13/10/2019

¿Qué comen los alemanes para estar tan buenos?

30 septiembre, 2018
Léetelo en 3 minutos

Si has estado en BerlínMúnich o Baviera, habrás comprobado que los alemanes, para estar tan ‘ricos’, no solo se alimentan de salchichas, bretzel y cervezas. Si lo hicieran, lucirían la típica barriga cervecera de la que casi todos (excepto los osos orgullosos) intentamos escapar. Los alemanes –aunque muchos no lo sepan– poseen una de las gastronomías más ricas y variadas del mundo, lo que le ha llevado a situarle en el top 5 de los países con más estrellas Michelin: el cuarto, para ser exactos.

Y entonces, ¿de qué se alimentan?

Sobre todo, de mucha comida de temporada: alimentos cultivados en la región y que no pasan por procesos de conservación que lo único que hacen es alterar sabores. Los alemanes son expertos de adecuar sus hábitos alimenticios al calendario, lo que hace que su cocina sea sana y cercana.

Así encontramos numerosas recetas, algunas de ellas herederas de tiempos remotos, como los Maultaschen, una pasta rellena de carne picada y espinacas, especialidad inventada por los monjes en el Medievo y originaria de la región de Baden-Wurtemberg, o el Queso Harzer, un superalimento famoso entre los deportistas por ser rico en proteínas y pobre en grasa. Una delicia de Sajonia-Anhalt.

Así que nada de cañitas…

Son más de jarras de litro que de cañitas bien tiradas, de hecho el Oktoberfest de Múnich es uno de los mayores festivales dedicados a la exaltación de la cerveza. Pero también cuentan con un excelente cultivo vinícola, que suma 13 denominaciones distintas. Y existen numerosas rutas enológicas para que hagas deporte mientras vas empinando el codo (con moderación, se supone).

Ich mag deinen Spargel

Ya, suena algo morboso, pero traducido también: los alemanes son unos auténticos fanáticos de los espárragos, así que prueba a decirle a alguien que te gusta el suyo…, a ver si cuela. Esta planta de doble vida (la enterrada y la que sale a la luz) es uno de los pilares de la gastronomía germana. No sabemos por qué les gusta tanto este vegetal, pero así es, y es muy fácil encontrarlo en un montón de platos, como guarnición (acompañando a carnes y pescados) o como delicia principal acompañados con patatas hervidas, jamón cocido o ahumado y salsa holandesa, o simplemente mantequilla derretida.
El espárrago es rico en minerales, oligoelementos y vitaminas, aporta solo 20 calorías por 100 gramos y combina a la perfección con una cocina ligera y una forma de vida saludable.

Ha nacido una estrella

Bueno, en realidad más de 300. Estrellas. Michelin, para ser exactos. Tal vez no lo sepas, porque la última vez que fuiste a Berlín fue para asistir a una FickstutenMark y no tuviste tiempo de mirarlo, pero Alemania es el cuarto país con más galardones gastronómicos del mundo. La alta cocina alemana ha evolucionado de un modo dinámico, y sus cocineros son reconocidos por estar sentando las bases de una nueva manera de cocinar, utilizando productos regionales siempre que se pueda, y obteniendo lo mejor de otros países cuando se precise. El resultado es una cocina innovadora, arriesgada y sorprendente, aunque todavía poco conocida. ¡Así que ahora ya sabes por qué Michael Fassbender y Thomas Wlaschiha están tan buenos!

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.