20/07/2019

La pasivofobia aflora con el ‘puberty challenge’

27 septiembre, 2018
Léetelo en 2 minutos

El concepto de challenge se ha multiplicado en los últimos años y se ha convertido en un requisito indispensable para la gente que desee estar al día en redes sociales. Básicamente, son retos que se viralizan con gran rapidez por plataformas como Instagram, Twitter, YouTube… Pero lo que resulta una actividad divertida puede convertirse en una ofensa si no se utiliza de forma adecuada.

Uno de los últimos challenges más queridos por los internautas es el Thalía challenge, donde la cantante aparece saludando a todos sus seguidores. El vídeo revolucionó las redes con tanta fuerza que varios famosos quisieron emularlo, y hasta la propia Thalía público en su canal de YouTube una canción del mismo. Otro que se sumó a la moda de los challenges fue el recién casado Pelayo Díaz con su ‘Pelandy challenge’. El estilista aparece en su cuenta de Instagram realizando posturas de yoga junto a su ya marido, lo que hizo que varias parejas quisieran imitarles. Algunos de estos retos llegan a ser de lo más absurdo, como el ‘Dele Alli Challenge’, donde una persona debe intentar poner su mano del revés sobre su ojo de manera que parezca un antifaz.

Todos los challenges tienen una carga humorística, pero a veces esta puede ir demasiado lejos. El último challenge que está popularizándose es el ‘puberty challenge’. Consiste en que la persona que lo realice publique una foto suya de 2008 y otra de 2018, de manera que se muestre el cambio físico que ha experimentado en los últimos diez años. Varios ya se han unido a esta iniciativa y alguno que otro ha compartido fotografías que rozan la homofobia.

El meme lleva unos días circulando en las redes sociales. “Nuestras amigas las pasivas | 2008-2018” es un insulto pasivóbofo. Las fotografías están totalmente alejadas del objetivo del reto y son un insulto a la comunidad gay. El tuit es de mal gusto porque ilustra cómo sería (supuestamente) el ano de un pasivo en 2008 y en 2018. Hay que tener cuidado con lo que uno publica en sus redes sociales, porque lo que empieza como un gracioso desafío puede convertirse en una humillación de lo menos acertada.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.