pintadas contra el colectivo, Arcópoli y también contra la alcaldesa, Manuela Carmena, aparecieron en diversos puntos de Madrid como Algete o Torrelodones.

Un local del centro de Madrid fue amenazado con frases que recordaban el ataque terrorista a una discoteca LGTB de EEUU: “Tomate Orlando sodomita frito”. Estos mensajes de odio no se han quedado en meras pintadas, sino que también se han colado en pegatinas repartidas por varios puntos de la Comunidad.

Una de las agresiones más fuertes fueron las dos violaciones a dos chicos menores de 25 años en Madrid el fin de semana del Orgullo. De las dos violaciones, una fue denunciada ante la policía y ya hay varios detenidos, debido a que fue una violación múltiple, y la otra tan solo fue atendida en el hospital. Para Arcópoli les pilla de sorpresa estos últimos altercados: “Nunca habíamos tenido constancia de agresiones sexuales en el Orgullo”.

Arcópoli se queja de la baja tasa de denuncias de estos altercados ya que “seguimos teniendo un gran rechazo a acudir a denunciar, pese a las recomendaciones y a su labor de asesoramiento y acompañamiento”. La asociación cifra en tan solo cinco denuncias las llevadas a cabo de todos esos altercados.

Además, su Coordinador General, Yago Blando, ha declarado: “la visibilidad es nuestra principal arma en la lucha por la igualdad y nadie nos va a intimidar. Seguiremos visibilizando nuestra diversidad y nuestra pluma como libre desarrollo de la personalidad de cada cual. Necesitamos un mayor compromiso de las instituciones para que estos ataques a nuestra dignidad no provoquen ninguna marcha atrás en nuestro empoderamiento, que es lo que buscan”.

Esta situación da una prueba más de la necesidad de continuar reivindicando la diversidad y libertad. La intolerancia se ha apoderado incluso en los días señalados para el colectivo LGTBI, que hasta en sus días de reivindicación sigue siendo víctima de los prejuicios y conservadurismos de la sociedad.

Todas estas agresiones se suman a una lista de los 179 incidentes registrados hasta la fecha en la Comunidad madrileña, cifras similares a las del año pasado. Todo esto apunta a que los incidentes contra el colectivo LGTBI no se reducen y que todavía son insuficientes los progresos sociales respecto a la libertad y diversidad sexual.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.