21/04/2019

Relatos gays de fin de semana: ‘Arrodíllate y hazlo’

10 noviembre, 2018
Léetelo en 1 minuto

Trágate todo lo que te tengas que tragar y utiliza esa boca que tienes, esa lengua que tienes, esos dientes que tienes.

Arrodíllate y hazlo. Clava las rodillas en el suelo y dale al otro ese placer inmenso que espera. Usa esa boca como sabes hacerlo y, por una vez, se capaz de llevar al otro al éxtasis del placer, al orgasmo del gusto.

Arrodíllate y hazlo. No te excuses en que él ya lo sabe. Justo por eso, arrodíllate y, cuando menos se lo espere, se capaz de hacer crecer en el otro ese sentimiento placentero que nace de dentro y que aflora a través de la piel.

Arrodíllate y hazlo. Lleva a cabo esas seis letras. Pon todo tu empeño en hacerlo bien y dale el gustazo. Desde la campanilla hasta la punta de la lengua, demuestra que eres un experto y, haciendo un acto de humildad, hazlo.

Ya verás como hasta tú notas el placer de hacerlo. Por una vez, arrodíllate y hazlo. Hazlo.

Arrodíllate y pide perdón. Sé que llevas todo este rato pensando en hacerlo, así que ahora no te detengas. Es solo cuestión de práctica y, como en todo, cuando más lo practiques, mejor te saldrá.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.